Eventos sísmicos, ballenas, el Sol y la Super-Luna

marzo 14, 2011

Fuente:

NewsGuy

The Right Perspective

Traducción: Trinity a Tierra

California podría ser la siguiente en la cola en sufrir un terremoto devastador, si analizamos la reciente historia de actividad geológica masiva  otros indicadores que se repiten naturalmente.

Los terremotos son un elemento de este mundo que ayudan a desatar eventos sísmicos que ocurren miles de millas más allá, algunas veces incluso meses más tarde. Horas después de que Japón sufriera un devastador terremoto de 9.1 el pasado viernes, erupcionó un volcán en la parte este de Indonesia, por ejemplo.

El terremoto japonés es sólo el último de una serie de eventos geológicos gigantes. Mirando atrás, una sucesión de grandes terremotos han tenido lugar durante los últimos 18 meses. El 21 de febrero, Nueva Zelanda sufrió su peor desastre natural en 80 años cuando un terremoto de 6.3 golpeó Christchurch, matando a más de 200 personas y causando enorme devastación. La misma región ya había sido golpeada por otro terremoto de 7.0 meses antes en Setiembre de 2010.

Chile ha sido afectado recientemente por enormes terremotos.

En el otro lado del Pacífico, Chile fue golpeado por un terremoto de 6.8 el 11 de febrero, dejando a miles de personas en la calle pero causando poco daño. Casi exactamente un año antes, el 27 de febrero en 2010, el país fue golpeado por otro terremoto de 8.8 que duró más de 3 minutos y se convirtió en el sexto terremoto más grande registrado en todos los tiempos. El terremoto desató un tsunami, que destruyó algunas ciudades costeras en el sur-central de Chile  y causó daños en el puerto de Talcahuano.

Leer el resto de esta entrada »


Urgente: el agua de mar puede acabar con el cólera en Haití

noviembre 25, 2010

Os ruego a todos distribuir este mensaje para ver si alguna organización que VERDADERAMENTE NO TENGA ANIMO DE LUCRO, asociaciones religiosas, ciudadanos de cualquier parte del mundo que puedan actuar directamente allí o haitianos concienciados, son capaces de hacer llegar este sencillo mensaje a la población para que TOME LO QUE ES SUYO Y PONGA FIN A LA MASACRE DE SERES HUMANOS EN HAITI.

Publicado por Pedro Pozas Terrados en Defensor de la igualdad

OMDIMAR PIDE A LAS AUTORIDADES DE HAITÍ Y A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL, EMPLEE AGUA DEL MAR PARA ERRADICAR LA EPIDEMIA DE CÓLERA DESATADA EN ESE PAÍS.

Omdimar, una Asociación Internacional de Oasis y dispensarios marinos, lamenta profundamente las muertes por la Epidemia por Cólera desatada en Haiti y en concreto entre los damnificados del terremoto que asolo Haiti y que se está extendiendo por la capital y otras localidades ocasionando decenas de muertos.

Esta organización conoce los trabajos de Rene Quinton en profundidad y como el agua de mar tiene propiedades inmensas en la salud de las personas, como así lo demuestran los dispensarios marinos abiertos en Colombia y Honduras y cómo tomando directamente tres vasos diarios de agua de mar, desaparece la desnutrición y otras enfermedades.

El cólera según sus responsables, es una infección intestinal aguda, grave, que se presenta con evacuaciones diarreicas abundantes, con vómitos y deshidratación que puede llevar al enfermo a acidosis y colapso circulatorio en el término de 24 horas y en los casos no tratados puede llevar a la muerte como está ocurriendo en Haití. La pérdida de agua por heces puede llegar a ser de más de 15 litros por día, ocasionando una deshidratación muy severa que puede matar al enfermo por choque hipovolémico y desequilibrio electrolítico y ácido base.

Estas diarreas llegan a desmineralizar al organismo. Por eso una aportación muy importante es el AGUA DE MAR que contiene todos los minerales y oligoelementos de la tabla periódica de Mendeliev, que pasaría a reponer esa pérdida de minerales y a alcalinizar el medio acidificado al ser el AGUA DEL MAR un elemento puramente orgánico y alcalino con un ph. 8.4. (Donde hay oxígeno y alcalinidad no puede haber ninguna clase de enfermedad ni cáncer. Otto Warburg premio Nóbel por la respiración celular 1931).

Al mismo tiempo y según Omdimar, por vía intravenosa el agua de mar supone una transfusión de “sangre” ya que el agua del mar tiene las mismas propiedades que la sangre de los vertebrados superiores. (René Quinton 1897). Así también lo dejó demostrado en los heridos de la primera guerra mundial (1814) transfundiéndoles agua de mar hipertónica cuando se terminó el suero fisiológico y el suero sanguíneo en plena batalla o la realizada a varios perros en el año 2003 en la Universidad de La Laguna (Tenerife).

“El agua del mar no solo aporta los minerales que se pierden con las diarreas, sino que también es un alimento celular por medio de sus nutrientes que dan la fuerza biológica a la célula para que se oponga a toda clase de enfermedades, no solo al cólera”, dice Pedro Pozas Terrados, portavoz de prensa de Omdimar.

Según Paco García-Donas su Presidente, una forma de empezar inmediatamente a utilizar el agua de mar en Ahití es la instalación de depósitos de diez mil litros de agua de mar en decantación en lugares estratégicos de la ciudad y hospitales, para ser utilizada por los voluntarios tanto religiosos (focolares, camelistas, caritas,etc.) como civiles, militares y autoridades sanitarias oficiales.

Ya en el verano de 1912 René Quinton erradicó la epidemia de cólera que asolaba a El Cairo solo con inyecciones de agua de mar.

El agua de mar, según Pedro Pozas, es gratuita, no se tiene que traer de ningún lado y se puede recoger directamente de la costa sin costos.

Pozas pide que se lo hagan saber a las Autoridades de Haiti y a las ONG que operan allí. Lo han intentado en varios organismos y Organizaciones, sin respuesta. Ya no solo para evitar que se extienda el Cólera y pararlo, sino también por la desnutrición existente ante la falta de alimentos y otras enfermedades.

Asociación OMDIMAR

Oasis Marinos y Dispensarios

Asociación OMDIMAR

Oasis Marinos y Dispensarios

http://www.oasisydispensariosmarinos.com

Prensa: Pedro Pozas Terrados

nautilusmar@yahoo.es

Teléfono: 678 708 832

Presidente: Francisco García-Donas

pacogarciadonas@hotmail.com


Todos estamos conectados unos con otros, y Haiti es una parte de nuestro cuerpo cósmico.

enero 20, 2010

Todos estamos conectados unos a otros; esa es la la realidad. Una tragedia como la de Haiti donde tanta gente muere, sufre y lucha por sobrevivir lleva una parte de nuestro espíritu-mente colectivo a aquel lugar, nunca antes visitado por los pies, pero que ahora conocemos con el corazón que ha volado tantas veces allí desde que se produjo el terremoto. Todos esos anuncios y noticias sobre la catástrofe y las desgracias que se suceden en Haiti nos hacen sentir culpables, incluso después de haber donado lo que podemos, porque quisiéramos hacer más; quisiéramos haber podido evitar la catástrofe, especialmente cuando sabemos de qué manera completamente consciente y deliberada se produjo este terremoto a todas luces causado, como muchas otras catástrofes, por tecnología HAARP.

Lo ” sabíamos ” ya antes de tener la certeza y las pruebas y los indicios y la clara definición de la estrategia premeditada. Lo ” sabiamos ” porque nuestro cuerpo conectado a la isla nunca antes visitada nos alertó de que la Tierra, y sus leyes naturales, no eran quienes se cebaban con un pueblo pobre, miserable y arrasado por la desgracia durante tantos años. Ni la Tierra, madre cariñosa, generosa y adorable, ni Dios tienen esas ” manazas ” desconsideradas y odiosas que nos permiten intuir desde lejos la mano del Hombre; ¿del hombre? ¿o del monstruo en que se ha convertido algún que otro hombre?. La Tierra avisa y avisa con tiempo porque nos ama más de lo que podemos imaginar.

Viajar a Haiti todos en tropel, algo ya dificil de lograr, no ayudaría mucho porque no sólo se requiere llevar ayuda, sino también limpiar el terrible destrozo, evitar pandemias, llevar agua que sea suficiente para todos. Sin embargo, sí podemos hacer algo maravilloso desde cualquier lugar del mundo y del universo. Podemos llevar nuestro amor infinito desde donde estemos para que la desesperación no se extienda y quién pueda vivir, viva. Podemos llevar oraciones desde nuestro corazón conectado directamente a la isla nunca antes visitada para que aquella gente pueda reponerse pronto con el amor de los demás y pueda construir algo parecido a un futuro. Podemos intentar llevar nuestro deseo de paz y amor auténticos para que los invasores no tengan lugar alguno donde quedarse, ni donde esconderse, ni en la isla nunca antes visitada, ni en ningún lugar de este planeta.

Que se vayan. Que se vayan. Que perezcan. Que desaparezcan. Que vuelvan al agujero del tiempo y odio del que esa basura salió y que jamás puedan encontrar un soplo de aire en esta Tierra que les permita seguir vivos.

Ese es mi deseo para Haiti y su gente.