Milagros a Lourdes: la locura del sistema sanitario

A veces uno lee cosas que le comprimen definitivamente el corazón, no porque constituyan hechos extraordinarios, cargados de sorpresa, sino porque están llenos de ese algo reconocible que hemos vivido en silencio alguna vez, con impotencia, sin plena comprensión de lo que sucedía o sin herramientas para poder reaccionar ante la pasividad de todo y de todos los que nos rodeaban. Nos recuerda al historial médico de un familiar muy cercano que ya no está entre nosotros; o nos recuerda al infierno diario que tiene que atravesar todavía algún ser querido, que ya no se queja ni reclama, sólo sigue esperando el milagro de que el sistema de salud, en el que ha depositado todas sus esperanzas, le ayude a encontrar por fin eso, la ansiada salud.

Los que leéis el blog, sabeís que estoy especialmente sensibilizada con este asunto.

Leyendo el último número de Discovery Salud, leo una carta a la redacción que quiero compartir con vosotros. Tal vez, en estos hechos  tan detalladamente descritos, uno a uno, como si se trataran de las bolas de un rosario, alguna persona de las que normalmente hace oidos sordos a la nomenglatura científica o jurídica o incluso al sentido común, encuentre motivo de reflexión.

 

“Hola, hace mucho tiempo que no escribo una carta y me resulta un tanto dificil pero por fin me lanzo.

Mi padre murió hace 2 años y 4 meses que es el tiempo en el cual me aficioné a vuestra revista y desde entonces no he dejado de comprarla. Murió en casa de cáncer después de estar seis meses vomitando y con dolores en el costado derecho que, según la médico de cabecera, eran las costillas flotantes. En cuanto a los vómitos los achacaba a la úlcera duodenal que tenía desde hace 2 años. Total, que le daba fármacos inútiles y no le hacía ni puñetero caso. Tres meses antes de morir le mandó, a petición de mi madre, al especialista digestivo y ese buen hombre, sólo palpando su hígado, mandó que le hicieran un escáner urgente a mi padre.

Por esas fechas ya tenia metástasis. Se me olvidada decirles que la “espabilada” médico de cabecera también le infló a antibióticos porque en una análitica de sangre y ante los resultados vio lo que para ella era una infección “gorda”.

Ya ven: dolor en el costado drechos (costillas flotantes) y analítica con resultados aberrantes (infección gorda). Todo un portento de la medicina… el caso es que el especialista de digestivo nos mandó al oncólogo y allí sólo nos dieron a elegir el lugar de la muerte: hospital o en casa.

A él no le hicimos saber la cruda realidad y nos lo llevamos a casa. Ese fue mi primer contacto duro con el cáncer y empezaron los interrogantes sobre esa enfermedad y qué era lo que podía hacer: por eso descubrí vuestra revista. Encargué Renoven y también le llevé, casi a cuestas porque ya no tenía apenas fuerzas para andar (no podía comer, lo vomitaba todo, hasta el agua), a un naturista-osteópata, que le mandó infusiones para el hígado y le hizo una ecografía. Tras verla nos dijo que estaba todo muy avanzado, que el hígado ya no metabolizaba y que sólo un milagro le podía salvar. Hicimos todo lo que estuvo en nuestras manos pero fue en vano.

Murió entre nosotros, rodeado de cariño, con música clásica, en su cama y con todos los cuidados que sólo la gente que te quiere te pueda dar. Lo peor fue la agonía. Duró 4 largos días con los ojos abiertos en blanco, una respiración muy ruidosa e inmóvil; en definitiva un trago muy dificil de superar.

A las 2 semanas de morir publicasteis vuestro libro “Cáncer; qué es, qué lo causa y cómo tratarlo” que por supuesto compré y hoy no dudo en recomendárselo a la gente. También recomiendo vuestra revista que, desde aquello, leo todos los meses.

Supongo que al morir en casa mi padre no figurará como víctima del cáncer pero, tristemente, es otra víctima más a engrosar la larga lista de meteduras de pata y la dejadez de la medicina convencional.

Pero ahora la que me preocupa es mi madre, no sé qué hacer y es por eso que les voy a pedir consejo.

Hace ya muchos años, antes de lo de mi padre, le mandaron tomar Prozac 20 mg, una pastilla al día para la depresión, y Tranquimazin 0.50 mg a la noche para dormir que hoy en día “tiene” que seguir tomando según otra médico de cabecera (a raiz de lo de mi padre, cambié a mi madre de facultativo) ya que según ella al tener 75 años y llevar muchos años con esos fármacos sus enfermedades se han vuelto crónicas y es “imposible” dejarlos. Yo sé que es posible, o eso creo, pero no sé cómo y necesito que me recomienden un médico que nos pueda ayudar ya que con la cantidad de fármacos que toma se le está olvidando todo.

Está como ida y no me extraña porque miro los prospectos y me da pavor.

Les relato: tiene estreñimineto crónico (Duphalac 2 sobres al día), depresión crónica (Prozac 20 mg al día), osteoartritis (Movalis 15 mg al día), tensión alta (Enapril Bexal 20 mg al día), no duerme bien (Tranquimazin 0.50 mg 1 al día), falta de riego (Takanene 50 ml 2 veces al día) y cuando siente dolores de cabeza o de otra índole le recetan paracetamol de 650 mg. Aparte de todo eso está operada de apendicitis y vesícula con lo cual le faltan las dos cosas y tiene piedras de calcio en el riñón y cada dos por tres infecciones de orina así que también le atiborran de antibioticos. 
Los ojos también los tiene mal y se echa gotas para el glaucoma ocular (Lombigan 5ml 2 veces al día) que en un ojo se lo han retirado al operarle de catarata; dicen que se le ha corregido de momento. En el otro ojo le entró hace un año alguna porquería y se le infectó por lo que le mandaron colirios para la conjuntivitis.

Como la cosa fue a peor, no paraba de llorarle el ojo, y cada vez estaba más hinchado le fueron cambiando de gotas hasta que un oftalmólogo la miró “mejor” y nos dijo que era herpes con lo cual le cambió el tratamiento y actualmente en ese ojo se echa Combinan 5 ml 2 veces al día, Tobaradex Colirio 5 ml 3 veces al día y Zovirax pomada oftalmológica 3 veces al dia asi como por via oral Valtrex 500 mg 1 vez al día. Todo esto durante 6 meses hasta la nueva consulta.

Según el oftalmólogo, al no haber tenido un tratamiento correcto durante 1 año se le ha producido una úlcera en la córnea. Ya ven…si dentro de 6 meses le ve mejor el ojo el médico la operará de la catarata que también tiene en éste aunque a mi no me da ninguna confianza todo lo que está pasando y tengo miedo de que la dejen sin visión.

Por si todas estas cosas fueran pocas le han metido en la lista de espera para operar de prolapso uterino y de vejiga ya que ésta la tiene asomando casi entera (de ahi tantas infecciones). Según me dice el cirujano la operación consiste en vaciar el útero, recolocar las vísceras y  sujetar la vejiga a los músculos, todo ello con anestesia de cintura para abajo y aun así en la mayoria de los casos les dan anestesia total ya que en mitad de la intervención se suelen quejar de dolor con lo cual les ponen dos tipos de anestesia. Y encima te lo dicen y se quedan tan anchos.

Como comprenderán tampoco me fio un pelo y tengo verdadero miedo a que me dejen sin madre. Y es por todo ello por lo que me he animado a escribirles. Hace 10 años le quitaron un carcinoma en los labios de la vagina que afortunadamente no ha dado más guerra pero cada ciertos meses le quitan de la piel unos bultitos que son tumores vasculares y en breve le quitarán otro que le ha salido transparente en la aleta de la nariz.

En la revista número 100 me lei todos los especialistas, pero hay pocos en Vizcaya y además no se cual le vendría bien a mi madre con todo lo que tiene. Por eso os pido asesoramiento.
Desplazarnos  a otra comunidad sería imposible porque hay que pagar hoteles, desplazamiento, la consulta, tratamiento.. y con una pensión de viudedad y yo en paro en estos momentos, como se suele decir, “milagros a Lourdes”. Pero si me pueden indicar un sitio lo más cercano posible que pueda mejorar la salud de mi madre…por intentarlo no pierdo nada. No tengo ordenador ni sé cómo funciona y además sin un sueldo fijo todos los meses ni se me ocurre comprarlo.

Por eso tengo que escoger el método de la carta para dirigirme a vosotros aunque ya sé que hoy en día está un poco en desuso pero es lo que hay. Sé que tenéis serios problemas para contestar a tanta gente que os escribe y no me extraña porque cada vez somos más las personas que hemos dejado de creer en el sistema sanitario que impera.

No tengo interés en que publiqueís la carta aunque eso lo dejo a vuestro criterio si creéis que en ella hay algo interesante. Y perdonad las faltas de ortografía y el extenso culebrón pero no me sé expresar mejor.

Muchas gracias por la información tan valiosa que dais. Ojala consigáis abrir los ojos a la sociedad y a los que sólo buscan enriquecerse a costa del sufrimiento ajeno.”

M. B H. L Bilbao (Vizcaya)

Anuncios

17 respuestas a Milagros a Lourdes: la locura del sistema sanitario

  1. edheo dice:

    Por favor, que paren el mundo que me quiero bajar…

    Esta es la próspera sociedad del siglo XXI? Este es la sociedad del “bienestar”?

    Seguramente no aguantaría ni dos abriles, pero prefiero morir a punta de lanza y con taparrabos que seguir colaborando a sostener este sistema infernal.

  2. BellPacific dice:

    Trinity:

    Voy a ponerme en contacto con médicos y terapeutas alternativos en los que confío. Espero localizar alguno cerca de Bilbao que pueda ayudar a esta mujer.

    Abrazos

  3. siriusdice dice:

    Se dice que estamos actualmete peor que en el “Feudalismo” ahi te lo dejo…

    No te creas que solo es en España al menos ahi le hacen “cosas” a los pacientes aca ni los pelan, a parte de que estamos tan mal en Mexico que se dice que “todos los embarazos son de riesgo”. echale por alla luchando con el cancer y aqui aparte del cancer y la diabetes es peligroso hatsta tener hijos….

  4. Iba a hacer una entrada sobre esto en mi blog, pero estoy algo perro. En menéame me falta karma por novato… Te paso los links por si te animas antes que yo. Es interesante (recorte de libertades civiles en UK también). Saludos.

    http://es.youtube.com/watch?v=lzpodjxmHlI
    http://es.youtube.com/watch?v=j2RLMpU9Umo

  5. trinityatierra dice:

    Trinitolueno,
    auqnue aquí no se sigue mucho la politica británica, Davies era un politico, miembro del parlamento del partido conservador con una extraordinaria proyección y futuro en la politica en el pais. Sin embargo ha decidido dejar el cargo despues de una larga lista de decisiones gubernamentales del estado cuasi-totalmente-orwelliano implantado allí la última de las cuales es que se puede detener a un sospechoso de “terrorismo” hasta 42 dias sin cargos. Dejar su cargo politico en el parlamento además de plantar cara al gobierno por el terrible recorte de libertades en su pais que el denuncia de esta manera, supone una critica a su propio partido ya que con ese gesto lo que viene a decir es que los conservadores no están haciendo absolutamnte nada para evitar esos desmanes del gobierno.
    En el blog hemos posteado mucho sobre lo avanzado de la agenda orwelliana en UK. Camaras de vigilancia por todas partes, incluida la basura, anuncios al mas puro estilo Gran Hermano amenazando con analisis de ADN a quien escupa en el metro recorte de libertades, leyes nuevas aprobadas sin debate en línea con las aprobadas en EEUU… lo último en control policial y mental (para controlar el CRIMENTAL) es
    http://civiliannewswire.blogspot.com/2008/06/invasion-of-cardboard-police.html
    imágenes de cartón de policias para colocar en todos los centros comerciales, carretera y lugares públicos…. Están por todas partes.

    Ojala cundiera el ejemplo y los politicos y cargos publicos dimitieran en masa para denunciar el avance imparable del NOM y de esa agenda con oscuros objetivos. Los medios, no tendrian mas que remedio que dar cobertura mediatica a ello y obligaria a mucha gente a preguntarse, qué está pasando…
    En España, al contrario, no dimiten ni cuando deberían hacerlo por corrupción o por incompetencia desmedida…

  6. bueno, pues ya lo postearé en mi blog… Querría ahorrarme ese trabajo. Además el tuyo tiene bastante más difusión. Un día de estos me pongo manos a la obra.

  7. trinityatierra dice:

    qué sinceridad la tuya…(lo de ahorrarme el trabajo..)
    Tendría mucha más cobertura si tuviera subtítulos o encontraras alguna referencia a la noticia en castellano. Aquí intentamos postear videos con subt. porque está demostrado que la gente hispanohablante se descuelga de la línea si no comprende el idioma.
    De todos modos, no me parece un argumento muy convincente para nadie eso de “haz tal cosa porque yo me quiero ahorrar el trabajo”, ¿no te parece?.

  8. BellPacific dice:

    trinity:

    El Centro de Desarrollo de Medicina Tradicional Tian,
    http://www.flonios.com/portal/webtian01.htm

    tiene un teléfono de contacto en Vizcaya:

    Tfno-FAX 34-94-6275043

    ¿Te es posible localizar al remitente de la carta y dárselo?. Gracias

    Abrazos

  9. trinityatierra dice:

    Gracias BellPacific,
    lo intentaré.
    Por cierto creo que este completo listado de terapias y profesionales en España será de vuestro interés
    http://www.dsalud.com/numero100_15.htm
    Trinity

  10. nodiggedy dice:

    vaya caso…

    es tanta la mierda en este mundo que nos rodea, que no es de extrañar que mas de uno opte por acabar con su vida (no solo por cuestiones de falta de salud), o simplemente el desear no haber nacido…

    Trinity, me encanta que sigas adelante, la verdad, nadie mejor que tu… ojala todo esto de sus frutos…

    por cierto, hablando del imperio medico-farmaceutico, supongo que viste la denuncia presentada por Ana Vazquez, presidenta de proderechos fundamentales, que entre otras cosas, pide la suspension inmediata de la vacuna VPH – de la cual, nunca demostraron su eficacia…

    cada vez vamos a mas, pero esperemos estar ahi aunque sea unos pocos para hablarlo y pararlo de una vez.

    saludos y suerte a esta pobre chica…

  11. nary dice:

    Tiene razon Sirius , aun los peores problemas en los centros de salud que puedan haber en España o en Eu , no se comparan con México.

  12. Ana dice:

    Yo creo que las cosas van mal por el egoísmo generalizado y la asistencia sanitaria no se libra de ello.

    No me cabe la menor duda de que la actitud hacia la vida, en resumen la decisión entre la generosidad o el amor, y el egoísmo, influyen en la salud.

    Y esta decisión la toma cada uno, sin disculpas. No se puede uno disculpar con que las cosas están mal, nadie lo hace o diciendo que va a perder esto o aquello. El que piense así, que no se queje de nada, porque no le puede exigir al otro que haga lo que él no quiere hacer, es decir, dar la cara, en el buen sentido por supuesto.

    El que actúa bien en esta sociedad, siempre tiene que estar dispuesto a renunciar a ciertos intereses personales.

    Yo le diría a esta hija, que enfoque el tema de la asistencia de su madre, generosamente; ya dice que recomienda el libro que podría haber ayudado a su padre, eso le honra; que piense en hacer todo el bien que pueda con su vida por encima de sus particulares intereses; que le transmita esto a su madre, para que en su medida haga lo que pueda (refiere, entre otras cosas de su madre, una hipertensión, enfermedad típicamente psicosomática, y, el factor psíquico que más se relaciona con las enfermedades psicosomáticas es la hostilidad sobre todo la no reconocida; y también las infecciones se favorecen con el estrés, lo cual es facilitado con un deficiente enfoque de los problemas).

    Como yo le digo a mis pacientes, injusticia hay mucha, gente que se queja de las injusticias también, pero lo que hace falta es gente que viva la justicia, es decir, que anteponga el bien real de todos a los intereses personales; porque no vive la justicia, el que se queja de una injusticia que le toca y que sólo le interese en la medida que le afecta personalmente, y no por la injusticia en sí misma, y, en cualquier caso, le priman sus particulares intereses, ya que no está dispuesto a hacer nada que pueda perjudicarle.

    Dice esta hija que a su madre le han dado una medicación para la falta de riego, se supone que cerebral, y apenas nos da datos de cómo vive su madre todo esto; sí dice que está como ida. No sabemos si tiene las facultades intelectuales deterioradas; en cualquier caso, las depresiones también pueden dar lugar a cuadros similares a la pérdida cognitiva, a pseudodemencias.

    Yo creo que es imprescindible considerar el factor psicológico tanto en la hija, y en cómo ve enfermedad de su madre, quizá en ciertos aspectos irreversible, y su asistencia, así como en la madre; no es ninguna sorpresa que la mera contemplación de factores orgánicos no cura una enfermedad, pero esto aunque está incluido en la asistencia sanitaria, no es exclusivo de la misma, y creo que cualquier persona que tenga una vida con sentido se lo puede transmitir.

    Con respecto a la hija, que tenga una vida con sentido, generosa, y

  13. trinityatierra dice:

    Ana,
    me queda la duda de saber si entiendo el sentido de tu carta tal y como nos lo quieres transmitir. ¿Pretendes decir que los culpables del estado de salud de esa señora son fundamentalmente ella misma, por no tener una actitud generosa ante la vida y su hija por no tener una actitud suficientemente abierta, generosa y llena de sentido?.
    No leo en tu comentario ni una sola mención a la “CULPA” del sistema médico y sanitario absolutamente aberrante en el que estamos inmersos.

    Esa hija de momento está intentando ayudar a su madre con lo que tiene, en su enorme escasez de medios como relata la carta. Se dirige a quien ella cree que puede darle una salida de esa locura. No creo que haya muchas personas que conozca tan al dedillo el rosario de enfermedades y remedios que su madre está soportando. Los conoce y eso ya implica un enorme interés por el estado de salud de ella. No leo nada en la carta de esta persona que indique que su actitud ante la vida no es tan generosa.

    Entiendo que practicas la medicina (no sé ni donde ni en qué lugar) pero creo que tus críticas deberian en primer lugar dirigirs a un sistema médico absolutamente corruopto donde los médicos de cabecera prescriben productos para enfermedades que no curan y que a cambio de ello muchos (es un hecho probado) reciben compensaciones económicas y de otro tipo.
    Creo que tus críticas deberían dirigirse a un sistema sanitario y educativo que no enseña a las personas a entender absolutamente nada sobre la salud, sino que las miente reiteradamente sobre ello y, como consecuencia, la persona se ve incapaz de comprender por qué lo que le dice el médico no le cura, sino que le enferma aun más.

    Creo que tus criticas deberían dirigirse a un sistema sanitario y médico lleno de profesionales incompetentes que dan un diagnóstico sin entender que no hay enfermedades sino enfermos y que ponen en peligro reiteradamente la salud y la VIDA de los pacientes. Incompetente es el caso de la médico de cabecera que nos muestra esta carta y que yo y millones de españoles reconocemos en una larga lista de casos similares.

    Creo que tus críticas deberian dirigirse a un sistema sanitario y médico donde lo “científico” viene determinado por lo que dicen las compañias farmaceúticas que financian caros simposius para presentación de nuevos productos confundiendo el marketing con la ciencia, de forma que los médicos son en mi opinión los profesionales con una formación peor en tantos países.

    Creo que tus críticas deberían dirigirse a quienes de forma casi agresiva NIEGAN la posibilidad a sus pacientes de dirigirse a otros medios alternativos para tratar su salud porque NO RECONOCEN QUE NO SABEN QUE TIENE EL PACIENTE.

    Dicho sea de paso, tal vez sepas que la profesión médica es donde existe en el mundo mayor tasa de suicidios entre profesionales. Evidentemtne algo no anda bien. Y la autocrítica debería dirigirse desde ese ámbito.

    Sinceramente, no se si ha sido tu intención, pero culpar a las personas por querer estar sanas, por confiar en la sanidad convencional o al menos ponerse en sus manos por no contar con medios económicos me parece cuando menos injusto por decirte algo suave.

    Y para terminar: creo que en algún momento de nuestra vida todos nos hemos encontrado con ese “profesional” que nos ha dicho que lo que tenemos (como ese “profesional” no sabe lo que es, no puedo curarnos y no puede reconocer su propia ignorancia y conocimiento limitado) entra en el juego de “ese algo psicológico” que es la causa de tus problemas. El trucio es viejo y está muy gastado.
    Como sabrás, en la salud natural lo sicológico. lo físico, lo emocional y lo espiritual se trata de la misma forma, de forma global, holística. Una persona enferma, incapaz de desarrollarse plenamente no puede estar sana sicológicamente, pero eso no indica que la raíz de sus problemas sea sicológico. En cualquier caso, como te digo, el médico tiene que conocer al paciente, porque no hay enfermedades sino enfermos, tiene que llegar a comprender dónde está la causa de sus problemas e ir ayudandole a resolverlos sin al menos dañar lo que está sano. El problema me temo de la terapia convencional es que se daña (infinidad de veces) lo que está sano por lo que la persona entra en una dinámica terrorifica de la que no puede salir.
    Trinity

  14. Sara dice:

    Es muy triste lo que le ocurre a esa señora y a su madre, lo mas triste es que ocurre todo el tiempo, una y otra vez en todo el mundo. Pense que eso sólo pasaba en mi país pero por lo visto ocurre en todas partes. Es increible que con lo que se sabe aun no utilizen un sistema preventivo, logicamente a las grandes corporaciones farmaceuticas no les conviene que la gente se cure a si misma, que coman sanamente alimentos organicos, aunque le cueste a muchos creerlo lo sierto es que dejaron desde hace muchiiiiiiisimo tiempo de preocuparse por nuestra salud. Funcionan como empresas y lo único que les importa son las utilidades, crecer año tras año y cómo se logra? simple enfermando a la gente, de esa forma tendran mas personas comprando necesariamente su mercancia mes a mes, la ignorancia como siempre es la raiz de todos los males…

  15. Ana dice:

    Hola Trinity:

    No, yo no hablo de culpa de nadie sino de factores que influyen en la salud y sus consiguientes posibilidades de curación. De hecho el evitar hacer sentir culpable a la paciente es una de las formas perversas que tendría el sistema sanitario para evitar brindarle un tratamiento, e incluso, llegada la situación social a más grave, ser rechazado por el mismo motivo por el paciente.

    Sin entrar en culpabilidades inútiles, sí es bueno ver los factores propios que han podido intervenir en una enfermedad, porque junto a esto se ven las posibilidades que uno tiene de curarse, y por extensión de hacer mucho bien en la vida. El ver los factores propios no habla de culpabilidad alguna; es decir que, aunque uno hubiera actuado mal, no puede juzgar totalmente qué responsabilidad tuvo al respecto; es posible que hiciera lo que pudiera o supiera en ese momento, y si no fuera así, puede ver qué le llevó a equivocarse (lo que lleva a equivocarse siempre es la actitud egoísta); en cualquier caso, siempre puede aprender lo más posible y lo que facilita esto es tener una buena intención en la vida, al menos, a partir de ese momento, incluyendo, por supuesto, la enfermedad y todo lo que haya podido facilitarla.

    Dices que no hablo de la culpabilidad del sistema sanitario. Y no cabe duda de que el sistema sanitario actúa mal; yo lo sé además porque soy médico y trabajo en prisiones, aunque me quedará poco tiempo. Pero lo que hace falta es gente que quiera mejorarlo; yo puedo ver diariamente que cualquier médico o cualquier paciente pueden hacer mucho por el sistema sanitario y por todo. Pero lo que frena es el egoísmo de todos, el temor a salir perdiendo, y esta es la forma que tiene el sistema de tener a todos coartados.

    Por supuesto hay muchas personas e instituciones que actúan muy mal; todo el mundo puede aprender, y creo que uno tiene que ir mejorando la parte propia si quiere mejorar el mundo. Por eso que si yo veo a un paciente en la consulta me centro en lo que ese paciente puede mejorar, al respecto. Y no entro a juzgarlo ni a valorar, porque ya no es mi cometido, si es mejor o peor que otra persona; sólo sé que tiene un gran potencial como ser humano; que la actitud en la vida le va a influir tanto en su salud (incluyendo en cómo se adapte a la enfermedad, si la tuviera) como en el aprovechamiento de su vida. Esto en lo que respecta a la parte psicológica.

    Si alguien quisiera quedarse en culpabilizar a otro pero no ver nada de su propia parte, no lo estaría haciendo bien, ya que en las manos de uno sólo está directamente, la propia actuación pero no la ajena; en la ajena se influye indirectamente a través de la propia actuación.

    Yo no digo que eso sea lo relevante en ese caso (además me faltan datos); digo que eso influye: contemplar el factor psicológico.

    Y, por supuesto, que esto no es incompatible, sino todo lo contrario, con el tratamiento de todos los factores orgánicos influyentes.

    Trinity: esto no se trata de lo que dices de que el médico culpabilice al paciente sin más, pero es cierto, que el sistema muchas veces podría utilizar quejas de este tipo, para terminar de eliminar ya lo poco que queda de relación médico-paciente y de contemplación de lo psicológico. De hecho no sé si sabes que recientemente se han aprobado una ley para endurecer las penas a los pacientes que agreden a sus médicos (pretendiendo ya tirar por tierra esta relación que les molesta, porque lo que les interesa es el maltrato, lo que dices, que el paciente salga peor que entró, ni siquiera sintiéndose persona con derechos).

    Pero lo que me temo es que además el acoso a los médicos en un futuro, pueda venir de la mano de los pacientes; yo ya no estaré ahí para verlo. En este sentido el anunciado cambio de ley de libertad religiosa, etc, en donde seguro que prohíben que cualquiera haga uso de su buena intención, siquiera con un paciente.

    Y ya se sabe que lo que se lleva la aureola en todos los ámbitos es lo técnico, que además ocupa menos tiempo, pero eso lejos de ser eficaz, causa yatrogenia si se usa sólo, y no evita ningún problema futuro.

    Trinity: no sé si se entiende muy bien. Pregunta si quieres. El asunto lo vivo diariamente. Todos quieren que las cosas mejoren pero no mejorar uno. En manos de uno no está directamente la mejora del mundo, pero sí la mejora de uno, con lo cual mejorará al mundo. En este sentido, uno aceptará, y aprovechará, de la mejor forma y no digo que libre de dolor si fuera el caso, pero sí viéndole un sentido, a todo lo que le toque vivir, y, por supuesto, esto no es incompatible con buscar un tratamiento para un asunto concreto dentro de lo razonable. Cualquier objetivo intermedio de este tipo, siempre tiene que estar ordenado a uno mayor, que es hacer el mayor bien que uno pueda en la vida. Este último objetivo ordena cualquier objetivo intermedio como curarse de una enfermedad, porque el mundo no es lo que uno diga y no siempre uno consigue sus objetivos intermedios, pero el objetivo mayor es el que hace que uno se lo tome de la mejor manera, no digo que fácilmente, y lo viva de la manera más plenamente posible.

    Trinity: tengo algo de esto escrito en la siguiente página:
    http://www.actitudessaludables.com

    Saludos.

  16. sat7 dice:

    Hola trinito: Mil gracias por traducir el video, realmente esperanzador, por fin alguien se levanta contra los directores de esta estridente orquesta.
    Ojala se anime Trinity a hacer un post de este video.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: