Médico canadiense cuestiona la racionalidad de los programas de vacunación obligatoria

¿Por qué continuán las vacunaciones?

Por Ghislaine Lanctot, M.D. traducida por Claudia Calvo

Extracto autorizado de La Mafia Médica de Guislaine Lanctôt, MD.

ISBN M.D. ISBN 0964412608 (p.126-131)

¿Cuál es el objetivo de las autoridades mundiales, al destruir la salud de la gente, tanto en países industrializados como en el Tercer Mundo? Siempre es difícil asumir las intenciones de otros, especialmente cuando no se está cerca de ellos. Y esto es verdad en este asunto. Pero ciertamente hay ventajas para alguien, en alguna parte, para que estén tan testarudamente manteniando la campaña para las vacunaciones, a como dé lugar. Debe beneficiar a alguien, en alguna parte. Una cosa es segura. No nos beneficia a nosotros. Para determinar cuáles son esas ventajas, y para quién, paremos y veamos las CONSECUENCIAS de estos programas de vacunaciones masivas y saquemos nuestras propias conclusiones.

Las vacunaciones son caras y representan un costo de un billón de dólares anuales. Por lo tanto, beneficia a la industria, y específicamente a las industrias multinacionales. Una vende las vacunas. Las otras proveen entonces un arsenal de medicamentos para responder a las muchas complicaiones que las siguen. Sus ganancias aumentan mientras nuestros gastos salen por el techo. Al punto en que simplemente estamos abrumados y estamos listos a aceptar lo inaceptable, como la medicina socializada en los Estados Unidos, por ejemplo.

La vacunación estimula al sistema inmune: el mecanismo de defensa del cuerpo. Repetida, la vacunación agota al sistema inmune. Da un falso sentido de seguridad y, al hacerlo, abre la puerta grande a todo tipo de enfermedades. Notablemente, a los que tengan que ver con el SIDA, que sólo se puede desarrollar en terreno maduro, o sea en donde el sistema inmune ha sido dañado. Esto hace que el SIDA explote, asegurando que la enfermedad florezca permanentemente.

La vacunación lleva a la violencia social y el crimen. ¿Qué mejor modo de desestabilizar un país que desarmar a sus habitantes, y reforzar el control policiaco y militar? Las autoridades sutilmente crean situaciones de pánico y miedo entre la población que, a su vez, necesitan los refuerzos de las “medidas de protección”, incluyendo prohibirle a la población el tener armas. Las autoridades llegan entonces como salvadores… y hacen aún más fuerte su control. Es seguro que, para imponer un solo ejército mundial, uno debe primero desarmar a los ciudadanos de cada país. Uno debe entonces crear violencia, para llegar a este desarme, particularmente en los Estados Unidos en donde el derecho a las armas es garantizado por la Constitución.

La vacunacion fomenta la dependencia médica y refuerza la creencia en la ineficiencia del cuerpo. Crea gente que necesita asistencia permanente. Reemplaza la confianza en uno mismo con una confianza ciega en otros, fuera de nosotros. Lleva a la pérdida de la dignidad personal, además de hacernos financieramente dependientes. Nos lleva al círculo vicioso de la enfermedad (miedo-pobreza-sumisión) y de este modo, asegura la sumisión de la manada para dominarla y explotarla mejor. Y luego los llevan al matadero. A carnearlos. La vacunación también fomenta la dependencia moral y financiera de los países del Tercer Mundo. Perpetúa el control social y económico de los países Occidentales sobre ellos.

La vacunación camufla los verdaderos problemas socio-políticos de algunos, debido a la explotación de otros, y resulta en pseudo-soluciones tecnocientíficas que son tan complicadas y sofisticadas que los pacientes no las entienden. Además, la vacunación saca fondos que deberían ser usados en mejorar las condiciones de vida, y los vierte en los bancos de las multinacionales. Amplía el abismo entre el rico dominante y el pobre explotado.

La vacunación diezma poblaciones. Drásticamente en los países de Tercer Mundo, y crónicamente en los países industrializados. A este respecto, el antiguo Presidente del Banco Mundial, ex Secretario de Estado de Estados Unidos, que ordenó bombardeos masivos en Vietnam, y miembro del Programa de Inmunización Expandido, Robert McNamara, hizo unos comentarios muy interesantes. Como lo reportó la publicación francesa “J’ai tout compris”, se le citó diciendo: “Uno debe tomar medidas draconianas de reducción de poblaciones contra la voluntad de éstas. Reducir la tasa de natalidad ha demostrado ser imposible o insuficiente. Se debe entonces aumentar la tasa de mortalidad. ¿Cómo? Por medios naturales: hambrunas y enfermedad.”

La vacunación permita la selección de las poblaciones a ser diezmadas. Facilita el genocidio por objetivos. Permite matar a personas de ciertas razas, ciertos grupos, ciertos países. Y dejar a otros intactos. En nombre de la salud y el bienestar, claro. Tomen a Africa, por ejemplo. Hemos sido testigos de la casi desaparición deciertos grupos. Unos 50% muertos, estiman los más optimistas. Unos 70% muertos, los menos optimistas. Como por casualidad, muchos eran de la misma región, como Zaire, Uganda, el extremo Sur de Sudan.

* En 1967, en Marburg Alemania, siete investigadores que trabajaban con monos verdes africanos, murieron de una fiebre hemorrágica desconocida. En 1969, también por casualidad, la misma enfermedad mató a mil personas en Uganda. En 1976, la nueva fiebre hemorrágica misteriosa mató en el Sur de Sudán. Y luego en Zaire. Es de notar que desde 1968, los virólogos (especialistas de los virus) instalaron su sofisticado equipo en ciertos hospitales de Zaire.

* En una sesión de la CIA, el cancerólogo Dr Gotlieb admitió haber dispersado -en 1960- una gran cantidad de virus en el Rio Congo (en Zaire) para contaminarlo y enfermar a todas las personas que usaban este río como fuente de agua. Y… ¡el Dr Gotlieb pasó a ser el jefe del Instituto Nacional del Cáncer!.

* Hace un par de años, Reuters reportó: “Una enfermedad similar al SIDA ha matado a 60.000 en el sur de Sudán. Llaman a esta enfermedad el asesino. Familias, pueblos enteros han desaparecido. Esta enfermedad, el Kala-azar, toma la forma de una fiebre y de pérdida de peso. Los síntomas son los mismos que los del SIDA. El sistema inmune se debilita y los afectados mueren de otras infecciones”. Obvio que Africa -en particular aquellos países hacia el centro y el sur- contiene riquezas fabulosas que siempre han incitado a los occidentales a destrozar a sus habitantes para tomar posesión de sus riquezas. Y que se cuide el que se les atraviese… Las colonias han desaparecido… pero el colonialismo no.

La vacunación sirve como una forma de experimentación, para probar nuebos productos en un enorme muestrario de la población. Bajo el pretexto de la salud y el bienestar de la población, la gente es vacunada contra alguna seudo-epidemia -con los productos que se quieren estudiar. La vacuna de hepatitis B parece haber sido la preferencia de las autoridades para este fin. Pero esta vacuna es manufacturada con un proceso de manipulación genética. Y es mucho más peligrosa que la vacuna tradicional, pues inocula en el cuerpo células que son ajenas a su código genético. Algo más: esa vacuna se hace con virus cultivados en los ovarios de hamsters chinos. Uno sólo puede imaginarse ¡la apariencia de las futuras generaciones! Pero hay más. También se reporta que causa cáncer del hígado. A pesar de todo esto, goza de gran popularidad entre las autoridades, que se la imponen de primero a todos los que trabajan en el sector salud, y luego al resto de la población.

* En 1986, las autoridades médicas le pusieron la vacuna de la hepatitis B a los niños indios de Alaska, sin ninguna explicación ni autorización de sus padres. Muchos de ellos se enfermaron. Parece que había un virus llamado RSV (Rous Sarcoma Virus) en la vacuna (1). Las tribus indias han sido sometidas a una infinidad de vacunaciones. Estemos conscientes de que ellos son personas difíciles de someter… y que poseen enormes tierras que a las autoridades les encantaría tener para sí.

* Recientemente me reuní con un grupo de mujeres Nativas para conversar de salud con ellas, y salió a relucir el tema de las vacunas. Les estaba dando unas informaciones al respecto cuando la enfermera del grupo me confesó que el gobierno federal le había dado toda libertad en la administración de la salud de ellos, pero con una condición estricta: que cada vacunación debía ser aplicada a todos, sin excepciones. El silencio fue ensordecedor. Todas entendimos.

* En 1988, el Embajador de Senegal dio una entrevista radial reportando los estragos del SIDA en su país, donde pueblos enteros estaban siendo diezmados. Unos años antes, equipos médicos y científicos habían venido a vacunar a sus habitantes contra la hepatitis B.

* En 1978, una nueva vacuna fue probada en los homosexuales de Nueva York. Y en 1980, en los de San Francisco, Los Angeles, Denver, Chicago y San Louis. Oficialmente, esta “vacuna nueva” era contra la hepatitis B y, como sabemos, provocó que muchos de ellos muerieran de SIDA. Estaba llamando el “estreno” oficial de la epidemia de SIDA de 1981.

El programa vacunatorio de los homosexuales contra la hepatitis B fue llevado a cabo por Su Santidad La OMS y el Instituto Nacional de la Salud. Hay reportes de colaboración entre estas dos organizaciones en 1970, para estudiar las consecuencias de ciertos virus y bacterias introducidos a los niños durante campañas de vacunación. En 1972, transformaron este estudio para enfocarse en los virus que provocaban una caída en el mecanismo inmune.

Wolf Szmuness dirigió los experimentos anti-hepatitis B que se llevaron en Nueva York. Tiene contacto muy cercano con el Banco de Sangre, en donde tiene su laboratorio, el Instituto Nacional de la Salud, el Instituto del Cáncer, la FDA, la OMS y las Escuelas Públicas de Cornell, Yale y Harvard.

En 1994, una vasta campaña de vacunación contra la hepatitis B se llevó a cabo en Canada. Es a la vez inútil, peligrosa y costosa. ¿Y para qué? ¿Hay una agenda escondida? Noto que la provincia de Quebec es un blanco particular, estos últimos 3 años.

– 1992: vacunación contra la meningitis

– 1993: re-vacunación contra la meningitis

– 1994: vacunación contra la hepatitis B

Yo estuve aquí en 1993. Me incomodó ver que estaba dirigida a una generación entera (1 a 20 años), un una sóla provincia. ¿Desde cuándo los virus respetan las fronteras, y especialmente las fronteras provinciales o lingüísticas? Los hechos son:

– No había epidemia, ni amenaza de ella. Los Epidemiólogos lo confirmaron.

– No una sino tres vacunas diferentes se administraron, cada una en un área designada.

– Ciertas enfermeras se seleccionaron y entrenaron para administrar una vacuna especial.

– Todos los niños fueron entrados en un banco de datos computarizado.

– La presión para vacunar a los niños fue enorme. Las escuelas se convirtieron en clínicas. Los que no se quería vacunar fueron señalados y tratados como infrecuentables.

– Las enfermeras perseguían en casa a los padres que no querían hacer vacunar a sus hijos de edad preescolar. Tuve un reporte directo de uno de estos niños. La madre no quería vacunar a su hijo. La enfermera que llegó a su casa le hizo creer que era obligatorio. La madre cedió… es niño es ahora minusválido, física y mentalmente (parálisis espástica).

– La vacunación costó $ 30 millones.

Ah, pero había una voluntad asesina. Como los Nativos, la gente de Quebec también son un “estorbo”. Creen en su identidad cultural y en la soberanía. Lo que es más, Quebec, con sus territorios nativos, contiene gigantescas provisiones de agua en las que muchas multinacionales tienen la mira puesta. Como dijo un conocido mío en la junta de administracion del agua de California, “Hoy, el agua es oro”. ¿Puede uno pensar en un arma biológica más apropiada, para quitar los impedimentos y accesar a este recurso?

9. Las vacunaciones permiten estudios epidemiológicos de poblaciones, que recogen datos de la resistencia de los distintos grupos étnicos a las distintas enfermedades. Permite estudiar las reacciones de los sitemas inmunes en grandes fracciones de la población, a un antígeno (virus, microbio) inyectado por la vacunación, ya sea en el marco de la lucha contra una enfermedad existente, o una que haya sido provocada.

* En 1987, ciertos laboratorios estadounidenses y el Departamento de Biotecnología de India firmaron un acuerdo autorizando la prueba de vacunas genéticamente manipuladas en la gente de India. Este acuerdo encontró una feroz oposición porque dio acceso a los perfiles epidemiológicos e inmunitarios de la población. Este dato es extremadamente importante desde un punto de vista militar. Es aún más valioso porque India nunca ha experimentado la fiebre amarilla. Y, al tiempo de escribir este libro, sólo había conocido un puñado de casos de SIDA. Por encima de todo esto, los laboratorios privados estadounidenses propusieron probar los productos para los cuales no había autorización en los EUA… ¡en la población india! Y las autoridades de la India aceptaron gustosas.

10. La vacunación es un arma biológica al servicio de la guerra bacteriológica. Permite atacar personas de determinada raza, y deja a los demás más o menos intactos. Hace posible intervenir en el linaje hereditario de cualquiera que se seleccione. Una nueva especialidad ha nacido: la ingeniería genética. Florece y goza de gran prestigio, y está recibiendo fondos de investigación sustanciales. El reto es enorme: encontrar una vacuna ¡que nos dé la enfermedad contra la cual ya tenemos la vacuna! De este modo, podríamos enviar tropas que ya han sido vacunados contra la vacuna asesina, que entonces podrían poner a circular entre el enemigo. ¡Es absolutamente loco y demente!

Por mientras, el robo industrial está descontrolado. Neil Levitt, capitán y biólogo de US Navy en Fort Detrick, reportó la desaparición de 2.35 litros de una vacuna experimental. ¡Una dosis suficiente apra contaminar el mundo entero! Fort Detrick es un laboratorio de investigación que fabrica vacunas. Está localizado muy cerca de Washington, en Maryland, y depende del Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda, un suburbio de la capital.

No es sorprendente que, en cada campaña mayor de vacunación, uno se encuentra la misma telaraña: gobierno, militares, Su Santidad la OMS, financieros, investigadores, laboratorios, universidades, la CIA, y el Banco Mundial.

No perdamos de vista que:

En nombre de la defensa de nuestros países, fabricamos las más asesinas de las armas. La guerra es guerra, sea biológica o no. Y las armas matan. La guerra biológica es un negocio trillonario, grandemente financiado con NUESTROS FONDOS, a través de los militares, la investigación, donaciones… También es financiado, sin nuestro conocimiento, POR NUESTRAS VIDAS. Las de nuestros niños y las de millones de inocentes que son sacrificados. Somos nosotros, los que vivimos en el mundo occidental, que somos responsables de esta enfermedad y genocidio alrededor del mundo. Por nuestra aceptación de las vacunas, tanto en casa como en el extranjero.

Fuente:

Anuncios

4 respuestas a Médico canadiense cuestiona la racionalidad de los programas de vacunación obligatoria

  1. carlalondres dice:

    Creo que lo que dice Teresa Forcades es lo más coherente respecto a la gripe A.

    http://www.benedictinescat.com/Montserrat/htmlfotos/TereGripAcas.html

  2. zrss dice:

    tdo bien pero, el sida es una falacia una enfermedad inventada para el aniquilamiento de unos y el enriquecimientod de otros. Respecto a la vacunacion ojala se suprimiese pero se ve inposible, la cuestion es que la mayoria de los politicos (sobre tdos los de alto rango) no se van a avacunar a si que yo tampoco.

  3. sol63 dice:

    Trinity perdona, esto no se donde escribirtelo. No tiene que ver con esta entrada. Está relacionado con las donaciones. Llevo todo el dia pegandome con paypal y me da errores que no son racionales. Te lo comento por si le sucediera a más personas.

    El Amor es Infinito

  4. trinityatierra dice:

    Sol63, estos temas no se tratan en el hilo, lee por favor las normas del foro arriba: Escribe a mi correo y explica lo que ocurre, porque a mi me funciona perfectamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: