Masaru Emoto: una oración de amor y gratitud por Fukushima

abril 1, 2011

Supongo que todos conoceréis el maravilloso trabajo de Emoto fotografiando y cristalizando gotas de agua sometidas a distintas vibraciones, emociones y pensamientos. Quien no lo conozca debería hacerlo de forma inmediata para entender cómo fluye la información en el agua que forma parte de nosotros, de toda la materia viva y en la Tierra 3D y explica por qué una mala palabra puede enfermarnos y una palabra maravillosa acompañada de un pensamiento acorde a ésta, puede hacernos más bellos, más seguros de nosotros mismos, más felices.

He recibido esto en el correo y no quiero dejar de transmitirlo porque me sumo a ello inmediatamente y sin dudarlo.

Abrazos  a todos

Carta del Dr. Masaru Emoto

27 de marzo de 2011

A todas las personas del mundo

Les ruego que envíen sus oraciones de amor y gratitud al agua de las centrales nucleares de Fukushima (Japón)

Debido a los fuertes terremotos de magnitud 9 y a los surreales y fuertes tsunamis, todavía hay desaparecidas más de 10.000 personas… incluso hoy día… Ya han pasado 16 días desde que ocurrió el desastre. Lo que agrava la situación es que el agua de los reactores de las centrales nucleares de Fukushima comenzó a tener fugas y contamina el océano, el aire y las moléculas de agua de las zonas circundantes.

La sabiduría humana no ha podido hacer mucho para solucionar el problema, dado que sólo intentamos calmar la cólera de los materiales radioactivos vertiendo agua sobre ellos.

¿Realmente no hay nada más que hacer?

Pienso que sí hay algo más que hacer. Durante los veinte años que llevo investigando la técnica fotográfica de cristales de agua y de medición hado, he sido testigo de que el agua puede volverse positiva cuando recibe la vibración pura de la oración humana sin importar la distancia. La fórmula de la energía de Albert Einstein, E=MC2, realmente significa que la Energía es igual al número de personas y al cuadrado de la conscienca de las personas.

Ha llegado el momento de comprender el verdadero significado. Unámonos todos en una ceremonia de oración como conciudadanos del planeta Tierra. Me gustaría pedirles a todas las personas, no sólo de Japón, sino de todo el mundo, que nos ayuden a ¡buscar una salida a la crisis del planeta!

La manera de hacer la oración es como sigue:

Nombre de la ceremonia:

«Envíemos nuestros pensamientos de amor y gratitud a todo el agua de las centrales nucleares de Fukushima»

Día y fecha:

31 de marzo de 2011 (jueves)

12:00 del mediodía de cada huso horario

Ruego que pronuncien la siguiente frase:

“Agua de la central nuclear de Fukushima, sentimos hacerte sufrir. Perdónanos. Te damos las gracias y te amamos».

Díganlo en voz alta o mentalmente. Repítanlo tres veces mientras mantienen las manos juntas en posición de oración. Les ruego que expresen una oración sincera.

Muchas gracias de corazón.

Con amor y gratitud,

Masaru Emoto

 

Otra manera de enviar ayuda a Japón y a toda la Humanidad

Queridos amigos,

Tengo otro favor que pediros.

Desde anoche empezamos a reunirnos entre amigos a las 21h en Japón para orar y meditar.

Creo en el poder de la meditación y la oración.

Es la forma más fácil y más poderosa para conectarnos a todos.

Hay dos puntos en los que nos podemos enfocar. En primer lugar, NO nos centramos en la desdicha personal. Nos centramos en sanar a toda la humanidad, en toda la existencia y todo el planeta Tierra. En segundo lugar, nos centramos en transformar la ultranegativa energía radiactiva en la ultrapositiva energía del amor .

La energía no se destruye, pero puede transformarse.

En la práctica, esto es lo que hacemos: en primer lugar, abrimos nuestro corazón. A continuación, visualizamos a la Tierra cubierta con luz dorada que entra en toda existencia individual hasta que la Tierra comienza a brillar por sí misma, y rezamos para que una sustancia de hielo azul enfríe el reactor nuclear y lo convierta en la cosa más bella que cada uno pueda imaginar. (¡Un amigo lo transformó en una hermosa rosa roja!)

Podéis hacerlo de otro modo, pero es importante centrarse en lo mismo a cada momento.

Incluso si no cree en ello, por favor, inténtalo. Quedan muy pocas cosas que se puedan hacer y una de las mejores es ésta.

No sé cuánto tiempo nos queda, pero como dijo Martin Luther King: “Aunque el mundo se fuera a acabar mañana, todavía hoy plantaría un árbol”. Y esta es mi manera de plantar el árbol. Por favor, únete a nosotros!

Me dicen que ahora mismo me vaya del país o hacia el sur de Japón. Pero siento que estoy en el lugar adecuado en el momento adecuado.

Por favor, envía la convocatoria de esta oración/meditación a tus amistades. ¡¡Gracias!!

Con amor,

Megumi (desde Japón)