Conferencia de Salvador Freixedo en Congreso Ciencia y Espíritu 2010

Perteneció por 30 años a la orden de los jesuitas. Estudió Ascética en Canadá y Psicología en Estados Unidos. Es autor de más de 20 libros de temática diversa. En la ovnilogía del 2010, de la que la ciencia oficial lo ignora todo, y que no se parece en nada a la de los años 60, podemos encontrar la explicación más lógica y profunda de los muchos misterios de la vida.

Se puede hablar más alto sobre extraterrestres, 11S, raptos de niños, manipulación mental, abducciones, illuminati, los “dioses”, el origen de las religiones, etc etc etc. pero más CLARO, es I M P O S I B L E.

Anuncios

60 Responses to Conferencia de Salvador Freixedo en Congreso Ciencia y Espíritu 2010

  1. iflywithyou dice:

    Todo un personaje Salvador,cachondo total (como debe ser una persona para aguantar según que cosas al intentarlas transmitir a todos).

    Un saludo a todos los brothers and sisters.

  2. aresvivalt dice:

    ¿Cómo podremos devolverles todo lo que estas personas Jimenez del Oso, Freixedo, Faber Kaiser han legado al conocimiento emancipatorio, el conocimiento que puede servir para “espabilar” a las personas (aquí en España) en caulquier momento?

    Precisamente estos días he estado escuchando grabaciones que me he bajado de Jimenez del Oso sobre las piramides. Hay tanto rigor, tanta honestidad intelectual, tanta valentía en el trabajo de J. del Oso, Frexiedo, etc…

    Y,sinceramente, en mi opinión, no hay color con las nuevas generaciones que hoy día alcanzan los medios de comunicación masiva, que tienen el privilegio de ser referentes de opinión en estos temas. Hablo de los “iker” por ejemplo.

    Llega a ser vergonzoso lo “light” y políticamente correctos que son estos figurines. Que juegan con la bervorrea del “la nave del misterio”; “tenebroso”; etc… para no decir nada. Que llenan minutos de cabeceras de musicas peliculeras, que dedican mínimos minutos a asuntos profundos, que traen a cientifistas que son científicos, que lo primero que hacen es ignorar los temas sobre los que opinan…..

    Patético. Escuchando a Freixedo, queda preclaro que no todos los que están son.

    Es magnifica su disertación, si se le dedica tiempo de reflexión a estos asuntos, cuando escuchas a Freixedo comprendes la tremenda exactitud y diagnóstico en estos temas. De todos los pensamientos que se puede llegar a elaborar en estos temas, lo que aqui comunica es sin duda, pura miel para orientar las reflexiones que cada una/o hagamos.

    EN memoria de J. del Oso, cohetaneo de Freixedo. Aquí fragmento de un monográfico que hizo J. del Oso sobre las pirámides de Egipto. He visto y oido muchos programas de radio, documental y de TV sobre las pirámides. Pero sin duda, este es uno de los mejores documentos que tratan sobre el tema. Disfrutemos del “dardo” en la palabra que manejan estos Maestros:


  3. sigro dice:

    genial aresvivalt, este es un gran video de j. del oso,

  4. bathorysworld dice:

    josemiguele, isontonomia…

    Sobre la quedada en Barcelona, os confirmo que mañana domingo estaré en frente del Hotel Arts a las 8:30, espero no quedarme dormida.. 🙂

  5. mujertodoterreno dice:

    He escuchado en varias ocasiones a Freixedo y aunque aquí dice cosas que ya antes ha comentado, siempre es una verdadera delicia oirle. Es muy muy simpático y ameno para contar todo lo que sabe.

    Pero de este vídeo los últimos diez minutos más o menos son sencillamente preciosos. Cuando nos habla del Dios en el que cree.
    Eso me recordó este espectacular vídeo que dejo a continuación para compartir con ustedes

  6. alasdeoso dice:

    sobre los planes de la oscuridad, al parecer estan amenazando a los paises con deudas (como España o Portugal) con la dictadura!!! a menos que se atengan a sus politicas economicas

    vaya caraduras

    http://fahrenheit2012.wordpress.com/2010/07/03/la-union-europea-amenaza-con-la-dictadura-a-espana-grecia-y-portugal/

    saludos

  7. perseusvsmedusa dice:

    Muy bien dicho, aresvivalt.

    Estoy totalmente de acuerdo. Investigadores de la verdad como Freixedo (al que admiro como el que más), Jiménez del Oso o Andreas Faber Kaiser fueron auténticos. Hombres valientes que no debían cuentas a nada ni a nadie, a los que no importaban que tacharan de locos o de peligrosos y que siempre decían lo que pensaban. Y por suerte para nosotros sabían muy bien de lo que hablaban y lo hacían con gran audacia e inteligencia. Es importante que os bajéis sus audios, vídeos y libros para comprobar que de lo que hablaban está ahora más de actualidad que nunca.

    Esto hoy ya no existe en España, donde yo sólo salvo a Miguel Blanco, al que echaron de RNE por denunciar el escándalo de la colza (igual que Andreas, al que amenazaron y se sospecha que eliminaron). Desde luego Íker Jiménez representa lo peor de lo peor con diferencia (sería como la Belén Esteban del misterio), también me ha defraudado mucho Bruno Cardeñosa, que ha demostrado cada vez más aliarse con la “prudencia”, lo políticamente correcto y el sistema, en definitiva. Ahora resulta que lo que que diga cualquier científico (si está pagado por el poder mejor) va a misa (nunca mejor dicho),que todo de lo que se hablaba antes ahora ya no vale, y que los que creen en extraterrestres o en illuminati son conspiranoicos. Supongoq ue creer en el más allá también acabará siendo conspiranoico a este paso.

    En este país ya no quedan investigadores de verdad, los poquísimos que valen o no tienen acceso a la gente o lo tienen muy limitado, en programas a las tantas de la madrugada, en alguna revista muy especializada o en internet. Y los que menos valen son los más conocidos. Aunque ya no hay debates como antes, ni se discute sobre nada que no sea estúpido o insignificante.

    En habla española, destacaría a Adriá Salbuchi de Argentina y a Jaime Maussan de Méjico. Bajaos los programas de Jorge Suárez (Radio OVNI) y de Miguel Blanco (Espacio en Blanco).

  8. larsporsena dice:

    Amigos, Iker Jiménez encontró un buen chollo para no decir nada, para no hacer nada, para regalarse con unos buenos viajes pagados “en busca de la verdad y del misterio”. jajajajaj Que mundo de golfos sodomizados por el becerro de oro.

  9. pepepacorro66 dice:

  10. motion21 dice:

    No ha dicho nada que ya no conozcamos. Todo especulación y sin pruebas.

  11. trinityatierra dice:

    larsporsena,
    en una palabra, la generación que vivió la censura no tenía tantas ganas de auto-censurarse como esta. La clave está ahí, hay mucha más auto-censura en las mentes de las personas de esta generación y menos amor por la palabra y la libertad. Esa es una de las dificultades más grandes a la hora de tratar de invertir la tendencia.
    He de decir que me gusta mucho más este Freixedo que el de hace unos años, precisamente por lo que dice al final. Sabe que, aunque sepamos ya cual es el origen de las religiones, de todas, tenemos que apoyar a los cristianos de aunténtica fe porque son un bastión importante contra las fuerzas en la batalla final. Ese es mi punto de vista exactamente y por eso siempre he respetado y cuidado a los cristianos de este foro. Porque nuestro enemigo es absolutamente el mismo y porque la destrucción de valores que se está llevando a cabo (a la “carrera” porque a quien llaman Satanás le queda poco tiempo) son valores cristianos también pero que han servido de cohexión fundamental de las personas, las familias y las sociedades cuando la gente entendia mucho mejor de lo que lo entiende ahora que la parte espiritual de la existencia es fundamental, que el enemigo del hombre está entre nosotros y que la agenda para aniquilarlo espiritualmente (al hombre) está en marcha. Así que celebro enormemente que Freixedo haya entendido este punto tan importante.
    Escuchar a una persona que no practica la auto-censura, que ama la libertad y que ha dedicado su vida a la investigación propia y a cuestionarse las cosas es un auténtico festín para el alma y la mente.
    Recomiendo a quien no haya visto la conferencia que lo haga.
    Un abrazo,
    T.

  12. sigro dice:

    ya la he visto. este hombre es uno de los grandes, es una lastima que solo dure 80 m., freixedo tiene para horas y horas.
    a mi me ha quedado el tema de los “dioses” zoomorfos, (reptilianos u de otra indole) y el hecho de que tenian relaciones sexuales con hembras humanas. al contrario de lo que opina J. Maxwell, que dice que el no se imagina un reptil haciendo el amor con una mujer, yo si lo creo. este video ya lo colgue aqui una vez, a partir del min. 8’40”.

  13. unoconeltodo dice:

  14. basajaunottawa dice:

    No me puedo resistír…

    Mi grán amigo Freixedo!

    En resumen:

    LA VIDA ES UN MILAGRO.

    Mi reino no es de ESTE mundo. (Cristo en Jesus).

    Gracias por el video…

  15. mickeylamar dice:

    burugogorrak gara txo!!!!!! ¿asmo hutsetan bizi gara?

  16. basajaunottawa dice:

    El poder del dios de ESTE mundo es muy grande, no tenemos NADA que hacer (lo he dicho nuumerosas veces), sólo a traves de Cristo podemos alcanzar la libertad, la VIDA, y dejár atrás este mundo/reino de injusticias, trúcos, teatralidad.
    Preguntas si vivimos en un proyecto fallido?

    Fallido en la medida que séa destruido, mientras tanto el proyecto es todo un éxito, hacen TODO aquello que quieren hacer con nosotros.

    Saludos Mickey.
    Y ya si…
    Agur!
    Ikusi arte.
    No perdais nunca la ilusión por la vida…en ESTA vida es facil perderla en algun momento, pero la VIDA de verdad, es una constante ilusión trás otra, donde todo es posible.
    Donde el amor es una constante, esa sensación tán maravillosa de sentirte bién con todo el mundo.

  17. xaviledesma dice:

    Si uno es una forma , también lo serán el mundo y Dios.
    Si uno no es una forma ¿ quién y cómo podrá verse su forma ?.
    ¿ Es que el ojo y el objeto que está viendo pueden ser de naturaleza distinta ?
    El Ser ,el Ojo, es el Ojo ilimitado.
    Ulladu Narpadu.

    Cuando el ojo que ve es el del cuerpo, entonces lo que se ve son formas toscas.
    Cuando a ese ojo se le ayuda con unas lentes, hasta las cosas invisibles toman forma.
    Cuando el ojo es la mente, entonces se ven formas sutiles.
    Por eso el ojo que ve y los objetos que se ven son de la MISMA naturaleza . Es decir cuando el ojo que ve es una forma por sí mismo, no ve más que formas, pero ni el ojo físico ni el de la mente tienen la capacidad de ver por sí mismos.. porque el Verdadero Ojo es el Ser y como no tiene forma alguna al ser pura Consciencia Infinita, la Realidad , no ve formas.

    El Ser resplandece sin cesar y si no lo puedes ver es porque tu mente lo ha oscurecido o fragmentado, lo que se ha de hacer es controlar tu visión.
    Se tiene que dejar de observar todo con el ojo de la mente , porque ese ojo sólo puede ver lo que la mente proyecta ante él.
    Si se quiere ver con el Ojo del Ser, desconecta el proyector de la mente y entonces el Ojo infinito del Ser revelará que el Todo es una Unidad indivisible.

  18. aresvivalt dice:

    …..01000100101síntesis001de111Salfate0.0001010010Que010100patéticos0100101010sinvergüenzas01010010100101010no01010me01001provoca010101001ni0101001risa010101. Por cierto, aquí otro ejemplo, mas quisiera muchos renombrados periodistas tener la humildad que tiene este Salfate para hablar claramente y sin “trajecitos” ni “corbatas” de hombres serios, académicos, científicos,…me encanta, con su panza cervecera, su camiseta simple….chapó. No hay mas, simplemente libertad de expresión sin una micra de tener que defender un prestigio ante “ninguna comunidad científica” porque dicha comunidad cvientífica no existe. SOlo existen “CÁRTELES” y “Baticanos”, compuesto por una panda de mediocres, pretendiendo controlar que es verdad oficial y espiritualidad oficial. ¡¡¡que se jodan¡¡¡.

    ¿Sabeis que les digo?…¡¡¡¡a mamarla¡¡

  19. atlantictimes dice:

  20. unoconeltodo dice:

    Yo veo hoy el blog (3l foro), como para contar una visión que tuve en mitad de la noche con unos cuatro años de edad. Recuerdo. Y sé que no fué un sueño.

    […]

  21. unoconeltodo dice:

    xaviledesma,
    supongo que serás el mismo xavi que escribió https://trinityatierra.wordpress.com/2008/10/17/la-verdad-sabe-mejor-mucho-mejor/#comment-16217 por aquellas fechas.
    […]

  22. xaviledesma dice:

    Desde hace dos años siempre he utilizado mi nombre.
    No sé a que te refieres .
    Trinity misma confirmó que se había tomado un descanso en el mismo post, Oct 28- 6.27 pm. ???

  23. unoconeltodo dice:

    En fin…¡que si! ¡que si! “la verdad sabe mejor, MUCHO MEJOR”
    https://trinityatierra.wordpress.com/2008/10/17/la-verdad-sabe-mejor-mucho-mejor/#comment-16217
    La de detrás del espejo, la de detrás de la pantalla y la de uno mismo… SOBREMANERA ¿?.
    […]

  24. bathorysworld dice:

    Sobre la quedada en Barcelona, finalmente estuvimos sólo tres ¡aunque ya es algo!. Creo que era la más reacia o con más dudas a la hora de quedar pero sin duda ha sido una experiencia muy positiva. Tanto isontonomia como josemiguele son gente muy maja, mucho, y me he sentido muy agusto. Además, especialmente en mi caso que soy la que menos he investigado sobre estos temas, al hablar cara a cara se accede a la información de forma más completa, e incluso se amplia, y se eliminan problemas de malas interpretaciones porque notas si te están entendiendo o no, si al otro le está sentando mal,etc.

    Espero que a la próxima os animeis a venir más y ¿por que no? se podría hacer lo mismo en otros puntos de España.

    Isontonomia y Josemiguele, gracias.

  25. xaviledesma dice:

    De aquellos días , rescato éstos dos comentarios, que en la distancia siguen teniendo vigencia.
    Hemos recorrido un largo camino., o corto.. y ella sigue como cuando la conocí, sin permitirse el desaliento con todas las trabas que le han puesto, que son muchas , y algunas muy graves.
    La felcito por ello y como entonces , sigue teniendo mi apoyo incondicional.
    En mi caso, y quizás se deba a mi larga trayectoria, ahora si me pregunto si valió la pena, pero sí, si valió y vale la pena, y mucho ….

    xaviledesma dice:
    Octubre 29, 2008 en 12:26 pm
    Trinity
    Es muy posible que al final te canses y te preguntes si todo esto mereció la pena.
    ¿Te acuerdas de aquél que predicaba en el desierto?
    No obstante espero que no sea así. Desde aquí te envío mi apoyo.
    Un afectuoso abrazo.
    Xavi

    00Rate This
    trinityatierra dice:
    Octubre 29, 2008 en 1:27 pm
    Xaviledesma,
    ya he pasado también por ello,:-) pero decidí que sí mereció la pena y ahora todos sabemos que hay mucha gente que se pregunta lo mismo que nosotros. Eso, haga lo que haga yo, siempre estará ahi. Muchas gracias por el apoyo.
    Un abrazo,
    Trinity

  26. mickeylamar dice:

    basajaunotawa, la pregunta era la siguiente,¿vivimos de puras ilusiones?

    El hombre no vive de otra cosa que de religión o de ilusiones.
    (Giacomo Leopardi)

    creo que uno de los mayores retos de la humanidad es el ser conscientes de que la vida es pura ilusión, entender esto y ser consecuente con ello, implica mucho sacrificio para asimilar información y entender conceptos, y por como nos tienen sometidos bajo el miedo y el control mental y es que es más dificil romper las cadenas cuando no se ven, el condicionamiento mental o control mental incluso aborregamiento mental es el pan nuestro de cada día y es muy dificil abstraerse de el, los medios nos bombardean y dirigen a las sociedades por donde quieren, el pan y circo de los romanos funciona hoy en día, esta frase explica muy bien lo que quiero decir.

    Prefiero pasar por necio o estúpido, con tal de que mis faltas me den placeres o ilusiones, que ser sabio a rabiar.
    (Quinto Horacio Flaco)

    curiosa cuando menos la frase,pero para mi sigue siendo una realidad que espero cambie con el paso del tiempo, pero miro lo que escribo, y me pregunto
    ¿que es la realidad?¿que es el tiempo?
    pues pura ilusión. ¿que opinas basajaunotawa?
    mila esker eta agur bero bat.

  27. xaviledesma dice:

    xaviledesma dice:
    Septiembre 28, 2008 en 9:06 pm
    Argumentaciones sin fin sobre relatos supuestamente históricos y otros que no lo son. ¿Realmente hay un fin para todo esto?

    Uno dice una cosa basandose en lo que dijo otro , a su vez ese otro lo dice basándose en unos textos o tradiciones que otro dice que han estado manipulados, es el cuento de nunca acabar y que además nos mantiene en la más absoluta ignorancia y oscuridad espiritual.

    La Biblia también indica : Mantente en silencio y sabe que YO SOY . ¿ porqué no seguimos este camino ? ¿ Acaso nos da miedo ?
    Estoy convencido que en nuestro interior están todas las respuestas, lo que pasa es que preferimos seguir jugando en este mundo de ilusión , a ver quién la dice más gorda si con eso nuestro ego se infla cada vez más.
    No hay respuestas válidas y auténticas en el exterior. ¿ Alguien puede refutar esto?

    Sólo un compromiso firme y decidido de buscar las respuestas por nosotros mismos a través de la autoindagación, nos sacará de la confusión y el sufrimiento que mantienen al ego como dueño y señor de esta “realidad” ilusoria.

    Saludos.

  28. unoconeltodo dice:

    xavi,
    no nos confundamos. Yo me dirigí a ti directamente, no a ella. “y ella sigue como cuando la conocí, sin permitirse el desaliento con todas las trabas que le han puesto, que son muchas , y algunas muy graves.
    La felcito por ello y como entonces , sigue teniendo mi apoyo incondicional”. No metas a nadie.¿?.

    bathorysworld…
    Corrígeme si me equivoco, pero creo que llevas poco tiempo por aquí (por el foro). Así que bellavistaclubsocial el que propuso la quedada no asistió. Y sólo fuísteis tres. Isontonomía, josemiguele y tú. Josemiguele ex-Kronomen, que lleva por aquí (escribiendo) cosa como tres semanas, isontonomía como un mes y medio y tú que llevarás una semana. Que pena. Yo desde Asturias…como comprenderéis. Y eso que estaba llenito de BCNS.

    ¡¡¡Que alegría el poder haber estado con vosotros!!!. La misma que habréis sentido vosotros/as.
    Mis bendiciones para los tres.

  29. trinityatierra dice:

    unoconeltodo,
    la gente que se ha reunido físicamente gracias a este blog, son T R E S maravillosos seres que llevan LEYENDO este blog mucho más tiempo y escrbiendo también más del que dices que llevan. Pero eso no importa. ¿Te haces una idea de la importancia que tiene que tres personas desconocidas por completo se reúnan por primera vez gracias a este blog? (estoy segura de que no han sido los primeros, ni los últimos) , así que por favor no hables de ello como si no tuviera la menor importancia. Tú estarás cuando puedas o quieras estar en esa o en otras reuniones pero máximo respeto.
    Abrazo,
    T.

  30. basajaunottawa dice:

    Por qué me pídes la opinión, volveré a postear, espero que nádie me saque cantares…juas!

    Los medios dices…ilusión, conceptos, información…

    Aquí lo tienes todo lagun!

    No es que vivamos en una ilusión, si no que determinan, fabrican “nuestras” ilusiones.

    Sín ese sacrificio de pensar, de CRIBAR, de discernír, de preguntarse, uno/a se convierte en ese ser que se llena de placeres e ilusiones al que añora ese tál Horacio Flaco…
    A esa conclusión llegan/mos o acaban/mos no pocos, por que las dudas y la REALIDAD se imponen.

    La vida (esta vida), es EL MOMENTO! hay que vivír el momento, dentro de ese momento NO EXISTE el tiempo! por que no lo mídes, simplemente un momento es relevado por otro.
    La súma de esos momentos es el tiempo que en ESTE mundo así llamamos.

    Llénate de momentos y te llenaras de vida! cuenta el tiempo y serás un nécio.
    La realidad es REAL, yo no creo en eso de que esto es un sueño o similares, otra cosa es que ESTA realidad, séa todo un PARIPË, un TEATRO totalmente programado.

    la pregunta es quienes…y por qué nos hacen esto (que es lo que tu posteas) por qué nadamos en un mundo de confusión, de dudas, de manipulaciones, de engaños…de CÜLPAS.
    Siempre le echamos la culpa a algo, y resulta que el “algo” principal es NUESTRO/s programadores.

    Yo no puedo hacer otra cosa que creer e interpretar a Cristo en Jesus, y eso me lleva a que ESTE mundo está en manos de un dios muy poderoso que nos utiliza para tener su própio reino/mundo.
    Lo que dice Freixedo vá en “mi” línea, con matizes y tál, pero básicamente es que somos (la tierra incluida) una granja, un circo…y seguro tendrá más en ESTE universo.

    Este camino es complejo, y SIEMPRE hay que luchar contra contaminantes, venenos, “virus”, a cada cual nos entran por nuestros puntos débiles (y són MUCHOS).

    No tenemos NADA que hacer contra este reino (contra su poder), somos totalmente vulnerables, únicamente tratar de hacerlo lo mejor posible, discernír y descubrír lo que se pueda, y tener la esperanza y el convencimiento de que Jesus (cómo guía espiritual) nos dé una palmadita y de vez en cuando un buén tortazo…
    Para mí la FE es todo! y sín embargo es MUY dificil tenerla, sujetarla…

    Yo no vivo de religiones, ni de ilusiones (sín quitár que las tenga), me mantiene la ESPERANZA de un mundo de justicia y armonioso con el infinito…no puedo entender (ni quiero), que Dios haya hecho semejante CHAPUZA, por sofisticada que séa…
    No tiene sentido!

    Con 9 años, recuerdo como me tumbé en una campa (ya oscuro), estaba yo sólo…(cerca del barrio que entonces estaba plagado de campas), y miré a las estrellas…sólo veia estrellas, sín nada más en todo el campo de visión…
    Sentí que esa éra mi casa, que aquello me llamaba, que yo CONOCIA y sentía nostalgia (o algo parecido)…
    Me sentí volar hacía ellas.

    Si no habeis hecho esto nunca…no se a que esperais!

    Eso te quíta las tonterias de un golpe! sín tanta palabra que al final lo que hace es complicarlo todo cada vez más.

    Perdona por la malísima interpretación de tu pregunta Mickey.
    Parkatu!
    Agur.

  31. trinityatierra dice:

    Xavi,
    lo recuerdo, y sí vale la pena, claro que sí. Nuestro trabajo es curioso porque a la vez de que tenemos que despertar el YO SOY y la parte derecha del cerebro que nos dice lo que está más allá de la lectura de esta Matrix que hace nuestro loco-coco, tenemos que hacer otra parte que es la de trabajar las vibraciones de la propia Matrix transformándola en algo “destruible” para todos. Me explico. No se puede destruir algo que te “da de comer” y mientras no tienes otras formas de “substistencia” o aun no has logrado encontrar otros modos de vida (energética), estás ahi como un yonkie: hay un momento que es una transición y tenemos que entenderlo así. Por tanto, no es de recibo ignorar ningna de las dos facetas; ambas tienen que entenderse y comprenderse y complementarse y amarse y no exigirse ser otra cosa que lo que se es. No le puedo pedir al equilibrista que salga a hacer reir al público cuando se abre el telón. Tiene que salir el payaso, pero no puedo matar al equilibrista porque no pueda hacer reir al comienzo del espectáculo cuando yo necesitaba a un payaso. ¿Me explico? Dejemos de luchar entre nosotros y entendamos que TODOS somos necesarios en esto y que habrá un momento para todos en este drama siempre y cuando no asesinemos ni al payaso porque no es capaz de mantener el equilibrio, ni al equilibrista porque tiene poca gracia. Es sencillo de entender cuando se sabe lo que es trabajar en equipo.
    No va dirigido a tí en especial, simplemente tu comentario me ha recordado esta verdad fundamental y tan poco explicada.
    T.

  32. vargux dice:

    Ya me gustaría tener la edad de sr. Salvador, y están tan lúcido… gran ejemplo, tal vez, de un buscador de la verdad toda su vida…

    Saludos…

  33. isontonomia dice:

    Trinity, permíteme entrar aquí para darte las gracias por la oportunidad que nos has brindado.

    Josemiguele, Bathorysworld, nada puedo añadir porque sé que sabéis que la emoción ha sido compartida … ¡qué sencillo resulta “vernos” cuando no llevamos a cuestas “el protocolo” egótico que nos identifica! ¡Qué sencillo resulta “vernos” Y reconocernos “fuera de juego”. Empecé a buscar lugares y parece ser que la montaña de Montserrat es una muy buena opción (evitando la zona “turística”) para una meditación el 25 (Fin de año Lunar-Solar, día del no-tiempo o día Verde), una meditación-fiesta por Gaia que muchos pueblos aún practican. Ya quedamos en comunicarnos a través de e-mail para concretar fuera de foro, pero quería aprovechar para lanzar esta invitación con amor a todos.

    Un abrazo y que el pensamiento del corazón os guíe

  34. pilotronic dice:

    Buenas.

    Como empezaron a “encajar piezas” cuando comenzé a conocer la obra de éste Maestro, incluso cuando había escuchado cosas en la radio siendo casi un niño, y que después supe que eran suyas.

    Increible la insultante brillantez de sus razonamientos, la aplastante lógica de sus afirmaciones y la naturalidad con la que dice cosas que a más de uno le derribarían la mitad de los esquemas mentales que posee.

    Un claro ejemplo a seguir de persona íntegra y ” despierta ” que no le bastaba con lo que le contaban desde la matrix y decidió con mucha valentía buscar la verdad por su cuenta, ya que, ¿ alguien se ha parado a pensar en lo duro que tiene que ser que te prepares y estudies durante años y años y descubras que casi todo lo que has aprendido es mentira o sólo un enfoque parcial e interesado ? Para mí, esa es la razón por la que los que se hacen llamar científicos niegen con tanta vehemencia aquello que no pueden explicar: No pueden soportar la idea de lo que les ha costado tantos años aprender ( o memorizar ) no es correcto o es una versión muy parcial de la realidad, y es más cómodo negar que replantear todo lo aprendido ( igual que la gente que no quiere salir de la matrix: ” Mejor no pensar tanto y ser más feliz “, frase que los que estamos por aquí hemos tenido que escuchar muchas veces, ¿ verdad ? ).

    Un abrazo a todos.

  35. chioflove dice:

    Hola a todos!

    Hace ya unas semanas que sigo el blog! Y primera vez que me decido a escribir algo! La verdad es que aquí encuentro mucho de lo que busco….

    Me motivó a escribir el último comentario de trinity donde pone algo así como que nuestro trabajo es más o menos transformar las vibraciones de la matrix en algo que podamos destruir y a la vez elevarnos al nivel de conciencia donde “ya no tendremos que esquivar las balas”, como le decía morfeo a neo en matrix….

    Yo siempre he sido más de “metáfisica”, de alquimia mental, de que todo es un sueño y “nada” (de la realidad 3D) es real, y muchas veces he dudado del cuento “conspiranoico” si soy sincera… pero algo dentro de mí me dice que sí que es cierto, aunque se sustente en la “nada”, jejeje! que hemos creado esta realidad de consenso y que progresivamente estamos contribuyendo a desbaratarla!

    Gracias a todos por contribuir a iluminar las mentes y las almas… gracias trinity por la labor, que no es nada fácil!!! Yo intento seguirles, aunque a veces se me hace difícil porque vais muy rápidos!! mucha información y yo tengo una bebita de 6 meses y por lo tanto no dispongo de tanto tiempo, aunque hago lo que puedo por construir ese mundo que todos soñamos, y desbaratar aquello que no nos gusta!

    Un abrazo!

  36. xaviledesma dice:

    Hola Trinity
    No se trata de “destruir” nada.
    Se trata de identificar y de transcender.
    Es una cuestion de “enfoque” o visión consciente.

    Por ejemplo ,cuando vamos a un cine, tanto la pantalla como la película son “reales”, sin embargo identificamos la película como “ilusión”, una ficción.
    Muy pocos se fijan en la pantalla que permanece inalterada y sobre la cual se proyectan miles de peliculas.
    De ahí, la tríada :

    El Ser es real
    El mundo es ilusión
    El Ser es el mundo.

    La pantalla es el Ser
    El mundo es la película
    Por tanto la pantalla se contiene a Sí Misma y al mundo, con lo cual contiene a la vez Realidad e ilusión.
    Es un camino lleno de paradojas que la mente individualizada tiene que ir desgranando poco a poco., una a una..

    La programación de ésta matrix-ego es potentisima ya que lleva miles de años funcionando.
    La cuestión de realidad o ilusión es clave para la desprogramación.
    La película no deja de ser “real”, sin embargo la identificamos sin problemas como ficción-ilusión, y por tanto la transcendemos.
    En ésta vida la programación de la mente-matrix, nos hace identificarnos una y otra vez con la película y vamos pasando fotograma a fotograma, vida tras vida, hasta que la chispa del Despertar surge.
    Y surge con la identificación correcta o Iluminación.

    La pantalla donde se proyecta ésta y otras películas es el Ser, Inalterable, Incognoscible,Innombrable, más allá de la existencia y la no-existencia.
    Todo y todos formamos parte de éste Ser-Consciencia Infinita, que fluye, experimenta, ama… en mundos basados en la dualidad aparente como éste y múltiples dimensiones creadas por Ella Misma, en un “juego” de auto-reconocimiento.
    No lo puedo explicar mejor. Vuelvo al desierto..
    Abrazos.

  37. sigro dice:

    una web muy interesante sobre el universo holografico y la matrix donde vivimos. tendra razon HEA? vivimos dentro de una maquina?

    http://eliax.com/index.cfm?post_id=2846

    http://eliax.com/index.cfm?post_id=2463

    http://eliax.com/index.cfm?post_id=6057

    http://eliax.com/index.cfm?post_id=2171

    http://eliax.com/index.cfm?post_id=7876

  38. trinityatierra dice:

    xaviledesma,
    sin el acto de “destruir”, la “destruiremos”, se auto-destruirá, será destruía, desaparecerá o desapacerá esa ilusión, quiero decir; entiendo tu enfoque, el mío no es muy distinto, son expresiones verbales diferentes para decir exactamente lo mismo; dejará de existir y habremos trascendido esa ilusión; no lo decía como producto de una agresión o acto violento, sino sencillamente describiendo el resultado de la acción consciente.
    Abrazos,

  39. trinityatierra dice:

    sigro, la idea de una realidad “virtual” puede encontrarse en otras formas en el pensamiento de Platón, de Berkeley, e incluso, si me apuras en el de Nietzsche. Los metafísicos entendían que los hilos de esta “realidad” se manejaban desde la otra realidad metafísica y en realidad lo que nos parece nuevo es más viejo que la rueda.
    Esto es así y se puede demostrar desde el estudio de cómo funciona nuestro cerebro. Leí por ahi la experiencia de una mujer (neurofisióloga, si no recuerdo mal) que sufrió un derramen cerebral y describe, con pelos y señales, cómo se sintió y cómo vivió ella conscientemnte esa experiencia. Su cuerpo no tenía límites, es decir, el límite de la silueta se fundía con el suelo, con la pared, de manera que se sentía un ser extenso, infinito y sin límites, fundido por completo con la existencia. Cuando intentaba leer la tarjeta d evisita para avisar a un compañero para que alguien viniera a socorrerla (su lado izquierdo del cerebro le indicaba que algo no iba bien y que debía ir a urgencias) no podía leer llos números porque ella leía pixels en lugar de cifras. Todas le parecían iguales porque su cerebro no estaba decodificando las cosas como el diseño prescribe. Finalmente, cuando consiguió marcar escuchaba una especie de sonido ululante, como el de un búho y no entendía absolutmente nada de lo que escuchaba.
    Es el cerebro (y a estas alturas ya hemos aprendido lo suficiente como para saber que no es producto de la evolución natural) el que decodifica el mar de vibraciones de la realidad en lo que nos parece la realidad, y no es otra cosa que Matrix. Si existe un máquina (que hea sitúa en la Luna) debe de ser para mantener el “mar de vibraciones metafísicas” en un estado determinado, evitando que la mar se encrespe o haga cosas que no les convienen para el dominio sobre esta realidad.
    Como dice David Icke no es posible cambiar la película una vez de que ha comenzado, hay que hacerlo antes de empezar, una vez de que una peli está en marcha no se tiene más remedio que aguantarla porque alguien la ha diseñado ya tal cual es. De lo que se trata es de hacer nuestras propias creaciones, “películas” que reflejen nuestros más profundos deseos y aspiraciones de lo más bello de la humanidad.
    Abrazos,

  40. xochipilli dice:

    Buena información, tanto de la ponencia como los comentarios que cuelgan de este hilo. Nos hace reflexionar… cuestionar lo establecido en el consenso ordinario de la sociedad.

    Vamos que solo falta responder que,
    ¿ donde queda dios en todo esto?
    Que cada cual de la respuesta. Según la respuesta entraremos en comunión con nuestra esencia.

    Aki se habla del lado oscuro de la fuerza… pues vamos que si alguien se cree que hay una fuerza oscura-negativa tienen que empezar a asumir que hay una fuerza luminosa-positiva.

    Y aclarando lo que ha dicho este señor en su charla, que existen otras fuerza benévolas que parecen perezosas, o apenas influyentes. Ellas usan el otras formas de acción, mas sutiles y acorde con los fines estrategicos del Plan que nosotros hemos creado desde la quinta dimensión ( antes del tiempo).

    Y pongo esta cita tres de los 260 postulados gobernantes de la ley del tiempo :

    Los sistemas estelares de elevada evolución y otros órdenes galácticos pueden investigar otros sistemas estelares menos evolucionados a través de variadas formas de viaje en el tiempo, pero no pueden interferir en ninguna forma directa en el avance de la evolución hasta que haya evolucionado al punto de consciencia auto-reflexiva momento a momento. Sólo el reconocimiento telepático está permitido.

    Inversamente, inteligencias telepáticas en sistemas menos evolucionados pueden buscar y establecer comunicaciones con sistemas de evolución superior. Toda la información impartida o compartida por este proceso puede se útil o funcional dentro de una comprensión del sistema global del orden universal.

    El propósito de la evolución en el tiempo en los sistemas menos evolucionados o puramente tri-dimensionales es establecer una inteligencia acorde al instinto. El instinto es un conocimiento navegacional tri-dimensional determinado por la necesidad de preservar una forma específica tri-dimensional y su perpetuación genética.

    Estos apuntes están en el Post que hace referencia a los circulos en los campos de cultivo y el ciclo solar 24 :

    http://xochipilli.wordpress.com/2010/02/20/mandalas-cosmicos-en-los-campos-interpretacion-de-la-cosecha-parte-5-v-beta/

  41. unoconeltodo dice:

    Trinity…
    ¿No lo habrás visto en vez de leído?.
    iorg lo colgó en su día…gracias a él. A mi me pareció muy pero que muy interesante.

  42. unoconeltodo dice:

  43. ENOCUSITO dice:

    Que maravilla de noticias, alemán mato de un disparo en la cabeza a un Italiano por discusión sobre el fútbol en Hannover, Un joven de 14 años fue asesinado a tiros por su vecino, en una localidad próxima a Durban, en Sudáfrica, después de hacer caso omiso a los reclamos del irritado vecino de que dejara de hacer sonar su vuvuzela.

    Salvador Freixedo debe haber conocido bien a Fidel Castro si fue Jesuita, Ya tenemos a Nostradamus 2, El ex presidente de Cuba Fidel Castro aseguró hoy que en “brevísimo tiempo” estallará una “catastrófica guerra nuclear” por el conflicto entre Estados Unidos e Israel con Irán.

    No hay que perder de vista estas noticias en el video, cuidado y el fema son para musulmanes

  44. trinityatierra dice:

    unoconeltodo,
    ¡¡eso es!! la había escuchado en inglés en su momento, gracias. Lo postearé…

  45. unoconeltodo dice:

    Trinity…
    Gracias siempre a ti… S.L

    …de V.L
    Un abrazo

  46. sigro dice:

    ya esta aqui el microchip, otra “teoria conspiranoica” de la que muchos se reian:
    a partir del minuto 3’30”

  47. trinityatierra dice:

    en respuesta al tema traído aquí de Sat7 coloco este vídeo sobre el abuso sinverguenza de los hijos robados de sus padres a manos del sistema de “protección” social

    En televisión RT (que está haciendo una labor fabulosa, ciertamente)

  48. trinityatierra dice:

    Si consigues traducir con google translator la mitad de lo que dice este artículo sobre las granjas “modernas” donte se crían vacas, cerdos, pollos tal vez puedas comprender o hacer comprender a los que comen carne “alegremente” sin conocer el pasado de esos animales lo que se están llevando a la boca. Animales que no pisan la hierba, ni ven la luz de sol, que tragan toneladas de antibióticos y medicamentos para evitar enfermedaeds y son fumigados para que mueran no antes de la fecha prevista.
    Aun no entiendo por qué no hacen las pelis de terror en estos espantosos lugares.
    http://www.dailymail.co.uk/news/article-1292011/The-truth-mega-farms-Chemical-fumes-distressed-animals-poisoned-locals.html

  49. bellpacific dice:

    Isontonomía, Josemiguele, Bathorysworld y amigos residentes en Cataluña,

    una sugerencia y alternativa a Montserrat para vuestros encuentros:
    El parque natural del Montseny
    http://www.turisme-montseny.com/parque-natural/montseny.htm
    http://www.dolmenvallgorguina.com/

    Disfrutad por nosotros, hertmanos, ja, ja

    Abrazos

  50. alonindark dice:

    Primeramente quiero decir que conozco algunas obras de Freixedo y reconozco su aportación en cuanto a alertar sobre la naturaleza de los seres ultradimensionales, y a su espiritu critico e independiente desde hace años, además de tener un experiencia propia inestimable, como exjesuita e investigador. Pero al mismo tiempo me parece que fue presa de esa energia negativa de las entidades que él mismo denuncia y con las que se obsesionó; en eso precisamente consiste una forma de apresamiento enérgético, sea del signo que sea. No tiene ningún sentido del humor porque no tiene alegría ni optimismo, no puede tenerlo. Se muestra decepcionado, crispado, agriamente crítico, amargado y malicioso. Eso es lo que lo define y distingue de otros investigadores positivos y creativos. Algo semejante noto cuando veo videos de los 80 de Krisnamurti, p.e., hablando a sus discipulos, donde se percibe que ya no es la misma persona, sino que está crispado, duro, tenso, serio, trágico…
    Todos mis respetos hacia él, pero tambien mi desinterés por mantenerme conectado a su discurso y a su oscura visión. Lo que cuenta no es si lo que dice es o no cierto, una colección de datos y hechos que pueden responder con la realidad de una manera lógica y lineal, sino si esa persona encarna e incorpora ella misma, coherentemente, una actitud energéticamente positiva y creativa. En una palabra, si tiene poder y es libre o es un satélite energético.
    Esta distinción me parece vital en los momentos que estamos viviendo, y si no superamos esa separación entre pensamiento y sentimientos, entre lógica y emoción, entre racionalidad y vivencia, estaremos perdidos e indefensos ante esas entidades manipuladoras, mucho más antiguas e inteligentes, pero que no pueden forzarnos directamente ni por encima de nuestra voluntad.
    Voy a citar un texto que me parece ajustado a la comprensión de la que participo, de “El lado activo del infinito” de Carlos Castaneda, que tambien tiene muchas similitudes con lo que los gnósticos describian sobre los “arcontes”, y podemos ver en la pagina de los pleyadianos.
    Un poco largo, pero la traducción es mía, ya que la original es bastante mala.

    SOMBRAS DE BARRO

    Sentarse en silencio con don Juan era una de las ex­periencias más agradables que conocía. Estábamos có­modamente sentados en unas sillas tapizadas en la parte posterior de su casa, en las montañas de México central. Era de tarde. Soplaba una brisa placentera. El sol estaba detrás de la casa, a nuestras espaldas. Su luz se desvane­cía, creando exquisitas sombras verdes en los grandes árboles del patio. Enormes árboles crecían alrededor de la casa y aun más allá, tapando la vista de la ciudad don­de don Juan vivía. Me daba siempre la sensación de estar en una lugar salvaje, un lugar salvaje distinto del árido desierto de Sonora, pero agreste de todos modos.
    ‑Hoy vamos a discutir un tema muy serio de la bru­jería ‑dijo don Juan de manera abrupta‑, y vamos a co­menzar por hablar del cuerpo energético.
    Me había descrito el cuerpo energético incontables veces, diciéndome que era un conglomerado de campos de energía que conforman el cuerpo físico cuando es vis­to como energía que fluye en el universo. Había dicho que era más pequeño, más compacto, y de apariencia más pesada que la esfera luminosa del cuerpo físico.
    Don Juan me había explicado que el cuerpo y el cuerpo energético eran dos conglomerados de campos energéti­cos comprimidos y unidos por una extraña fuerza agluti­nante. Había enfatizado una y otra vez que la fuerza que une esos dos grupos de campos energéticos era, según los chamanes del México antiguo, la fuerza más misteriosa en el universo. Él estimaba que era la esencia pura de todo el cosmos, la suma total de todo lo que es.
    Había asegurado que el cuerpo físico y el cuerpo ener­gético eran las únicas configuraciones de energía en con­trapeso en el reino humano. Por tanto, él no aceptaba ningún otro dualismo. El dualismo entre cuerpo y men­te, carne y espíritu, él los consideraba como una mera concatenación de la mente que surgía de ésta sin funda­mento energético alguno.
    Don Juan había dicho que por medio de la disciplina es posible para cualquiera acercar el cuerpo energético hacia el cuerpo físico. Normalmente, la distancia entre los dos es enorme. Una vez que el cuerpo energético está dentro de cierto radio (que varía para cada uno de noso­tros individualmente), cualquiera, por medio de la disciplina, puede tomar de él una réplica exacta del cuerpo físico; es decir, un ser sólido, tridimensional. De allí la idea de los chamanes del otro o del doble. Del mismo modo, a través de los mismos procesos de disciplina, cualquiera puede forjar de su cuerpo físico sólido, tridimensional, una réplica exacta de su propio cuerpo energético, es decir, una carga de energía etérea invisible al ojo humano, tal como lo es toda energía.
    Cuando don Juan me dio esta explicación, mi reac­ción había sido preguntarle si lo que él estaba descri­biendo era una proposición mítica. Él me había respon­dido que no hay nada mítico acerca de los chamanes.
    Los chamanes eran seres prácticos, y lo que ellos descri­bían era siempre algo muy sobrio y muy realista. De acuerdo a don Juan, la dificultad de entender lo que los chamanes hacían estaba en que ellos procedían desde un sistema cognitivo diferente.
    Aquel día, sentados en la parte trasera de su casa en el centro de México, don Juan dijo que el cuerpo energé­tico era de una importancia clave en todo lo que estaba ocurriendo en mi vida. Él veía como un hecho energéti­co el que mi cuerpo energético, en lugar de alejarse de mí (como sucede normalmente), se me acercaba a gran ve­locidad.
    ‑¿Qué significa el que se me esté acercando, don Juan? ‑pregunté.
    ‑Significa que algo te va a sacar la mugre ‑dijo don Juan sonriendo‑. Un grado tremendo de control va a aparecer en tu vida, pero no tu control; el control del cuerpo energético.
    ‑¿Quiere decir, don Juan, que una fuerza externa va a controlarme? ‑pregunté.
    ‑Hay montones de fuerzas externas controlándote ahorita mismo ‑don Juan replicó‑. El control al que me refiero es algo que está fuera del dominio del lengua­je. Es tu control pero a la vez no lo es. No puede ser clasi­ficado, pero sí puede ser experimentado. Y, por cierto y por sobre todo, puede ser manipulado. Recuerda: puede ser manipulado, por supuesto, para tu beneficio total, que no es, claro, tu propio beneficio sino el beneficio del cuerpo energético. Sin embargo, el cuerpo energético eres tú, así es que podríamos continuar indefinidamente co­mo perros mordiéndose la propia cola, tratando de expli­car esto. El lenguaje es inadecuado. Todas estas experien­cias están más allá de la sintaxis.
    La oscuridad había descendido muy rápidamente, y el follaje de los árboles, que momentos antes brillaba de color verde, estaba ahora muy oscuro y denso. Don Juan dijo que si yo prestaba atención intensamente a la oscuri­dad del follaje, sin enfocar la mirada sino mirando como con el rabillo del ojo, vería una sombra fugaz cruzando mi campo de visión.
    ‑Ésta es la hora apropiada para hacer lo que te voy a pedir ‑dijo‑. Toma un momento en fijar la atención necesaria de parte tuya para lograrlo. No pares hasta que captes esa sombra fugaz negra.
    Vi de hecho una extraña sombra fugaz negra proyec­tada en el follaje de los árboles. Era, o bien una sombra que iba de un lado al otro, o varias sombras fugaces mo­viéndose de derecha a izquierda o de izquierda a dere­cha, o hacia arriba en el aire. Me parecían peces negros y gordos, peces enormes. Era como si gigantescos peces­ espada volaran por el aire. Estaba absorto en la visión. Luego, finalmente, la visión me asustó. Estaba ya muy oscuro para ver el follaje, pero aun así veía las sombras fugaces negras.
    ‑¿Qué es, don Juan? ‑pregunté‑. Veo sombras fugaces negras por todos lados.
    ‑Ah, es el universo en su totalidad -dijo‑, incon­mensurable, no lineal, fuera del reino de la sintaxis. Los chamanes del México antiguo fueron los primeros que vieron esas sombras fugaces, así es que las siguieron. Las vieron como tú las viste hoy, y las vieron como energía que fluye en el universo. Y, sí, descubrieron algo tras­cendental.
    Paró de hablar y me miró. Sus pausas encajaban per­fectamente. Siempre paraba de hablar cuando yo pendía de un hilo.
    ‑¿Qué descubrieron, don Juan? ‑pregunté.
    ‑Descubrieron que tenemos un compañero de por vida ‑dijo de la manera más clara que pudo‑. Tene­mos un predador que vino desde las profundidades del cosmos y tomó control sobre nuestras vidas. Los seres humanos son sus prisioneros. El predador es nuestro amo y señor. Nos ha vuelto dóciles, indefensos. Si que­remos protestar, suprime nuestras protestas. Si quere­mos actuar independientemente, nos ordena que no lo hagamos.
    Estaba ya muy oscuro a nuestro alrededor, y eso pa­recía impedir cualquier expresión de mi parte. Si hubie­ra sido de día, me hubiera reído a carcajadas. En la oscu­ridad, me sentía bastante inhibido.
    ‑Hay una negrura que nos rodea ‑dijo don Juan‑, pero si miras por el rabillo del ojo, verás todavía las fuga­ces sombras saltando a tu alrededor.
    Tenía razón. Aun las podía ver. Sus movimientos me marearon. Don Juan prendió la luz, y eso pareció disi­parlo todo.
    ‑Has llegado, a través de tu propio esfuerzo, a lo que los chamanes del México antiguo llamaban el tema de temas ‑dijo don Juan‑. Me anduve con rodeos to­do este tiempo, insinuándote que algo nos tiene prisione­ros. ¡Desde luego que algo nos tiene prisioneros! Esto era un hecho energético para los chamanes del México an­tiguo.
    ‑¿Pero, por qué este predador ha tomado posesión de la manera que usted describe, don Juan? ‑pregun­té‑. Debe haber una explicación lógica.
    ‑Hay una explicación ‑replicó don Juan‑, y es la explicación más simple del mundo. Tomaron posesión porque para ellos somos comida, y nos exprimen sin compasión porque somos su sustento. Así como noso­tros criamos gallinas en gallineros, así también ellos nos crían en humaneros. Por lo tanto, siempre tienen comi­da a su alcance.
    Sentí que mi cabeza se sacudía violentamente de lado a lado. No podía expresar mi profundo sentimiento de incomodidad y descontento, pero mi cuerpo se movía haciéndolo patente. Temblaba de pies a cabeza sin voli­ción alguna de mi parte.
    ‑No, no, no, no ‑me oí decir‑. Esto es absurdo, don Juan. Lo que usted está diciendo es algo monstruo­so. Simplemente no puede ser cierto, para chamanes o para seres comunes, o para nadie.
    ‑¿Por qué no? ‑don Juan preguntó calmadamen­te‑. ¿Por qué no? ¿Por qué te enfurece?
    ‑Sí, me enfurece ‑le contesté‑. ¡Esas afirmacio­nes son monstruosas!
    ‑Bueno ‑dijo‑, aún no has oído todas las afirma­ciones. Espérate un momento y verás cómo te sientes. Te voy a someter a un bombardeo. Es decir, voy a some­ter a tu mente a tremendos ataques, y no te puedes ir porque estás atrapado. No porque yo te tenga prisione­ro, sino porque algo en ti te impedirá irte, mientras que otra parte de ti de veras se alocará. Así es que, ¡ajústate el cinturón!
    Sentí que había algo en mí que exigía ser castigado. Don Juan tenía razón. No podría haberme ido de la casa por nada del mundo. Y aun así, no me gustaban para nada las insensateces que él peroraba.
    ‑Quiero apelar a tu mente analítica ‑dijo don Juan‑. Piensa por un momento, y dime cómo explica­rías la contradicción entre la inteligencia del hombre‑in­geniero y la estupidez de sus sistemas de creencias, o la estupidez de su comportamiento contradictorio. Los chamanes creen que los predadores nos han dado nuestro sistemas de creencias, nuestras ideas acerca del bien y el mal, nuestras costumbres sociales. Ellos son los que establecieron nuestras esperanzas y expecta­tivas, nuestros sueños de triunfo y fracaso. Nos otorgaron la codicia, la mezquindad y la cobardía. Es el predador el que nos hace complacientes, rutinarios y egomaniá­ticos.
    ‑¿Pero de qué manera pueden hacer esto, don Juan? ‑pregunté, de cierto modo más enojado aún por sus afirmaciones‑. ¿Susurran todo esto en nuestros oídos mientras dormimos?
    ‑No, no lo hacen de esa manera, ¡eso es una idio­tez! ‑dijo don Juan, sonriendo‑. Son infinitamente más eficaces y organizados que eso. Para mantenernos obedientes y dóciles y débiles, los predadores se involu­craron en una maniobra estupenda (estupenda, por su­puesto, desde el punto de vista de un estratega). Una maniobra horrible desde el punto de vista de quien la sufre. ¡Nos dieron su mente! ¿Me escuchas? Los pre­dadores nos dieron su mente, que se vuelve nuestra mente. La mente del predador es barroca, contradicto­ria, mórbida, llena de miedo a ser descubierta en cual­quier momento.
    »Aunque nunca has sufrido hambre ‑continuó‑, sé que tienes unas ansias continuas de comer, lo cual no es sino las ansias del predador que teme que en cual­quier momento su maniobra será descubierta y la comi­da le será negada. A través de la mente, que después de todo es su mente, los predadores inyectan en las vi­das de los seres humanos lo que sea conveniente para ellos. Y se garantizan a ellos mismos, de esta manera, un grado de seguridad que actúa como amortiguador de su miedo.
    ‑No es que no pueda aceptar esto como válido, don Juan ‑dije‑. Podría, pero hay algo tan odioso al res­pecto que realmente me causa rechazo. Me fuerza a to­mar una posición contradictoria. Si es cierto que nos co­men, ¿cómo lo hacen?
    Don Juan tenía una sonrisa de oreja a oreja. Rebosaba de placer. Me explicó que los chamanes ven a los niños humanos como extrañas bolas luminosas de energía, cu­biertas de arriba a abajo con una capa brillante, algo así como una cobertura plástica que se ajusta de forma ceñi­da sobre su capullo de energía. Dijo que esa capa brillan­te de conciencia era lo que los predadores consumían, y que cuando un ser humano llegaba a ser adulto, todo lo que quedaba de esa capa brillante de conciencia era una angosta franja que se elevaba desde el suelo hasta por en­cima de los dedos de los pies. Esa franja permitía al ser humano continuar vivo, pero sólo apenas.
    Como si hubiera estado en un sueño, oí a don Juan Matus explicando que, hasta donde él sabía, la humani­dad era la única especie que tenía la capa brillante de conciencia por fuera del capullo luminoso. Por lo tanto, se volvió presa fácil para una conciencia de distinto or­den, tal como la pesada conciencia del predador.
    Luego hizo el comentario más injuriante que había pronunciado hasta el momento. Dijo que esta angosta franja de conciencia era el epicentro donde el ser humano estaba atrapado sin remedio. Aprovechándose del único punto de conciencia que nos queda, los predadores crean llamaradas de conciencia que proceden a consumir de manera despiadada y predatorial. Nos otorgan proble­mas banales que fuerzan a esas llamaradas de conciencia a crecer, y de esa manera nos mantienen vivos para alimen­tarse con la llamarada energética de nuestras seudo‑pre­ocupaciones.
    Algo debía de haber en lo que don Juan decía, pues me resultó tan devastador que a este punto se me revol­vió el estómago.
    Después de una pausa suficientemente larga para que me pudiera recuperar, le pregunté a don Juan:
    ‑¿Pero por qué, si los chamanes del México anti­guo, y todos los chamanes de la actualidad, ven los pre­dadores no hacen nada al respecto?
    ‑No hay nada que tú y yo podamos hacer ‑dijo don Juan con voz grave y triste‑. Todo lo que pode­mos hacer es disciplinarnos hasta el punto de que no nos toquen. ¿Cómo puedes pedirles a tus semejantes que atraviesen los mismos rigores de la disciplina? Se reirán y se burlarán de ti, y los más agresivos te darán una pa­tada en el culo. Y no tanto porque no te crean. En lo más profundo de cada ser humano, hay un saber ancestral, visceral acerca de la existencia del predador.
    Mi mente analítica se movía de un lado a otro como un yo‑yo. Me abandonaba y volvía, me abandonó de nuevo y volvía otra vez. Lo que don Juan estaba afir­mando era absurdo e increíble. Al mismo tiempo, era algo de lo más razonable, tan simple. Explicaba cada contradicción humana que se me pudiera ocurrir. ¿Pero cómo podría cualquier persona haber tomado esto con seriedad? Don Juan me empujaba al paso de una avalan­cha que me derribaría para siempre.
    Sentí otra ola de una sensación amenazante. La ola no provenía de mí, y sin embargo estaba unida a mí. Don Juan estaba haciéndome algo, algo misteriosamen­te positivo y a la vez terriblemente negativo. Lo sentí como un intento de cortar una fina lámina que parecía estar pegada a mí. Sus ojos estaban fijos en los míos, me miraba sin parpadear. Alejó sus ojos de mí y comenzó a hablar sin volver a mirarme.
    ‑Cuando las dudas te asalten hasta el punto de que corras peligro ‑dijo‑, haz algo pragmático al respecto. Apaga la luz. Perfora la oscuridad. Averigua qué pue­des ver.
    Se levantó para apagar la luz. Lo frené.
    ‑No, no, don Juan ‑dije‑, no apague la luz. Es­toy bien.
    Lo que sentía era algo fuera de lo normal, un inusual miedo a la oscuridad. El solo pensar en ella me producía jadeos. Definitivamente sabía algo visceralmente, pero ni loco lo tocaría o lo traería a la superficie, ¡por nada del mundo!
    ‑Viste las sombras fugaces contra los árboles ‑dijo don Juan, reclinándose en su silla‑. Estuviste muy bien. Ahora me gustaría que las vieras en esta habitación. No es­tás viendo nada. Simplemente estás captando imágenes fu­gaces. Tienes suficiente energía para hacerlo.
    Temía que don Juan se levantara y apagara la luz de la habitación, y así lo hizo. Dos segundos más tarde yo estaba gritando a grito pelado. No sólo capté la visión de esas imágenes fugaces, sino que las oí zumbando en mis oídos. Don Juan prendió la luz mientras se doblaba de risa.
    ‑¡Qué tipo temperamental! ‑dijo‑. Un completo incrédulo, por un lado, y por el otro un pragmático. Tienes que arreglar esta lucha interna. Si no, vas a hin­charte y a reventar como sapo.
    Don Juan continuó hincándome su púa más y más profundo.
    ‑Los chamanes del México antiguo ‑dijo‑ vieron al predador. Lo llamaron el volador porque brinca en el aire. No es nada lindo. Es una enorme sombra, de una oscuridad impenetrable, una sombra negra que salta por el aire. Luego, aterriza de plano en el suelo. Los chama­nes del México antiguo estaban bastante inquietos con saber cuándo había hecho su aparición en la Tierra. Ra­zonaron que era que el hombre debía haber sido un ser completo en algún momento, con estupendas revela­ciones, proezas de conciencia que hoy en día son leyen­das mitológicas. Y luego todo parece desvanecerse y nos quedamos con un hombre sumiso.
    Quería enojarme, llamarlo paranoico, pero de algún modo mi rectitud inflexible que por lo general se escon­día justo por debajo de la superficie de mi ser, no estaba allí. Algo en mí estaba más allá de hacerle mi pregunta favorita: ¿Qué pasa si lo que él dice es verdad? Aquella noche, al tiempo que me hablaba, de todo corazón sentí que lo que me decía era verdad, pero al mismo tiempo y con igual fuerza, sentí que todo lo que me estaba dicien­do era completamente absurdo.
    ‑¿Qué me está diciendo, don Juan? ‑pregunté dé­bilmente. Mi garganta estaba constreñida. Apenas podía respirar.
    ‑Lo que estoy diciendo es que no nos enfrentamos a un simple predador. Es muy ingenioso, y es organiza­do. Sigue un sistema metódico para volvernos inútiles. El hombre, el ser mágico que es nuestro destino alcan­zar, ya no es mágico. Es un pedazo de carne. No hay más sueños para el hombre sino los sueños de un ani­mal que está siendo criado para volverse un pedazo de carne: trillado, convencional, imbécil.
    Las palabras de don Juan estaban provocando una extraña reacción corporal en mí, comparable a la sensa­ción de náusea. Era como si nuevamente me fuera a en­fermar del estómago. Pero la náusea provenía del fondo de mi ser, desde los huesos. Me convulsioné involunta­riamente. Don Juan me sacudió de los hombros. Sentí mi cuello bamboleándose hacia delante y hacia atrás bajo el impacto de su apretón. Su maniobra me calmó de inmediato. Me sentí mejor, más en control.
    ‑Este predador ‑dijo don Juan‑, que por supues­to es un ser inorgánico, no nos es del todo invisible, como lo son otros seres inorgánicos. Creo que de niños sí los vemos, y decidimos que son tan terroríficos que no queremos pensar en ellos. Los niños podrían, por su­puesto, decidir enfocarse en esa visión, pero todo el mundo a su alrededor lo disuade de hacerlo.
    »La única alternativa que le queda a la humanidad ‑continuó‑ es la disciplina. La disciplina es el único repelente. Pero con disciplina no me refiero a arduas ru­tinas. No me refiero a levantarse cada mañana a las cin­co y media y a darte baños de agua helada hasta ponerte azul. Los chamanes entienden por disciplina la capaci­dad de enfrentar con serenidad circunstancias que no están incluidas en nuestras expectativas. Para ellos, la disciplina es un arte: el arte de enfrentarse al infinito sin vacilar, no porque sean fuertes y duros, sino porque es­tán llenos de asombro.
    ‑¿De qué manera sería la disciplina de un brujo un repelente? ‑pregunté.
    ‑Los chamanes dicen que la disciplina hace que la capa brillante de conciencia se vuelva desabrida al vola­dor ‑dijo don Juan, escudriñando mi cara como que­riendo encontrar algún signo de incredulidad‑. El re­sultado es que los predadores se desconciertan. Una capa brillante de conciencia que sea incomible no es parte de su cognición, supongo. Una vez desconcertados, no les queda otra opción que descontinuar su nefasta tarea.
    »Si los predadores no nos comen nuestra capa bri­llante de conciencia durante un tiempo ‑continuó‑, ésta seguirá creciendo. Simplificando este asunto en ex­tremo, te puedo decir que los chamanes, por medio de su disciplina, empujan a los predadores lo suficiente­mente lejos para permitir que su capa brillante de con­ciencia crezca más allá del nivel de los dedos de los pies. Una vez que pasa este nivel, crece hasta su tamaño natu­ral. Los chamanes del México antiguo decían que la capa brillante de conciencia es como un árbol. Si no se lo poda, crece hasta su tamaño y volumen naturales. A me­dida que la conciencia alcanza niveles más altos que los dedos de los pies, tremendas maniobras de percepción se vuelven cosa corriente.
    »El gran truco de esos chamanes de tiempos antiguos ‑continuó don Juan‑ era sobrecargar la mente del vo­lador con disciplina. Descubrieron que si agotaban la mente del volador con silencio interno, la instalación fo­ránea saldría corriendo, dando al practicante envuelto en tal maniobra la total certeza del origen foráneo de la mente. La instalación foránea vuelve, te aseguro, pero no con la misma fuerza, y comienza un proceso en que la huida de la mente del volador se vuelve rutina, hasta que un día desaparece de forma permanente. ¡Un día de lo más triste! Ése es el día en que tienes que contar con tus propios recursos, que son prácticamente nulos. No hay nadie que te diga qué hacer. No hay una mente de origen foráneo que te dicte las imbecilidades a las que estás ha­bituado.
    ‑Mi maestro, el nagual Julián, les advertía a todos sus discípulos -continuó don Juan‑, que éste era el día más duro en la vida de un chamán, pues la verdadera mente que nos pertenece, la suma total de todas nuestras experiencias, después de toda una vida de dominación se ha vuelto tímida, insegura y evasiva. Personalmente, pue­do decirte que la verdadera batalla de un chamán comien­za en ese momento. El resto es mera preparación.
    Me puse verdaderamente agitado. Quería saber más, y sin embargo, un extraño sentimiento en mí imploraba que parara. Aludía a oscuros resultados y a castigos, algo así como la ira de Dios descendiendo sobre mí por meter­me con algo velado por Dios mismo. Hice un esfuerzo supremo para permitir que mi curiosidad prevaleciera.
    ‑¿Qué‑qué‑qué quiere decir usted ‑me escuché de­cir‑, con eso de agotar la mente del volador?
    ‑La disciplina definitivamente agota la mente forá­nea ‑contestó don Juan‑. Entonces, a través de su dis­ciplina, los chamanes se deshacen de la instalación fo­ránea.
    Estaba abrumado por sus afirmaciones. O bien don Juan estaba verdaderamente loco, o lo que me estaba di­ciendo era tan asombroso que me había congelado por completo. Noté, sin embargo, con qué rapidez junté la energía para negarlo todo. Después de un instante de pánico, comencé a reír, como si don Juan me hubiera contado un chiste. Incluso me escuché decir:
    ‑¡Don Juan, don Juan, es usted incorregible!
    Don Juan parecía entender todo lo que estaba suce­diéndome. Movió su cabeza de lado a lado y alzó sus ojos a los cielos, en un gesto de fingida desesperación.
    ‑Soy tan incorregible ‑dijo‑, que voy a darle a la mente del volador, que llevas dentro de ti, una sacudida más. Te voy a revelar uno de los secretos más extraordinarios de la brujería. Te voy a describir un hallazgo que les tomó a los chamanes miles de años para verificar y consolidar.
    Me miró y sonrió de manera maliciosa.
    ‑La mente del volador huye para siempre cuando un chamán logra asirse a la fuerza vibratoria que nos mantiene unidos como conglomerado de fibras energé­ticas. Si un chamán mantiene esa presión durante sufi­ciente tiempo, la mente del volador huye derrotada. Y eso es exactamente lo que vas a hacer: agarrarte a la ener­gía que te mantiene unido.
    Tuve la reacción más inexplicable que jamás hubiera imaginado. Algo en mí literalmente tembló, como si hu­biese recibido una sacudida. Entré en un estado de mie­do injustificado, el que inmediatamente relacioné con mi entrenamiento religioso.
    Don Juan me miró de la cabeza a los pies.
    ‑Temes la ira de Dios, ¿verdad? ‑dijo‑. Quédate tranquilo, ése no es tu miedo. Es el temor del volador, que sabe que harás exactamente como te digo.
    Sus palabras no me calmaron en absoluto. Me sentí peor. Comencé a convulsionarme de manera involunta­ria, sin poder evitarlo.
    ‑No te preocupes ‑dijo don Juan de manera cal­ma‑. Sé, de hecho, que esos ataques se extinguen de lo más pronto. La mente del volador no tiene concentra­ción alguna.
    Después de un momento, todo paró, como lo había previsto don Juan. Decir nuevamente que estaba abru­mado es un eufemismo. Ésta era la primera vez en mi vida, con o sin don Juan, que no sabía si iba o venía. Que­ría levantarme de la silla y caminar por la habitación, pero estaba mortalmente asustado. Estaba lleno de aserciones racionales, y a la vez repleto de un miedo infantil. Comencé a respirar profundo, mientras un sudor frío me cubría todo el cuerpo. De alguna manera se había desata­do en mí una horrenda visión: sombras negras, fugaces brincando a mi alrededor, dondequiera que mirara.
    Cerré los ojos y me recliné sobre el brazo de la silla.
    ‑No sé para dónde mirar, don Juan ‑dije‑. Esta noche ha logrado realmente que me pierda.
    ‑Estás desgarrado por una lucha interna ‑dijo don Juan‑. Muy en lo profundo, sabes que eres incapaz de rechazar el acuerdo de que una parte indispensable de ti, tu capa brillante de conciencia, servirá de alimento in­comprensible a unas entidades, naturalmente, también incomprensibles. Y otra parte de ti se opondrá a esta si­tuación con toda su fuerza.
    »La revolución de los chamanes ‑continuó‑, es que se rehúsan a honrar acuerdos en los que no han partici­pado. Nadie me preguntó si consentía ser comido por seres de otra clase de conciencia. Mis padres me trajeron a este mundo para ser comida, sin más, como lo fueron ellos; fin de la historia.
    Don Juan se levantó de la silla y estiró los brazos y las piernas.
    ‑Llevamos horas aquí sentados. Es hora de entrar en la casa. Yo voy a comer. ¿Quieres comer conmigo?
    Le dije que no. Mi estómago estaba revuelto.
    ‑Mejor vete a dormir ‑dijo‑ El bombardeo te ha devastado.
    No necesité que me insistiera. Me derrumbé en mi cama y caí dormido como un tronco.
    Ya en casa, a medida que pasaba el tiempo, la idea de los voladores se volvió una de las principales fijaciones de mi vida. Llegué a pensar que don Juan tenía toda la razón. Por más que intentara, no podía rechazar su lógi­ca. Mientras más lo pensaba, y mientras más me observaba y hablaba con mis prójimos, la convicción era más y más intensa de que algo nos impedía toda actividad o interacción o pensamiento que no tuviese como punto focal, el yo. Mi preocupación, como la preocupación de cualquiera que yo conociera o con el que yo hablara, era el yo. Como no encontraba explicación para tal homo­geneidad universal, concluí que la línea de pensamiento de don Juan era la más apropiada para elucidar el fenó­meno.
    Me sumergí tanto como pude en lecturas de mitos y leyendas. Al leer, experimenté algo que nunca antes ha­bía sentido: cada uno de los libros que leí era una inter­pretación de mitos y leyendas. En cada uno de esos li­bros, una mente homogénea se hacía patente. Los estilos diferían, pero el impulso detrás de las palabras era ho­mogéneamente el mismo: a pesar de ser el tema algo tan abstracto como los mitos y las leyendas, los autores se las arreglaban siempre para encajar afirmaciones acerca de ellos mismos. El impulso común detrás de cada uno de estos libros no era el tema que anunciaban; era, en su lugar, autoservicio. Nunca antes me había dado cuenta de esto.
    Atribuí mi reacción a la influencia de don Juan. La pregunta inevitable que me hacía a mí mismo era: ¿Será que don Juan me está influyendo para verlo de esta ma­nera, o hay realmente una mente foránea dictándonos todo lo que hacemos? Viraba otra vez, obligadamente, a la negación, e iba como loco de negación a aceptación a negación. Algo en mí sabía que don Juan quería llegar a un hecho energético, pero algo de igual importancia en mí sabía que era todo un disparate. El resultado final de mi lucha interna vino bajo la forma de un presentimien­to, la sensación de que algo peligroso e inminente se acercaba.
    Hice una gran cantidad de estudios antropológicos en el tema de los voladores en otras culturas, pero no encontré referencia alguna. Don Juan parecía ser la úni­ca fuente de información sobre el tema. La siguiente vez que lo vi, me apresuré a hablarle de los voladores.
    ‑He hecho lo posible por ser racional sobre el tema ‑dije‑, pero no puedo. Hay momentos en que estoy totalmente de acuerdo con usted acerca de los preda­dores.
    ‑Enfoca tu atención en las sombras fugaces que puedes ver ‑dijo don Juan con una sonrisa.
    Le dije a don Juan que esas sombras fugaces termi­narían con mi vida racional. Las veía por todas partes. Desde que me había ido de su casa, era incapaz de dor­mirme en la oscuridad. Dormir con las luces encendidas no me molestaba en absoluto. Sin embargo, en cuanto las apagaba todo a mi alrededor comenzaba a dar saltos. Nunca veía figuras o formas completas. Todo lo que veía eran sombras fugaces negras.
    ‑La mente del volador no te ha abandonado ‑dijo don Juan‑. Ha sido seriamente injuriada. Está hacien­do lo posible por restablecer su relación contigo. Pero algo en ti se ha roto para siempre. El volador lo sabe. El verdadero peligro está en que la mente del volador te puede vencer agotándote y forzándote a abandonar ju­gando con la contradicción entre lo que ella te dice y lo que yo te digo.
    »Te digo, la mente del volador no tiene competido­res ‑continuó don Juan‑. Cuando propone algo, está de acuerdo con su propia proposición, y te hace creer que hiciste algo de valor. La mente del volador te dirá que lo que don Juan Matus te está diciendo es puro dis­parate, y luego la misma mente estará de acuerdo con su propia proposición. “Sí, por supuesto, es un disparate”, dirás. Así nos vencen.
    »Los voladores son una parte esencial del universo ‑continuó‑, y deben tomarse como lo que son real­mente: asombrosos, monstruosos. Son el medio por el cual el universo nos pone a prueba.
    »Somos sondas creadas por el universo ‑siguió, como si yo no estuviera presente‑, y es porque somos poseedores de energía con conciencia, que somos los medios por los que el universo se vuelve consciente de sí mismo. Los voladores son los desafiantes implacables. No pueden ser considerados de ninguna otra forma. Si lo logramos, el universo nos permite continuar.
    Quería que don Juan siguiera hablando. Pero sólo dijo:
    ‑El bombardeo terminó la última vez que estuviste aquí; no hay más qué decir acerca de los voladores. Es tiempo de otra clase de maniobra.
    Esa noche no pude dormir. Caí en un sopor liviano a la madrugada, hasta que don Juan me sacó de la cama, y me llevó a una caminata por las montañas. Donde él vi­vía, la configuración de las montañas era muy distinta a la del desierto de Sonora, pero me dijo que no me entre­gara a comparar, ya que después de caminar un kilóme­tro, todos los lugares del mundo son iguales.
    ‑Disfrutar del panorama es para gente que pasea en automóviles ‑dijo‑. Van a gran velocidad sin ha­cer ningún esfuerzo. Los panoramas no son para cami­nantes.
    »Por ejemplo, cuando vas en coche puedes ver una montaña gigantesca que te abruma con su belleza. La vista de esa montaña no te va a abrumar de la misma for­ma si la ves mientras vas de a pie; te va a abrumar de otra forma, especialmente si debes escalarla o rodearla.
    La mañana estaba muy calurosa. Caminamos por el lecho seco de un río. Una cosa en común entre este valle y el desierto de Sonora eran los millones de insectos. Los mosquitos y las moscas a mi alrededor parecían bombarderos suicidas que apuntaban a mi nariz, a mis ojos y a mis orejas. Don Juan me dijo que no les presta­ra atención a sus zumbidos.
    ‑No trates de espantarlos con tus manos ‑me lan­zó en tono firme‑. Intenta que se alejen. Forma una barrera energética a tu alrededor. Estáte en silencio, y desde ese silencio se construirá la barrera. Nadie sabe cómo se hace. Es una de esas cosas que los chamanes lla­man hechos energéticos. Para tu diálogo interno. Eso es todo lo que se necesita.
    »Quiero proponerte una idea un poco rara ‑conti­nuó don Juan mientras caminaba delante de mí.
    Yo tenía que acelerar mis pasos para mantenerme cerca de él, y así no perderme nada de lo que él decía.
    ‑Tengo que insistir en que es una idea rara que en­contrará en ti infinita resistencia ‑dijo‑. Debo adver­tirte que no la aceptarás con facilidad. Pero no por el he­cho de que es rara debes rechazarla. Eres un científico social. Por lo tanto, tu mente está siempre abierta a la in­vestigación, ¿verdad?
    Don Juan se estaba burlando de mí desvergonzada­mente. Yo lo sabía, pero no me molestaba. Quizá por­que él caminaba tan rápido y yo debía seguirle el paso haciendo tremendos esfuerzos, su sarcasmo se deslizaba sobre mí, y en lugar de molestarme, me hacía reír. Mi atención total estaba enfocada en lo que él decía, y los insectos, o bien dejaron de molestarme porque había in­tentado una barrera a mi alrededor, o porque estaba tan ocupado escuchando a don Juan, que ya no me molesta­ban sus zumbidos.
    ‑La idea rara ‑dijo lentamente, midiendo el efecto de sus palabras‑ es que todo ser humano en esta Tierra parece tener las mismas reacciones, los mismos pensa­mientos, los mismos sentimientos. Parecen responder de la misma manera a los mismos estímulos. Esas reac­ciones parecen estar en cierto modo nubladas por el len­guaje que hablan, pero si escarbamos esa superficie son exactamente las mismas reacciones que asedian a cada ser humano en la Tierra. Me gustaría que esto te causara curiosidad como científico social, por supuesto, y que veas si puedes explicar esta homogeneidad.
    Don Juan recolectó una serie de plantas. Algunas apenas eran visibles. Parecían ser algas, musgos. Mantuve abierta su bolsa y dejamos de hablar. Cuando tuvo suficientes plantas, se encaminó hacia su casa y comenzó a caminar a toda velo­cidad. Dijo que quería limpiar y separar esas plantas y orde­narlas antes de que se secaran demasiado.
    Yo me encontraba absorto pensando en la tarea que él me había delineado. Comencé por pensar si conocía algún artículo o trabajo sobre el tema. Supuse que debía investigarlo, y decidí que comenzaría por leer todo lo escrito sobre «carácter nacional». Me entusiasmé de ma­nera fortuita con el tema, y quería volver en seguida a mi casa y emprender la tarea con seriedad; sin embargo, an­tes de llegar a su casa, don Juan se sentó en una saliente alta que daba sobre el fondo del valle. No dijo nada por un rato. No le faltaba el aire. Yo no comprendía por qué se había detenido a sentarse.
    ‑La tarea del día, para ti ‑dijo abruptamente, en tono de presagio‑, es una de las tareas más misteriosas de la brujería, algo que va más allá del lenguaje, más allá de las explicaciones. Hoy nos fuimos de caminata, ha­blamos, porque el misterio de la brujería debe ser amor­tiguado con lo mundano. Debe partir de la nada, y debe volver nuevamente a la nada. Ése es el arte del guerrero-­viajero: pasar por el ojo de una aguja sin ser notado. Por tanto, prepárate acomodando tu espalda contra esta pa­red de roca, lo más lejos posible del borde. Estaré cerca de ti, en caso de que te desmayes o te caigas.
    ‑¿Qué está tramando, don Juan? ‑pregunté, y mi alarma era tan patente que en seguida bajé la voz.
    ‑¿Quiero que cruces las piernas y entres en un esta­do de silencio interno ‑dijo‑. Digamos que quieres averiguar qué artículos podrías buscar para desacreditar o comprobar lo que te he pedido que hagas en tu medio académico. Entra en el silencio interno, pero no te duer­mas. Éste no es un viaje al oscuro mar de la conciencia. Esto es ver desde el silencio interno.
    Me era bastante difícil entrar en un estado de silencio interno sin quedarme dormido. Luché contra el casi in­vencible deseo de dormir. Logré evitarlo, y me encontré mirando el fondo del valle desde la impenetrable oscuri­dad que me rodeaba. Y luego vi algo que me estremeció hasta los huesos. Vi una sombra gigantesca, quizá de un ancho de cinco metros, saltando en el aire y luego aterri­zando con un golpe ahogado y silencioso. Sentí el golpe en mis huesos, pero no lo oí.
    ‑Son verdaderamente pesados ‑don Juan me dijo al oído. Me estaba agarrando del brazo izquierdo, lo más fuerte que podía.
    Vi algo, como una sombra de barro meneándose en el suelo, y luego dio otro salto, quizá de unos quince metros, y volvió a aterrizar con el mismo silencioso gol­pe. Estaba aterrorizado más allá de todo lo que racional­mente pudiera usar como descripción. Mantuve mis ojos fijos en la sombra saltando en el fondo del valle. Luego escuché un zumbido peculiar, una mezcla entre el sonido de un batir de alas, y el sonido de una radio que no ha sintonizado la frecuencia de una estación, y el golpe que siguió fue algo inolvidable. Nos sacudió a don Juan y a mí hasta los huesos ‑una gigantesca som­bra de barro negra acababa de aterrizar a nuestros pies.
    ‑No te asustes ‑dijo don Juan en tono imperati­vo‑. Mantén tu silencio interno y la sombra se irá.
    Yo temblaba de pies a cabeza. Tenía la clara impre­sión de que si no mantenía mi silencio interno activo, la sombra de barro me envolvería como una frazada y me sofocaría. Sin perder la oscuridad a mi alrededor, grité con toda mi fuerza. Nunca había sentido tanto enojo, tanta frustración. La sombra de barro dio otro salto, claramente hacia el valle. Continué gritando mientras sacudía mis piernas. Quería deshacerme de lo que fuera que viniera a comerme. Mi estado nervioso era tal, que perdí la noción del tiempo. Quizá me desmayé.
    Cuando recuperé el sentido, estaba recostado en mi cama en casa de don Juan. Tenía una toalla, empapada de agua helada, envuelta sobre la frente. Ardía de fiebre. Una de las compañeras de don Juan me frotaba la espal­da, el pecho y la frente con alcohol, pero no sentía nin­gún alivio. El calor que sentía provenía de mí mismo. La impotencia y la ira lo generaban.
    Don Juan reía como si lo que me sucedía fuera lo más gracioso en el mundo. Sus carcajadas resonaban una tras otra.
    -Jamás se me hubiera ocurrido que tomarías el ver a un volador tan a pecho ‑dijo.
    Me tomó de la mano y me llevó a la parte posterior de su casa, donde me sumergió en un enorme tanque de agua, completamente vestido, con zapatos, reloj, y todo.
    ‑¡Mi reloj, mi reloj! ‑grité.
    Don Juan se contorsionaba de risa.
    ‑No deberías usar reloj cuando vienes a verme ‑dijo‑. ¡Ahora lo chingaste por completo!
    Me saqué el reloj y lo puse a un lado de la bañera. Recordé que era a prueba de agua y que nada le hubiera sucedido. Estar sumergido en el tanque me ayudó in­mensamente.
    Cuando don Juan me ayudó a salir del agua helada, yo había recuperado cierto grado de control.
    ‑¡Esa visión es absurda! ‑no hacía yo otra cosa que repetir, incapaz de decir nada más.
    El predador que don Juan había descrito no era bené­volo. Era enormemente pesado, vulgar, indiferente. Sen­tí su despreocupación por nosotros. Sin duda, nos había aplastado épocas atrás, volviéndonos, como don Juan había dicho, débiles, vulnerables y dóciles. Me quité la ropa húmeda, me cubrí con un poncho, me senté en la cama, y lloré desconsoladamente, pero no por mí. Yo te­nía mi ira, mi intento inflexible, para no dejarme comer. Lloré por mis semejantes, especialmente por mi padre. Nunca supe, hasta ese momento, que lo quería tanto.
    ‑Nunca tuvo la opción ‑me escuché repetir una y otra vez, como si las palabras no fueran realmente mías. Mi pobre padre, el ser más generoso que conocía, tan tierno, tan gentil, tan indefenso.

  51. trinityatierra dice:

    alonindark,
    aunque largo, se agradece ese recordatorio de los escritos de Castaneda. Qué clarito lo tenía Don Juan y qué pena que no haya más chamanes como éste por metro cuadrado en este mundo.
    Esto se podría contar con el “Somos esclavos Neo….” ¿Verdad? . Voladores es el equivalente de los reptiles de la cuarta dimensión de Icke, así de claro.

    Voy a extraer este pasaje para que lo comentemos, si no te importa y subraya dos aspectos fundamentales para mí:
    “»La única alternativa que le queda a la humanidad ‑continuó‑ es la disciplina. La disciplina es el único repelente. Pero con disciplina no me refiero a arduas ru­tinas. No me refiero a levantarse cada mañana a las cin­co y media y a darte baños de agua helada hasta ponerte azul. Los chamanes entienden por disciplina la capaci­dad de enfrentar con serenidad circunstancias que no están incluidas en nuestras expectativas. Para ellos, la disciplina es un arte: el arte de enfrentarse al infinito sin vacilar, no porque sean fuertes y duros, sino porque es­tán llenos de asombro.
    ‑¿De qué manera sería la disciplina de un brujo un repelente? ‑pregunté.
    ‑Los chamanes dicen que la disciplina hace que la capa brillante de conciencia se vuelva desabrida al vola­dor ‑dijo don Juan, escudriñando mi cara como que­riendo encontrar algún signo de incredulidad‑. El re­sultado es que los predadores se desconciertan. Una capa brillante de conciencia que sea incomible no es parte de su cognición, supongo. Una vez desconcertados, no les queda otra opción que descontinuar su nefasta tarea.
    »Si los predadores no nos comen nuestra capa bri­llante de conciencia durante un tiempo ‑continuó‑, ésta seguirá creciendo. Simplificando este asunto en ex­tremo, te puedo decir que los chamanes, por medio de su disciplina, empujan a los predadores lo suficiente­mente lejos para permitir que su capa brillante de con­ciencia crezca más allá del nivel de los dedos de los pies. Una vez que pasa este nivel, crece hasta su tamaño natu­ral. Los chamanes del México antiguo decían que la capa brillante de conciencia es como un árbol. Si no se lo poda, crece hasta su tamaño y volumen naturales. A me­dida que la conciencia alcanza niveles más altos que los dedos de los pies, tremendas maniobras de percepción se vuelven cosa corriente.
    »El gran truco de esos chamanes de tiempos antiguos ‑continuó don Juan‑ era sobrecargar la mente del vo­lador con disciplina. Descubrieron que si agotaban la mente del volador con silencio interno, la instalación fo­ránea saldría corriendo, dando al practicante envuelto en tal maniobra la total certeza del origen foráneo de la mente. La instalación foránea vuelve, te aseguro, pero no con la misma fuerza, y comienza un proceso en que la huida de la mente del volador se vuelve rutina, hasta que un día desaparece de forma permanente. ¡Un día de lo más triste! Ése es el día en que tienes que contar con tus propios recursos, que son prácticamente nulos. No hay nadie que te diga qué hacer. No hay una mente de origen foráneo que te dicte las imbecilidades a las que estás ha­bituado.”

    ¿Cómo interpretais vosotros la técnica de trabajar la disciplina chamánica?
    ¿Alguien tiene la experiencia de haber llegado a ese momento en que “no tienes a nadie que te diga qué hacer” .

    Aprovecho para preguntaros por vuestras experiencias con “voladores” a todos.
    Abrazos,
    Trinity

  52. iflywithyou dice:

    alonindark,

    “No tiene ningún sentido del humor porque no tiene alegría ni optimismo, no puede tenerlo”

    Totalmente de acuerdo en tu percepción de su estado anímico, pero serías tú capaz de tener una actitud energéticamente positiva y creativa durante toda tu vida, llevándote incomprensión de la sociedad, sintiéndote diferente a la mayoría precisamente por conocer y descubrir “cosas” que por mucho que las expliques y las puedas demostrar, la “lógica mental” de la mayoría, no es capaz de intentar siquiera probar de entender sin pasarlas por la lógica establecida?
    En qué te basas para creer que está “adoptado” por las energías a las que precisamente se enfrenta?
    No encuentras normal que pueda tener cierto resentimiento y cabreo hacia la sociedad por negarse
    ésta a ver las cosas como son en realidad, en vez de intentar ésta sociedad saltarse de una puñetera vez sus programaciones educativas/mentales y empezar a pensar por sí mismas y abrirse a otras verdades?
    Estarías tú pegando botes de alegría toda tu vida?
    Eso es lo que realmente le pasa a Freixidó y a muchos
    otros, que están hastiados ya de tanta incordura social arrastrada durante muchos años,y de la que ellos han sido testigos directos.
    Y si te fijas, sigue repartiendo el mensaje a pesar de ello.
    Por eso su actitud es lo de menos y totalmente comprensible en una persona de edad muy avanzada.
    (imagínate por lo que habrá tenido que pasar)
    Sigue apostando por lo que apostó hace ya muchos años, al igual que otros.
    Nadie dijo que fuese divertido “ver más que los demás”, muy al contrario, hay que disponer de una
    integridad mental/espiritual muy fuerte para mantenerse cuerdo, estando rodeado de tanta incordura.

    Un abrazo semi-cuerdo para todos.

  53. danielcc070 dice:

    Muchisimas gracias alonindark.
    Estaba registrado con el nombre de daniel,pero perdi la contraseña, tanto de wordp como del correo elec. para estos temas, por eso no escrivia en trinity a tierra, pues me pedia iniciar sesion. No encontrava el momento para registrar de nuevo, hasta hoy, me has dado una respuesta que escrivi en la magnifica pagina de sat7 tierra matrix holografica en la seccion Lemurianos, comentario de daniel julio 3 , 2010 hora 11:25, le y entenderas.
    Amor y Luz, Abrazos a todos.
    Gracias alonindark

  54. iorg dice:

    En un determinado momento la energía es materia y viceversa.. entonces de alguna forma sus pensamientos son energía y en dado momento se convierten en materia(pero que clase de materia? y de que tipo de densidad será) a donde va la esencia de tu ser despues de la muerte,,,, posiblemente será de acuerdo a tus pensamientos y creencias.

    los pensamientos forman realidades materiales en diferentes densidades o dimensiones, cualquier cosa que hagas desde tu punto de vista positivo o negativo tus otros yo densos se mueven paralelamente de acuerdo a tus acciones.

    para entender esta situación necesitan reflexionar o lo que es lo mismo detener el tiempo vibracional de tu entorno perceptivo, es decir dejar de vibrar que el resto de tu esfera conviviendo con los demás, no juzguez esta acción por considerarla negativa, solo es un pàso para estudiarte y a ti y al universo que te soporta y ala vez soportas tu con tus pensamientos.

    cuando llegas al punto zero vibración el tiempo se detiene, dejas de distinguir entre el bien y el mal porque todo lo vez como un todo unido en equilibro armonico, o como los taoistas llaman las esencias equilibradas de las fuerzas.

    cuando detienen su percepción , tal como lo hacen los meditantes, hermitaños y chamanes, el mundo y su aspecto cambian de foco, la luz con la cual siempre la habias observado, cambia ante tus ojos develando misterios y realidades densas que en ese punto no podriamos llamar positivo o negativo, sino que todo es un parte del todo esencial.

    Todo pero todo lo que ustedes perciben es un estado mental programable, cuando recuerdan como autoprogramarse, descubriran que nada les será imposible.

    Esto en realidad debería ser un conocimiento natural para todos ustedes, pero desafortunadamente , la cultura impuesta del miedo y el entretenimiento , mantiene en la busquedad de una verdad común y general totalmente amorfa y sin sentido que jamás tendra una forma definitiva.

    espor ellos que la verdad esencial , es primero con ustedes mismos, recordando esas antiguas conexiones entre sus comportamientos subconcientes ya olvidados en otras existencias en diferentes dimensiones o densidades.

    no tengan miedo de retar sus más profundas creencias,miedos y pensamientos, ya que de ahi procede su exclavitud voluntaria.

    no busquen metodologías de antiguas civilizaciones,, ustedes mismos son su propia metodología, ustedes mismos son su propia evolución, el dolor, lo desconocido, dejará de tener importancia cuando encuentren ese hilo que los conduce a su propia inmortalidad.

    K_PAX

  55. iorg dice:

    Cada vez que alguien decida creer ciegamente sin cuestionar la realidad que tu entorno perceptivo interpreta, estas sin duda fortaleciendo la ilusión de una realidad que te aprisiona.

    Todas estas realidades externas a tu conciencia estan diseñadas como un experimento para ver si nuestra esencia es capaz de recordar nuestra fuernte u origen.

    La prisión funciona porque los seres humanos insisten inconcientemente en creer que esa es la realidad absoluta. siendo así caen en la espiral del infinito engaño.

    + Todo en la existencia sin conciencia es …distración e entretenimiento y objeto de deseos interminables.

    + Todo en la existencia con conciencia son enseñanzas que alimentan tu interior verdadero, fuente de toda verdad plena y absoluta.

    La energía con la que generas un pensamiento, es la misma enegía que da vida y sentido al universo. la conciencia es el ser interno que se alimenta del acto conciente de tu pensamiento continuo.

    El concepto de libre albeldrío es parte del experimento de que ustedes mismos, que sin interferencia logren recordar lo que llevan por dentro.

    No hay nada ni nadie. que los dañe a menos que ustedes decidan inconcientemente sin el control preciso de sus pensamientos y emociones materializar esas amenazas en la prisión matrixial.

    Para ser un maestro de tu propio camino, necesitas paz en tu interior, recuerda que tu espiritu es aquello que reside y se alimenta de tus pensamientos concientes en armonico con tu universo tangible e intagible.

    Recuerda que tu cuerpo y existencia es solo un estado atavarico pasajero de muchas estancias de grados de aprendizaje en el camino de la conciencias ascendentes.

    Recuerda que eres el canto armonico y acuerdo entre los elementosespirituales que permiten tu estancia de tu esencia temporal AGUA, TIERRA, AIRE,FUEGO junto con tu espiritu en comunión.

    Tenemos que observar más allá de lo evidente las multiples formas de existencia que no necesariamente tienen forma corporea, de las cuales habitan mucho más antiguas que la misma tierra en otras epocas ha soportado.

    Contempla, la creación y serena tus deseos y miedos, todo lo que existe no es más reflejo de lo que existe en tu interior.

    Aleja toda idea que provoque miedo y confusión en tu interior, busca aquello que te de Paz.

    K_PAX

  56. ticoburbujista dice:

    La primera vez que yo leí “El mayor secreto” me di cuenta de que los reptilianos son los seres a los que las distintas religiones y mitologías llaman demonios.

    David Icke te habla de unas criaturas que:
    -no son de este mundo
    -no son humanas
    -tienen forma de reptil
    -son la maldad absoluta
    -tienen aplastada a la humanidad
    -tienen su centro de operaciones mundial en el vaticano

    La Biblia te habla de unas criaturas que:
    -no son de este mundo
    -no son humanas
    -tienen forma de reptil
    -son la maldad absoluta
    -tienen aplastada a la humanidad
    -tienen su centro de operaciones mundial en el vaticano

    El que no tenga claro que los “reptilianos” son las criaturas a las que la biblia (y otras muchas religiones y mitologias) llama “demonios” debe de ser mentalmente incapaz.

  57. lea31 dice:

    Homofóbico el viejo, aunque estoy de acuerdo con la mayor parte de sus ideas. Pero las familias no son todas iguales como en occidente. Basta con mirar la realidad social de muchas culturas por ejemplo en mi país Argentina los pueblos originarios son familias muy pluralistas. En el mundo no todo es madre o padre, Hay muchas realidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: