“Del cáncer vive mucha más gente de la que muere por la enfermedad” (pintada en un hospital francés). La Nueva Medicina

hamer.jpg

(Doctor Dr. Ryke Geerd Hamer)

 Primero te ignoran,   

    Luego se ríen de ti,    

              Luego luchan contra ti,               

                     ¡Y entonces tú ganas!      

                                      Mahatma Ghandi

En la historia de la ciencia y la medicina desde Giordano Bruno hasta nuestros días se ha intentado poner mordaza a los hombres de ciencia que osaban poner en tela de juicio el pensamiento religioso, filosófico o científico imperante.  

El del Dr. Hamer, es otro doloroso ejemplo. En un momento histórico en que todos los esfuerzos debían ser considerados escasos en la investigación sobre el cáncer, cuando la visión “ortodoxa” , los tratamientos aplicados y los cientos de millones de euros dedicados a su estudios han probado su ineficacia en la comprensión y tratamiento de la enfermedad, la comunidad científica o los oscuros intereses  que se esconden detrás de ella se dedican a perseguir e intentar  hundir a científicos tan importantes como éste, sencillamente por presentar una nueva teoría, completamente nueva sobre el cáncer y aplicar tratamientos específicos de demostrada eficacia para el tratamiento del cáncer (y esto evidentemente no quiere decir que el 100% de sus casos puedan ser tratados con éxito, especialmente porque muchos enfermos llegan a los tratamientos alternativos después de años de tratamiento convencional y con una salud profundamente deteriorada).

¿Cuál es la base de esa nueva teoría sobre el cáncer y en general , la base de La Nueva Medicina nacida en Alemania de la mano del Doctor Hamer? 

El Dr. Ryke Geerd Hamer, manifiesta que si ese «ordenador central» de nuestro organismo sufre un impacto por la vivencia de conflictos biológicos, inseparables del desarrollo de la vida, se puede originar una codificación celular errónea que en el plano orgánico se manifestaría como un cáncer. Por ello, existe la posibilidad de tratar la enfermedad con una terapia basada en el conocimiento del proceso por el verdadero agente de la curación: el propio enfermo.

¿Quién es el Doctor Hamer?

 El Dr. Ryke Geerd Hamer nació en Frisia (Alemania) en 1935, en el seno de una familia de pastores protestantes. Obtiene la licenciatura de teología por la universidad de  Tübingen, En 1959, con 24 años Ryke Geerd Hamer aprueba el examen estatal de medicina de Marbourg. Paralelamente a sus estudios de medicina estudió doce semestres de la carrera de física, si bien no llegó a efectuar el examen, y es licenciado en Ciencias Médicas, en las especialidades de Psiquiatría y Pediatría. En 1961, obtiene el grado de Doctor en Medicina, trabajando durante varios años en clínicas universitarias de Tübingen y de Heidelberg, donde ejercía también la docencia.

En 1972 el Dr. Hamer se especializa en medicina interna, y ejerce también en compañía de su esposa, la Dra. Sigrid Hamer, realizando investigaciones sobre la «angiometría de los tumores cerebrales». Ha obtenido el diploma de especialista en enfermedades internas del Hospital Universitario Alemán, y también el diploma de radiólogo.

Su vida personal y su visión científica cambió con la muerte de su hijo Dirk por una herida causada por una bala perdida que había lanzado el Duque de Saboya cazando y que casualmente alcanzó al hijo de Hamer. El Dr. Hamer fue diagnosticado de cáncer testicular poco después. Debido a que él nunca había estado seriamente enfermo, postuló que el desarrollo de su cáncer podría estar directamente relacionado con la pérdida inesperada de su hijo. De hecho, eventualmente él llamó a este choque inesperado un SDH ó ”Síndrome de Dirk Hamer“ en honor a su hijo Dirk.   

La muerte de Dirk y su propia experiencia con el cáncer llevaron al Dr. Hamer a un viaje científico extraordinario. En aquel tiempo siendo internista en jefe de una clínica oncológica en la Universidad de Munich, comenzó a investigar las historias de sus pacientes con cáncer y pronto aprendió que, como él, todos ellos habían experimentado un choque inesperado de algún tipo. Pero llevó su investigación mucho más lejos. Siguiendo la hipótesis de que todos los procesos corporales son controlados desde el cerebro, él analizó los escáneres cerebrales de sus pacientes y los comparó con los registros médicos y psicológicos correspondientes.

Para su asombro, encontró una clara correlación entre ciertos ”choques de conflicto“, cómo se manifiestan estos choques en el órgano y cómo todos estos procesos están conectados al cerebro. Hasta entonces, ningún estudio había investigado el origen de la enfermedad en el cerebro ni el papel del cerebro como mediador entre la psique y el órgano enfermo.  El Dr. Hamer descubrió que cada enfermedad se origina por un choque o trauma que nos toma completamente por sorpresa. En el momento que el conflicto inesperado ocurre, el choque impacta un área específica en el cerebro causando una lesión (más tarde llamada Foco de Hamer), visible en un escáner cerebral como un grupo de anillos concéntricos nítidos. Las células cerebrales que reciben el impacto envían una señal bioquímica a las células del cuerpo correspondientes provocando el crecimiento de un tumor, la necrosis de un tejido o la pérdida funcional, dependiendo qué capa del cerebro recibe el choque.

La razón de por qué conflictos específicos están irrefutablemente unidos a áreas específicas del cerebro es que, a través de nuestra evolución histórica, cada área del cerebro fue programada para responder de manera instantánea a conflictos que pudieran amenazar nuestra supervivencia. Mientras el tallo cerebral (la parte más antigua de nuestro cerebro) esta programada con cuestiones básicas de supervivencia como respiración, reproducción y alimentación, el cerebro (la parte más nueva) está más relacionada con temas de tipo social y territorial.

El Dr. Hamer también descubrió que cada enfermedad progresa a través de dos fases: primero, una fase activa del conflicto, caracterizada por estrés emocional, extremidades frías, falta de apetito, falta de sueño, y posteriormente, en caso de resolver el conflicto, una fase de curación. Este es el periodo en el que la psique, el cerebro y el órgano correspondiente entran en la fase de recuperación, frecuentemente un proceso difícil, marcado por fatiga, fiebre, inflamación, infección, y dolor.  

El Dr. Hamer llamó a sus descubrimientos ”Las Cinco Leyes Biológicas de la Nueva Medicina“, ya que su investigación está completamente acorde a las leyes naturales de la Embriología y a la lógica de la evolución. A través de los años, el Dr. Hamer ha sido capaz de confirmar sus descubrimientos con más de 40,000 estudios de caso. El resultado de este trabajo científico es la creación de un diagrama ”Psique-Cerebro-Órgano“  que señala la enfermedad, el contenido del conflicto biológico  que la causa, el sitio en el escáner cerebral donde la lesión correspondiente puede ser observada, cómo se manifiesta esa enfermedad en la fase activa del conflicto, y qué se debe esperar en la fase de curación. 

La investigación del Dr. Hamer cambia radicalmente las muchas teorías existentes de la medicina convencional. Su explicación de la enfermedad como una interacción significativa entre la psique, el cerebro y el órgano correspondiente refuta la visión de que la enfermedad ocurre por azar o como resultado de un error de la Naturaleza.

Basado en criterios científicos probados, la Nueva Medicina Germánica rompe con los mitos de las células cancerígenas malignas o de los microbios destructivos e identifica a las “enfermedades infecciosas” así como a los tumores cancerosos como medidas naturales de emergencia biológica practicadas por millones de años y diseñadas para salvar al organismo, y no para destruirlo como nos fue enseñado. Enfermedades tales como el cáncer pierden su imagen amenazadora y son reconocidas como programas especiales significativos de supervivencia biológica con los que cada ser humano nace.  

En Octubre de 1981, el Dr. Hamer presentó su investigación a la Universidad de Tübingen como tesis pos-doctoral. El objetivo era tener probados sus descubrimientos en casos equivalentes para que la Nueva Medicina Germánica pudiera ser enseñada a todos los estudiantes de medicina y los pacientes pudieran beneficiarse de los descubrimientos lo antes posible. Para su gran sorpresa, el comité de la Universidad rechazó su trabajo y rehusó evaluar su tesis, un caso sin precedentes en la historia de las universidades. Pero había otra sorpresa. Poco después de haber entregado su tesis, al Dr. Hamer le fue dado un ultimátum, renegar de sus descubrimientos o no ver renovado su contrato. Fue extremadamente difícil para él entender por qué estaba siendo expulsado de la clínica al presentar descubrimientos científicos bien fundamentados.

Después de darle de baja, se retiró a su práctica privada donde continuó la investigación. Varios intentos de abrir una clínica privada fallaron debido a esfuerzos concertados para oponérsele. Cartas de los pacientes del Dr. Hamer dirigidas a las autoridades de salud permanecieron sin respuesta o fueron regresadas con el comentario: ”¡No aplicable!“.    En 1985, después de 29 años de matrimonio y tener  cuatro niños, su mujer fallece. Ella nunca se recuperó del pesar por  la muerte de su hijo y de la persistente intimidación de la familia de Saboya.  

El hostigamiento al Dr. Hamer culminó in 1986, cuando una sentencia de la corte le prohibió continuar la practica de la medicina. A pesar del hecho de que su trabajo científico nunca fue desaprobado, perdió su licencia médica a la edad de 51 años, debido a que se rehusó a renunciar a sus descubrimientos sobre el origen del cáncer y a regirse por los principios de la medicina oficial. Privado de una licencia médica, el Dr. Hamer dependía ahora de otros doctores para obtener escáneres cerebrales y registros médicos de pacientes. Pero estaba determinado a continuar su trabajo. Para 1987 ya había analizado más de 10,000 casos y fue capaz de expandir su descubrimiento de las Cinco Leyes Biológicas de la Nueva Medicina Germánica a prácticamente todas las enfermedades conocidas en la medicina. Mientras tanto la prensa y la medicina establecida no pararon de atacar su trabajo.

Periodistas y médicos ”expertos“ retrataban al Dr. Hamer como charlatán, sanador milagroso autoproclamado, líder de culto, o criminal demente quien negaba a los pacientes con cáncer los tratamientos convencionales  ‘salva vidas’. Hubo aún, solicitudes para evaluar su condición mental por parte de psiquiatras seleccionados previamente.    

En 1997 el Dr. Hamer fue arrestado y sentenciado a 19 meses en prisión por haber proporcionado a tres personas información médica sin tener licencia médica. En contraste, trece años después de haber asesinado a Dirk Hamer, en 1991 Víctor Emmanuel de Saboya había sido sentenciado a solo 6 meses de audiencias por la posesión ilegal de un arma.

Cuando el Dr. Hamer fue arrestado, la policía buscó sus archivos de pacientes. Subsecuentemente, un fiscal se vio forzado a admitir durante el juicio que, después de 5 años, 6,000 de 6,500 pacientes casi todos con cáncer ‘terminal’ estaban aún vivos. Y así, irónicamente, fueron sus oponentes los que proveyeron las estadísticas actuales probando el notable índice de éxito de la Nueva Medicina Germánica. Todavía, hasta hoy en día, la Universidad de Tübingen rehúsa probar el trabajo científico del Dr. Hamer a pesar de dos órdenes de la corte en 1986 y 1994. De igual manera, la medicina oficial rehúsa aprobar la Nueva Medicina Germánica a pesar de las numerosas verificaciones tanto por parte de médicos como de asociaciones profesionales.  

El 9 de Septiembre del 2004 el Dr. Hamer fue arrestado en su casa en España….  y después de un año y medio en la prisión francesa de Fleury Merogis, el Dr. Hamer fue finalmente liberado en Febrero del 2006.

Sus estudios e investigaciones le llevaron a formular lo que él ha denominado la Ley de Hierro del Cáncer, piedra angular alrededor de la cual se articula toda la Nueva Medicina.

Un intento de internarlo a la fuerza en una institución psiquiátrica fracasa.

Verificaciones de la Ley de Hierro del Cáncer en el marco de la Nueva Medicina del Doctor Hamer:

  • El 9 de diciembre de 1988, se realiza la verificación por la Universidad de Viena. firmada por:
    El Profesor Jörg BIRKMAYER, Doctor en Química y Doctor en Medicina, titular de la cátedra universitaria de Medicina Química y de Cancerología, especialista de medicina de laboratorio y jefe del laboratorio médico-químico de la Universidad de Viena,
    la Doctora Elisabeth M. ROZKYDAL, Medicina General,
    el Doctor Franz REINISCH, especialista de enfermedades internas,
    el Doctor Fritz EBERZ,
    y el médico asistente Doctor Ryke Geerd HAMER, Medicina Interna, Psiquiatra, Pediatra, Radiólogo y Teólogo;
    efectúan la verificación de su ley, siguiéndole verificaciones posteriores realizadas por equipos médicos de Munich, Chambéry, Austria…
  • Los dias 12 y 13 de Mayo de 1990, se realiza la verificación por la Conferencia de Médicos de Namur (Bélgica) firmada por:
    Médicos de la Conferencia (16 firmas).
  • El 24 de junio de 1992, se realiza la verificación por la Clínica Pediátrica de Gelsenkirchen (Alemania), firmada por:
    el profesor Dr. E. A. Stemmann, médico en Jefe
    y por el Dr. Elke Mühlpfort, Pedíatra y Medicina Escolar.
  • Los días 8 y 9 de Setiembre de 1998, se realiza la verificación porla Universidad de Trnavská, en el Instituto de Cancerología H1. Elizabeth de Bratislava y en el Servicio de Cancerología del Hospital de Trnava, firmada por:
    Prof. MUDR. J. Pogády, DrSc, Catedrático de Psiquiatría y Presidente de la Comisión,
    Prof. MUDR. V. Krcmery, DrSc, Decano de la Facultad,
    Doc. RN Dr. J. Miklosko, DrSc, Vice-rector de la Facultad de Investigación.

 La lista contiene ya más de 20 verificaciones.

Tras pasar un día en el calabozo, la juez Nagel, en Colonia (Alemania) decidió su encarcelación basándose en tres puntos:

  1. haber infringido la ley de práctica médica.
  2. no atenerse a razones (¿debe abjurar de sus convicciones para que le dejen libre?).
  3. que existía el temor fundado de que se «fugase» al Estado español.

Según resolución judicial, el Dr. Hamer «podía ser visitado en prisión media hora dos veces al mes, previa solicitud, y a ser posible, en grupo». Medidas inconcebibles ya que se le trata como a un peligroso criminal… La Nueva Medicina, basada en 5 leyes biológicas naturales, ya ha sido pues validada por médicos y científicos competentes.

A pesar de ello, la prensa y medios de comunicación en general no han escatimado los epítetos insultantes en relación al Dr. Hamer, y el COMB (Colegio Oficial de Médicos de Barcelona), que tiene abierto expediente a los «seguidores» del «método» Hamer, porque «las teorías del doctor Hamer no han estado nunca sometidas a los debates y a las pruebas a las que se someten las hipótesis, los presuntos descubrimientos y las nuevas propuestas terapéuticas que realiza la comunidad científica» (Diario Médico, 19 de septiembre de 1995), no ha hecho mucho más que sumarse a las voces de descrédito, sin querer afrontar el reto de estudiar esta gran aportación a la medicina, incorporarla a los estudios universitarios y ponerla a la práctica en beneficio de todos.

Especialmente de los enfermos actuales y de la investigación futura. Los enfermos de cáncer pintaron en 1956, en los muros del Hospital de Villejuif de París: “Del cáncer vive mucha más gente de la que muere por la enfermedad”

Un excelente artículo sobre el la Nueva Medicina puede leerse aquí:

http://www.dsalud.com/numero11_3.htmhttp://www.dsalud.com/cancer.htm 

El Dr. Hamer fue liberado en el 2006 sin abjurar nunca de sus convicciones.

Termino el post con una carta bastante reciente del Doctor Hamer, cuya situación sigue siendo muy difícil.

Carta del Doctor Hamer

Dr. en med. Magister en teol.

Ryke Geerd Hamer Marzo 09, 2007 

Queridos Amigos: 

Por necesidad, tuve que tomar la decisión de dejar mi exilio Español y probablemente no necesite dar detallas sobre el juicio extraordinariamente extraño de la oficina del Distrito de Attorney (Robbineck) en Cottbus [Brandenburgo, Alemania].   He sido acusado de “Incitar al Público”, solo porque dije la verdad y con esto evidencié nombres y fuentes. Al presente no tengo ni idea de que es exactamente  por lo que se me acusa, pero en mi caso eso es irrelevante de cualquier modo. 

Mientras tanto, hemos sido lanzados hacia atrás, a los tiempos medievales cuando los llamados ”herejes“ eran acusados y ejecutados rutinariamente por la inquisición  (hoy en día los Censores del Pensamiento). Efectivamente nada ha cambiado desde entonces. Por este ”crimen“, la sentencia mínima hoy en día sería de cinco años en prisión. Cada día tengo que pensar sobre la emisión de una nueva solicitud de arresto.

Así como antes, en Septiembre del 2004, los españoles presumiblemente apoyen tal acción con una nueva extradición. Yo espero de verdad que esto sea más difícil ahora en tanto que ya he enviado una solicitud de asilo político. 

 Aún desde mi nuevo exilio, haré todo para asegurar que a todos nuestros pacientes se les permita usar la Nueva Medicina Germánica, la cual, como ustedes bien saben, se le ha permitido usar a cierto grupo religioso en todo el mundo, por los últimos 23 años. 

 ¡Larga vida a la NUEVA MEDICINA GERMÁNICA!!!

 ¡Viva la Medicina Sagrada – la sagrada medicina !!! 

Les envio mis mejores deseos,

Su Ryke Geerd Hamer

http://germannewmedicine.ca/documents/20070309_info_hamer-sp.html 

Anuncios

16 respuestas a “Del cáncer vive mucha más gente de la que muere por la enfermedad” (pintada en un hospital francés). La Nueva Medicina

  1. Con todo el respeto, no estoy nada de acuerdo con Hammer.

    Su forma de terapia era prepotente e insultante para el paciente. Si está en la carcel es por algo, y es por que se entrometía en los tratamientos convencionales para llevar a la muerte a sus pacientes, no para curarlos.

    Lo de Hammer es una estrategía de despiste.

    Se ha descubierto de sobra que el cancer lo provocan la gran cantidad de tóxicos ambientales que el hombre ha generado en las últimas décadas y poco tiene que ver con nuestra forma de pensar, y eso, es precisamente lo que las grandes compaías e intoxicadoras del mundo quieren que creamos, al igual que su nueva religión New Age, que el culpable de toda enfermedad es uno mismo y sus pensamientos negativos.

    Antes de dar este veredicto deberias estudiar otras teorías sobre la cura del cancer realmente efectivas, como la que la Universidad de Liverpool ha reconocido o la que Doctora hulda Clark promueve (toda enfermedad es provocada por tóxicos y parásitos que se hacen invencibles asociándose a tóxicos).

    QUÉ PASA ENTONCES CON LOS CHEMTRAILS ??!!!

    ACASO CREÉIS QUE NO SON LOS RESPONSABLES DE QUE LOS CASOS CRÓNICOS Y GRAVES DE ENFERMEDAD HAYA AUMENTADO EPIDEMIOLÓGICAMENTE HABLANDO EN LA ÚLTIMA DÉCADA?

    Entonces, según Hammer, todo está en nuestra mente no?
    Venga coño, no caigas en el agujero del puto New Age Trinity y le hagas el juego a las multinacionales.

    Qué dejen de fumigar y de envenenarnos, verás como no enfermamos aunque pensemos en negro todo el día.

    SE CONFIRMA LA RELACIÓN ENTRE LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y EL CÁNCER

    http://www.dsalud.com/numero86_2.htm

    Una investigación de la Universidad de Liverpool recién publicada en el Journal of Nutritional and Environmental Medicine confirma que los productos contaminantes presentes en el medio ambiente causan muchos más casos de cáncer de lo que se creía; sobre todo de mama, testículos y próstata. Los elementos más dañinos son las llamadas organoclorinas que se encuentran en los pesticidas utilizados en las cosechas y en los plásticos. Y lo más grave es que afectan especialmente a bebés, niños y jóvenes pudiendo alterar su normal desarrollo. Es más, pueden incluso afectar a los fetos mientras están aún en el vientre materno -algo que puede llevarles a nacer con una tendencia inusual al desarrollo de cáncer – así como durante el periodo de lactancia pues la leche materna puede transmitir los contaminantes.

  2. trinityatierra dice:

    Hola Planeta Esclavo,
    Como ves, sigue pasando lo mimo, no puedo entender por qué tus comentarios van al filtro spam y como ves no estoy aqui enganchada a todas horas asi que siempre te tengo esperando. SORRY..
    Bueno, bueno…verás conozco los trabajos de Clark, de la medicina sistémica, el Biobac y las muchas terapias alternativas que existen para el cáncer. No son incompatibles en absoluto, es un tema que si te apetece podemos tratar en profundizar. Pero los trabajos de Hamer están muy fundamentados, créeme.

    El artículo no puede abarcar toda la profundidad de las teorías de la Nueva Medicina, pero no quiere decir para nada que “todo está en la mente”, sino que en una enorme número de casos (es claro, que no todos) la enfermedad se produce como efecto de un shock post traumático y eso parece indicar que el cuerpo se “defiende” creando un tumor del hecho traumático. El cancer se trata por supuesto, no por medio de tratamiento psicológico, ni mucho menos, sino de forma médica y siguiendo las pautas del desarrollo de la propia enfermedad en el enfermo.

    En ningún caso, la aproximacion de Hamer contradice otras terapias o enfoques de la enfermedad o del tratamiento dentro de la medicina natural.
    Por supuesto que existe una relación entre contaminación y cáncer, eso es innegable, no sólo por parte de contaminantes externos, sino alimenticios. Este es un hecho innegable.

    En cualquier caso, Planetaesclavo, aunque el foro no es específico para medicina, lo que pretendo denunciar fundamentalmetne es el estalinismo implantado en la Medicina actual, como en la Comunidad Científica, que prefiere encarcelar a quien disiente de sus teorías a discutirlas y debatirlas. Y en este caso, se trata de un profesional con experiencia, titulado y cuya tesis ha sido verificada (eso significa que ha presentado casos, pruebas, etc) en muchas ocasiones en numerosas universidades e instituciones científicas.
    No creo en absoluto en el avance de la ciencia que tiene miedo a las nuevas ideas, nuevas visiones y presenta nuevas teorías.
    Y me alegro que conozcas Discovery Salud porque es una revista con una coherencia en su línea editorial que puede considerarse intachable. Pues bien, DSalud está promoviendo la concesión del Premio Novel para Hamer, que como te digo, no por desconocido o denostado es un científico al que haya que menospreciar. Más bien,al contrario, su trabajo es admirable.
    http://www.dsalud.com/nobel.hamer.htm
    Saludos,

    Trinity

  3. un_garcia dice:

    Por si os interasa

    La tecnica clark

    Baje La técnica Clark en español ( Formato Word)

  4. un_garcia dice:
    La teoría de los parásitos De todas las terapias naturales que hemos podido estudiar, la que más ha llamado nuestra atención es la de la Dra. Huida R. Clark por los motivos que ella misma expone: – porque es fruto de largos años de investigación; – porque es una terapia que se puede aplicar a la mayoría de pacientes con todo tipo de enfermedades degenerativas; – porque es asequible a la gran mayoría de niveles económicos; – porque, según dice la Dra. Clark, si el enfermo sigue exactamente su sistema, terminará curándose rápidamente; y, por ú1timo, – porque es aplicable también a enfermos terminales TEORIA CLARK SOBRE LAS CAUSAS DEL CÁNCER, EL SIDA Y DEMÁS ENFERMEDADES DEGENERATIVAS Causas de la enfermedad La medicina convencional de nuestros días considera que cada tipo de cáncer o de enfermedad degenerativa tiene causas diversas, y además, que cuando se ha formado un tumor, sea éste benigno o maligno, sea linfoma, epitelioma, sarcoma o carcinoma, etc., es necesario destruirlo con quimioterapia, radioterapia o con cirugía, pues esa parte del cuerpo ya no puede regresar por sí sola a su estado normal. La teoría que nos ocupa dice que todas, o la mayoría de las enfermedades degenerativas, tienen el mismo origen y por tanto todas se curarán de la misma forma, no siendo necesarias ni la quimioterapia, ni la radioterapia ni la cirugía, y que además los tejidos regresarán a su condición normal en un tiempo no muy largo. El origen o la causa elemental de estos males es la presencia, en el cuerpo humano enfermo, de un parásito y de un contaminante químico (el alcohol isopropílico) al mismo tiempo. Evidentemente, no es todo tan sencillo, pues se ha llegado a esta conclusión después de años de investigación que han permitido descubrir todos los factores que, estando presentes paralelamente a la causa elemental, hacen que se desarrolle la enfermedad. El ser humano sano, normalmente, puede albergar en su cuerpo diversos tipos de bacterias, virus, hongos y otras especies de parásitos, pero los mantiene bajo control en el intestino de donde sólo pueden salir al exterior contenidos en las heces. Las cosas cambian cuando el cuerpo se contamina de productos químicos y/o metales pesados. El parásito típico se llama Fasciolopsis buskii y el contaminante típico se llama alcohol isopropílico; los estudiaremos por separado. El Fasciolopsis buskii El Fasciolopsis es un tipo de parásito con forma de hoja de árbol, de la especie Trematodo, y a veces se encuentra por contaminación en el intestino humano. Un parásito adulto es capaz de soltar millones de huevecillos, aproximadamente unos mil con cada movimiento peristáltico del intestino, y esto lo puede hacer durante muchos años. Para continuar su ciclo y volverse adulto, los huevecillos deben salir del cuerpo junto a las heces y ser depositados por ejemplo sobre la: hierba o sobre las hojas de un estanque, pasar a un huésped, por ejemplo un caracol, y seguir sus cinco o seis fases de evolución: huevo => miracidio => esporocisto => redia => cercaria => metacercaria => adulto. Todo esto sucede normalmente cuando el huevecillo sale del cuerpo. Si el adulto se queda en el intestino, lo más que puede producir será una colitis, un colon irritable, una enfermedad de Crohn, o nada, y de ahí no pasa. Desde luego éstas no son enfermedades sin importancia, pero no son tan graves como un cáncer u otra enfermedad degenerativa. El problema empieza cuando, por los motivos que veremos más adelante, los parásitos se salen de su hábitat «normal» y empiezan a colonizar otros órganos. ¿Cómo sucede esto? Los huevecillos, dado su pequeño tamaño, tienen la posibilidad de traspasar físicamente la barrera de las paredes del intestino y recorrer otros órganos. Por otra parte, los movimientos peristálticos y las pequeñas lesiones que a veces tenemos en el intestino, hacen que los huevecillos microscópicos de estos parásitos pasen al torrente sanguíneo y viajen por el organismo. Vía circulación entérica y portal, llegarán al hígado, donde las células de Kupfer en condiciones normales los destruirán, de la misma manera como destruyen y eliminan todos los tóxicos y materiales indeseables o peligrosos que llegan a él. Por este motivo, por un hígado sano no puede pasar ningún parásito ni hueve- cilio, sino que todo es destruido y eliminado. La Dra. Clark explica que las cosas cambian drásticamente cuando en el hígado está presente el alcohol isopropílico. La anatomía patológica a través de las biopsias demuestra que en el 100 % de los casos de cáncer de hígado se encuentra presente el parásito Fasciolopsis buskii + alcohol isopropílico. Sería demasiado aventurado pensar que esto es una casualidad: esta combinación de parásito + disolvente es la causa del cáncer. El alcohol isopropílico Es un disolvente derivado del petróleo, que se usa como antiséptico en los cosméticos, en los perfumes, en los jabones, en todos los productos para afeitarse, desodorantes, champús, geles de baño, lacas del pelo, colutorios bucales. Se usa también para esterilizar las tuberías de las máquinas para envasar productos alimenticios y como consecuencia, todos o casi todos los alimentos envasados lo contienen. También lo contienen los colorantes, aromatizantes y saborizantes artificiales. Pero la legislación (nos referimos a la legislación norteamericana, según informa la Dra. Clark) no regula el contenido de disolventes en los alimentos y menos en los productos corporales. La Dra. Clark, licenciada en fisiología y biología con mención honorífica por la Universidad de Saskatchewan, Canadá, licenciada en biofísica y fisiología celular por la Universidad de Minnesota, y doctorada en fisiología por la misma universidad, analizó infinidad de alimentos envasados, incluidos los que aquí llamamos «biológicos», y todos estaban contaminados con alcohol isopropílico, con benceno o con tetracloruro de carbono. Analizó champús, alcohol de desinfectar, enjuagues bucales, cosméticos, productos de afeitar, para el pelo, café instantáneo, descafeinado, suplementos vitamínicos, azúcar blanco, jugos de frutas, cereales para el desayuno, incluidos los «naturales» o «biológicos», aguas minerales, medicinas con o sin receta, y refrescos envasados.La autora en sus libros publica las fotografías de los productos contaminados, con las marcas bien a la vista, y todas son maltas muy conocidas en todo el mundo. Dice también: ¡TIRE ESTOS PRODUCTOS A LA BASURA! No se los regale a nadie, no perjudique a nadie. Esto es el alcohol isopropílico, que también puede llamarse alcohol propílico, propanol, isopropanol, o alcohol de desinfección. Evidentemente estamos hablando de lo que pasa en Estados Unidos, pero nosotros hemos visto con nuestros propios ojos en una droguería común y corriente alcohol de desinfección que, además de contener un marcador para que no fuera apto para uso de boca, indicaba la presencia de alcohol isopropílico. Como si esta fuente de intoxicación exógena no fuese suficiente, existe también la fuente endógena, es decir, producida en el interior del cuerpo. Existe una familia de bacterias llamada Clostridium, cuyas seis variedades colonizan el intestino y a veces también el esófago y el estómago. De esta manera, algunas especies de esta bacteria producen en su metabolismo el ya conocido disolvente propílico y, cuantas más áreas del intestino invaden, más disolvente producen. Todavía no se sabe con seguridad si otros productos químicos como la propamida, propacetamida, isopropil galato, propionato de calcio, y otros, que son compuestos isopropílicos, pueden ser -transformados en el organismo en alcohol isopropílico. Existiendo esta duda es más seguro desecharlos. Para mayor seguridad es mejor no usar ningún producto que contenga la fracción «..prop…» dentro de la palabra de la lista de ingredientes. Estos productos químicos han sido añadidos en los procesos de elaboración y cuando se intenta eliminarlos nunca desaparecen completamente. La legislación norteamericana especifica las cantidades residuales máximas aceptables, y lo indica en p.p.m. (partes por millón). Esto significa que, si la ley permite por ejemplo 50 p.p.m. estará permitiendo aproximadamente una gota de contaminante por litro. Seguramente, una gota en un litro de líquido consumido una vez en la vida no acarreará ninguna consecuencia, pero si por algún motivo el hígado no logra destruir esta química, y día tras día continuamos ingiriendo química tóxica, finalmente los niveles en el hígado se volverán importantes y no podrán ser eliminados. La ventaja es que, si se evita radicalmente ¡a contaminación de alcohol propílico, a los pocos días éste desaparecerá del cuerpo. Antes de seguir adelante con este tema, es necesario aclarar que, de acuerdo con las conclusiones alcanzadas por la Dra. Clark, el cáncer es una enfermedad que se puede dividir en tres partes: – la formación del tumor, – la malignización, y – la metástasis, o sea la diseminación del mismo a otras partes u órganos del cuerpo. Para explicar la primera fase hay que recurrir a diferentes hipótesis, pues ningún tipo de medicina de nuestros días está en condiciones de dar una explicación definitiva y contrastable experimentalmente. Veamos algunas teorías de manera simplificada. La medicina oficial La medicina alopática dice que «el cáncer es causado en todos, o casi todos, los casos por mutación de genes celulares que controlan el crecimiento y la mitosis de la célula. Los genes mutados se llaman oncogenes y es necesario que haya por lo menos dos o más oncogenes diferentes para que la célula se vuelva cancerígena».1 Sabemos que el cuerpo está formando continuamente millones de células nuevas para sustituir a las que cada día mueren. El sistema de reproducción celular es extremadamente preciso y especifico, sin embargo existen en el sistema unos genes llamados P.53 que se encargan, por así decirlo, del «control de calidad». Cada vez que aparece una célula defectuosa el P.53 activa sus «ayudantes» y esta célula es destruida. Si esto no sucede por los motivos que sea, las células tumorales se van reproduciendo y acumulando y se manifiesta el tumor. Para esta medicina existen tumores benignos y tumores malignos, o cánceres. Estos se pueden producir por varios factores externos, como: – radiaciones ionizantes (Rx, gamma, UV radioactivas, etc.); – sustancias químicas carcinógenas (colorantes, conservantes, metales pesados, etc.); – irritantes físicos; – virus y parásitos varios; 2 – tendencia hereditaria al cáncer. Aún con todo esto la medicina alopática no puede explicar claramente cuál es la causa primera del cáncer. La Medicina tradicional china Esta medicina milenaria dice que una célula normal se vuelve tumoral por «estancamiento de sangre», que provoca esta secuencia: – célula normal; – célula hiperplásica; – adenoma Fase 1; – adenoma Fase II; – carcinoma. Tampoco en este caso encontramos una explicación fehaciente de las causas del cáncer. La teoría Clark La Dra. Clark pone mucho énfasis en el hecho de que tumor y cáncer son dos patologías distintas, de tal modo que el conjunto será eliminado en dos fases distintas: 1) eliminar la malignidad del tumor, y 2) reducir el tumor hasta que éste desaparezca completamente y el enfermo recupere la salud. Parece ser, dice la Dra. Clark, que los genes que controlan las mutaciones de las células, por varios motivos pierden su efectividad, permitiendo de este modo que se produzca el caos de crecimiento y se genere un tumor. El tumor quedará como tal hasta que no se instalen en él el parásito y el contaminante químico que constituyen la causa elemental. Cuando esto suceda, el tumor se hará maligno, o sea cáncer, y en una fase sucesiva sobrevendrá la metástasis. Como podemos apreciar, nadie está en condiciones de explicar la verdadera causa profunda del cáncer, pero la Dra. Clark nos ofrece un procedimiento que, en muchos casos, (según ella afirma en todos, incluso los terminales) hace curar o desaparecer el cáncer. Dice: «Dadme tres semanas y vuestro oncólogo anulará la operación para extirpar el cáncer». Suponemos que si no fuese verdad sería una afirmación aventurada que podría acarrearle consecuencias graves. La explicación de todo el proceso para pasar de una célula sana a una cancerosa es bastante sencilla y complicada a la vez, porque intervienen gran cantidad de factores que deberán tenerse en cuenta en el momento de aplicar la terapia para la curación. Enfermedades parasitarias con relación al clima Algunas enfermedades parasitarias se deben al contacto directo de persona a persona (infecciones víricas de las vías respiratorias, viruela, peste neumónica y fiebre Q -producida por rickettsias-). Esta forma de transmisión no es rara para este tipo de enfermedades. La infección por oxiuros (enterobiasis), las enfermedades de transmisión sexual, la tuberculosis, etc., son un ejemplo de parasitosis transmitidas por contacto. Otras infecciones parasitarias llegan al hombre directamente con las excretas humanas (p.ej. amebiasis y giardiasis), mientras que otras llegan a través de los alimentos o del agua contaminada por heces, o precisan de huéspedes intermedios, vectores, o de un período de desarrollo en la tierra o el agua. Tanto la incidencia como la gravedad de las infecciones humanas están en proporción directa con el grado de higiene personal y colectiva, así como con la resistencia a los agentes patógenos a los cuales se expone el individuo. No es sorprendente el hecho de que la mayoría de las enfermedades infecciosas sean particularmente comunes en climas cálidos y en el Oriente, lugares donde el hombre se esfuerza menos en desarrollar medidas sanitarias protectoras y es típica su menor resistencia a los órganos invasores. Introducción de las enfermedades parasitarias por las migraciones humanas Las migraciones de las poblaciones humanas han contribuido en gran parte al desarrollo de parásitos animales en nuevas regiones. Hay pruebas que indican que la fiebre amarilla, el dengue, el paludismo falcíparo, la infección por la tenia de los peces, la uncinariasis producida por el Necator americanus, la esquistosomiasis mansoni, la filariasis de Bancroft y otros tipo de filariasis y la dracunculosis fueron introducidas en el hemisferio occidental por los colonizadores blancos y sus esclavos traídos de África. Lo mismo sucedió con el tifus exantemático, la lepra, la viruela, el sarampión, la parotiditis epidémica, la sífilis, la frambesia, y probablemente la gripe. (Scott 1943, Marr, 1982). Cuando el clima, los huéspedes intermedios necesarios, y las costumbres populares eran favorables, estas enfermedades se establecían en el nuevo ambiente. Por el contrario, es probable que la «nigua», (Tunga penetrans) fuese originalmente propia de las zonas cálidas del hemisferio occidental y haya sido llevada a África, donde actualmente es un parásito cutáneo que reviste características de mayor importancia que en su lugar de origen. La enfermedad de Carrión, producida por Bartonella bacilliformis, y la infección con la mosca zumbadora Dermatobia hominis, existían ya probablemente en América antes del primer viaje de Colón. Aunque la uncinaria Ancylostoma duodenale sólo existía en principio en la zona templada septentrional, y el Necator americanus en el cinturón tropical del hemisferio oriental, las migraciones de norte a sur y viceversa, en particular desde China y el norte de la India al Archipiélago Malayo, han hecho que se mezclen ambas especies de uncinarias tanto en las poblaciones indígenas como en las de los inmigrantes. Además de las migraciones pacificas de los pueblos, las guerras y las conquistas han contribuido en gran medida a modificar la distribución geográfica y la epidemiología de las enfermedades de la especie humana. La viruela, el tifus, la peste y la sífilis han tenido efectos importantes sobre el desarrollo social y económico de las naciones.3 Sin llegar a verdaderas migraciones de poblaciones enteras, no hemos de olvidar que la facilidad que tenemos hoy día para viajar a países lejanos, sin la preparación suficiente ni el suficiente sentido de responsabilidad (hacia los demás y hacia nosotros mismos), ha hecho que no sea difícil encontrarse con una enfermedad tropical en cualquier pueblo del país, no digamos ya de las grandes ciudades. Antes de seguir adelante, hay que decir que la Dra. Clark ha desarrollado un aparato electrónico que ha llamado Syncrometer® y que sirve para detectar en el cuerpo la presencia de parásitos, virus, bacterias, hongos, productos químicos, marcadores tumorales, etc. Como ya hemos dicho, tampoco ella puede explicarnos con claridad el motivo del desarrollo de un cáncer, sin embargo, usando su Sincrómetro, ha analizado infinidad de tumores y ha observado que en todos se encuentra la presencia de unos factores comunes y la ausencia de otros. Para ella ha sido fácil deducir que si un órgano canceroso tiene factores extraños o antinaturales, será suficiente eliminarlos y el tumor desaparecerá. Pero veamos que es lo que ha encontrado en los tumores analizados, en general, en los cuerpos enfermos de cáncer: – los Áscaris; – el cobre; – los hongos: la Aflatoxina B y la Patulina; – las bacterias; – el cobalto; – el vanadio; – el ácido malónico. Los Áscaris Estos parásitos controlan el ciclo de Krebs con consecuencias importantes para el organismo, y además, en un cuerpo enfermo de cáncer, destruyen la vitamina C, quitándole un átomo de hidrógeno, o sea oxidándola. Cuando los Áscaris desaparecen del cuerpo, la vitamina C reaparece rápidamente en su forma útil, o sea con capacidad reductora. Los Áscaris además son portadores de varias bacterias, como el Ryzobium leguminosarum, el Mycobacterium avium, el M. intracellulare. En presencia de este parásito se detecta también el 20-Metil-cloranteno, que parece ser el agente carcinógeno más poderoso jamás descubierto. La Dra. Clark está convencida de que los Áscaris y las fases evolutivas del Fasciolopsis son los indicadores de los tumores humanos. El caso Áscaris es algo complejo y lo volveremos a estudiar más adelante. El cobre Cada vez que analizamos un tumor, dice, el Sincrómetro detectará la presencia de c-obre metálico, o inorgánico. Este metal reduce fuertemente el nivel de hierro sérico, lo que conduce a la destrucción del sistema inmunitario, del sistema de fabricación de hematíes, y del metabolismo energético. Es la destrucción de la vida. Ya se había notado en medicina de investigación del cáncer la presencia de cobre en los tumores y se pensaba que era una consecuencia del cáncer. Según la Dra. Clark, es justamente lo contrario, o sea que la presencia de cobre favorece el cáncer y se puede demostrar fácilmente, pues al eliminar la ingesta de cobre metálico (por ejemplo el que se ingiere con el agua proveniente de tuberías de cobre), su nivel en un cuerpo canceroso baja rápidamente. El cobre metálico tiene mucha afinidad con el azufre y los compuestos sulfurados, como el glutatione, la cisteína, la taurina y la metionina: de esta manera este metal roba el azufre que debería estar combinado con el hierro en nuestros órganos y causa los problemas antes mencionados El cobre, como decíamos, entra en el organismo proveniente del agua de las tuberías de cobre y de algunos empastes dentales metálicos o plásticos. El remedio es simple, pues es suficiente no beber el agua que fluye en tuberías de este metal y cambiar los empastes por otros no contaminados. Además, al bajar el nivel de cobre se inhibe también la proliferación de hongos. Los hongos Los hongos generan productos tóxicos llamados mico- toxinas, y cuando se analiza un tumor se encuentran sistemáticamente Aflatoxinas y Patulina que no son otra cosa que micotoxinas La Aflatoxina B Es un producto tóxico altamente cancerígeno que llega al hígado proveniente de la ingesta de alimentos que contienen mohos, mohos que no son visibles a simple vista ni detectables por el gusto. Curiosamente, cada vez que el análisis revela la presencia de alcohol isopropílico en el cuerpo, encontramos también Aflatoxina B. La explicación puede ser que la Aflatoxina B inhibe la metabolización del alcohol isopropílico y su posterior eliminación, aunque podría darse también el caso contrario; lo cierto es que si se deja de ingerir alimentos con mohos (aunque sean invisibles), el nivel de aflatoxina baja rápidamente a cero, dándole al hígado la posibilidad de metabolizar el alcohol isopropílico. Los alimentos que clásicamente contienen mohos son: las cervezas, el pan de más de dos o tres días, la fruta muy madura, los cereales y los frutos secos. Sin embargo, alimentos muy mohosos, como los quesos azules, no presentan trazas de Aflatoxina B. La Aflatoxina. B es producida por un hongo del género Aspergillus e inhibe la replicación y transcripción del ADN. La Aflatoxina B causa ictericia y cáncer de hígado. La Patulina También es una micotoxina carcinógena y está siempre presente en los tumores, pero sobre todo en las glándulas paratiroides, inhibiendo así la capacidad del organismo de defenderse de éstos. Es producida por los hongos Penicillium y la podemos encontrar fácilmente en las magulladuras de la fruta maltratada, junto con la Aflatoxina. Es curioso notar cómo la Patulina es utilizada en la medicina convencional como antibiótico. Una característica de las micotoxinas, en especial la Patulina, es que al estar presentes en las paratiroides, inhiben la capacidad de éstas de producir un Factor de Necrosis Tumoral (FNT). Todos los enfermos de cáncer carecen de FNT, todas las personas sanas lo tienen. Al parecer, la presencia de la Patulina en las paratiroides hace desaparecer el FNT, pero al desaparecer la Patulina como consecuencia del tratamiento reaparece el FNT No hay duda de que la Patulina juega un papel importante en la carcinogénesis. Ya veremos más adelante cómo eliminar todas las causas de generación de tumores. Las bacterias Las bacterias también juegan un papel muy importante en el desarrollo de los tumores, porque además de toda una serie de efectos dañinos para el organismo, tienen la característica de abastecer a las células de abundante ADN. El ADN de producción normal en un cuerpo sano no es detectable con el Sincrómetro, pero es detectable en todos los casos en que se analiza un tumor, o sea que el ADN de un cuerpo sano está escondido en el núcleo celular, mientras que en presencia de un tumor está fuera de lugar y de control. Del gran número de bacterias que existen, unas pocas especies están en condiciones de fabricar ADN utilizando la vitamina B12 como lo hace el cuerpo humano. Las especies Clostridium, Rhizobium y Lactobacillus y tal vez alguna otra todavía no detectada, son las responsables de la producción normal de ADN a partir del ARN. Las bacterias además están o pueden estar infectadas por virus. Cuando éstas penetran en la membrana celular, los virus atacan libremente el ADN de la célula huésped y participan activamente en agravar el problema. Podemos pues considerar que, cuando el Sincrómetro detecta ADN, existe un crecimiento tumoral. De todas estas bacterias, la especie Clostridium es de las más difíciles de eliminar y de las más perjudiciales. Además de modificar el ADN, produce alcohol isopropílico y se esconde sobre todo en los dientes con empastes, coronas, cápsulas, etc. y coloniza el intestino y, a veces, también el estómago y el esófago. Esta bacteria, que es posible eliminar con dosis diarias de 15OO mg de 1iidrocloruio de betaína o con yodo cuando está presente en los dientes, posteriormente se propaga también a otras partes del cuerpo cómo los pediós, pulmones…, por este motivo, un enfermo de cáncer debe extraer todos los dientes muertos, los que tienen grandes empastes de amalgama o de plástico, las coronas y cualquier arreglo metálico de la boca. Después de la extracción es necesaria una limpieza profunda, porque en lo más hondo de la herida se esconden los Clostridium, los Streptococcus y los Stafilococcus. La presencia del Clostridium genera mal olor de boca y éste sirve para su detección rápida y segura. Una vez eliminada esta bacteria del cuerpo, cosa no fácil, hay que evitar reinfectarse. Los alimentos deben estar bien cocinados. La leche fresca o pasteurizada debe hervirse con un pellizco de sal, de modo que aumente la temperatura de ebullición. La pasteurización NO ES SUFICIENTE. En su lugar se puede usar leche esterilizada (UHT). Los aminoácidos ornitina y arginina en cápsulas de 500 mg ayudan en la eliminación de esta bacteria. El cobalto El cobalto inorgánico, o sea en estado metálico, también es tóxico y tiene la característica de inhibir la utilización del oxígeno en el cuerpo, y-esto, cómo se descubrió hace tiempo, favorece la formación de tumores. Otro efecto del cobalto es el desequilibrio en la producción de proteínas plasmáticas en el hígado, lo que puede conducir por ejemplo a altos niveles de albúmina y bajos niveles de globulinas, o a la formación de mieloma múltiple y otras enfermedades. Los efectos tóxicos del cobalto alcanzan también al corazón. La medicina oficial lo sabe desde hace décadas y ha prohibido su uso farmacológico casi totalmente. Sin embargo, este metal ha reaparecido gradualmente, y ahora lo podemos encontrar en los detergentes para lavadoras (granitos azules), para platos, en los empastes dentales, en el plástico de las dentaduras, en los enjuagues bucales, y otros. Así, día tras día, estamos introduciendo y acumulando en el organismo pequeñas cantidades de cobalto sin saberlo. Si eliminásemos la presencia de metales y plásticos de nuestras vidas, en sólo tres días el equilibrio de proteínas plasmáticas en el organismo estaría restablecido. El vanadio Este metal, también inorgánico, hace que el recuento de hematíes se dispare a niveles muy altos. En el hígado produce el efecto contrario del cobalto y conduce a la formación de edema generalizado. Se podría pensar entonces que la presencia de cobalto y vanadio simultáneamente, al generar cada uno efectos contrarios. produciría un equilibrio, pero no es así. En realidad se producen los dos efectos negativos al mismo tiempo. Además, al combinarse con el ácido nucleico forma compuestos «vanadil…» que inhiben el funcionamiento del gen P53 y conducen al desarrollo de los tumores. La contaminación por vanadio puede provenir de los gases de escape del coche o del calentador de gas del agua, o del horno de gas, o de una fuga de gas en la cocina, de una fuga de refrigerante de la nevera, o inclusive de alguna vela aunque no esté encendida. Cuando se elimina la entrada de vanadio en el cuerpo, evitando de respirar el aire contaminado y la presencia en la boca de sustancias artificiales, el Sincrómetro deja de detectarlo. El ácido malónico (la familia «M») En la familia «M» hay varios componentes y todos dañinos para el organismo. Los veremos uno por uno. El ácido malónico Es otro tóxico. Ya hace 100 años que se sabe que su presencia inhibe en el cuerpo la función del oxígeno, (lo mismo que el cobalto) y favorece la formación de tumores. Este ácido es producido por las distintas fases de los trematodos, sale de los dientes de plástico, y es contenido en algunos alimentos comunes. Siempre que en el organismo haya fases de trematodos en evolución, se detecta la presencia de ácido malónico. Éste bloquea el ciclo de Krebs por el cual se genera energía en las células, y este bloqueo conduce a la formación de tumores. Las fases de parásitos también son portadoras de bacterias fungoides como los Streptomices. Cuando esta bacteria se encuentra en un órgano determinado, el Sincrómetro detecta la ausencia de ARN, mientras que en una célula sana este ácido se produce constantemente. El ácido malónico se halla sólo en productos vegetales, nunca se encuentra en estado libre en animales o humanos sanos. En estos sólo se encuentra el Malonil Coenzima A. El ácido malónico es un potente inhibidor del metabolismo, un inhibidor del uso del oxígeno y un reductor del glutatione, disminuyendo así la inmunidad de la persona afectada. Es por lo tanto necesario ser muy cuidadosos y evitar de ingerir alimentos que contengan este ácido. Por suerte no muchos alimentos se encuentran en estas condiciones. Son aproximadamente una treintena, de los cuales expondremos los más comunes. Vea la lista a continuación y, si está enfermo, evite de consumirlos: -brotes de alfalfa -albaricoque -olivas negras enlatadas, -chocolate -mermelada de uva -mango -cebolla roja -calabacín verde -judías secas menos la judía pinta -brécol -zanahorias -jengibre(piel de la raíz) -lima -algas nori -todo tipo de naranja -papaya mejicana -fruto de la pasión -rábano -salsa tamari -nabo -chirivía -caqui -la piel roja del cacahuete – tomate – el verde de trigo Hemos visto hasta ahora el gran perjuicio que este ácido puede hacerle al organismo: de aquí la urgencia de metabolizarlo y excretado. El proceso se llama metilación y requiere sobre todo vitamina B12 y ácido fólico, además de otros nutrientes. Así las cosas, la conducta más inteligente no es cómo metabolizarlo rápidamente, sino evitar de ingerirlo, manteniendo así un organismo capaz de defenderse de cualquier ataque. Evitando consumir estos alimentos, pronto se notará cómo la salud general va mejorando, se observará un aumento de la temperatura corporal y una normalización del peso. Los efectos del ácido malónico sobre el organismo, que hemos mencionado, son sólo unos pocos de los cerca de 60 que la Dra. Clark ha descubierto a lo largo de su investigación. El ácido Maleico Este es otro miembro de la familia «M» que se halla especialmente en los productos que utiliza el dentista, tales como: el material para empastes, adhesivos, aglutinantes, imprimadores, polimerizantes, etc., y se encuentra en buena compañía de otros contaminantes carcinógenos como cobre, cobalto, vanadio, ácido malónico, uretano, colorante rojo azoico nitrogenado o bisfenol-A. El colorante rojo azoico nitrogenado también se le llama Sudan 4 y es un carcinógeno muy potente. Malonato, anhídrido maleico, ácido D-málico Estos son el resto de la familia «M» y son tan tóxicos como los primeros, se transforman unos en otros y finalmente la salud del organismo paga las consecuencias. Hasta que no se eliminen todos del cuerpo, la salud no volverá. Falta más investigación sobre estos ácidos. PARÁSITOS Los Áscaris Este parásito nematodo tiene forma de gusano cilíndrico y puede causar enfermedades tan variadas como eccema, ataques epilépticos, esquizofrenia, depresión, asma y alteraciones en el VCM (Volumen corpuscular medio), dependiendo del cuerpo que lo hospeda y del órgano que coloniza. Tanto humanos como animales pueden albergar los Áscaris, cada cual su especie propia, aunque pueden pasar de un animal a un Ser humano. De esta manera muy frecuentemente el Áscaris del perro o del gato pasa al ser humano. Los Áscaris adultos mueren con el tratamiento fitoterápico Clark u otro y con las aplicaciones de corrientes por medio del Zapper, como veremos, pero los huevos contenidos en el cuerpo del gusano quedan vivos, protegidos por varias membranas, y al día siguiente salen al medio que los hospeda y 24 horas más tarde el cuerpo está nuevamente infestado. Para agravar la situación, los huevos de Áscaris son portadores, como se ha visto, de bacterias y virus Rhizobium leguminosarum, Mycobaterium avium, M. intracellulare y el Adenovirus que causarán abundantes molestias. La Dra. Clark descubrió que el ozono y la L-cisteína tienen la propiedad de penetrar todas las membranas de los Áscaris. De esta manera también los huevecillos quedarán destruidos. Hay un tratamiento de limpieza profunda, especial para eliminar larvas de helmintos y huevos de Áscaris. El programa dura tres semanas durante las cuales el enfermo tomará 3 cucharadas diarias de aceite de oliva ozonizado, por ejemplo en la ensalada o verdura cocida, además de 2 cápsulas tres veces al día de L-cisteína de 500 mg. Después de seguir este programa de tres semanas, existe la posibilidad de que queden todavía en el organismo tanto algunas larvas como los huevos que queríamos eliminar. Estos pueden esconderse en los cálculos del hígado y de la vesícula biliar. El último recurso consiste en una limpieza de hígado con aceite ozonizado, como ampliaremos más adelante. Frecuentemente los Áscaris se presentan en compañía de Bacteroides fragilis y Coxackie virus, pero éstos desaparecen junto con los Áscaris Echinococcus granulosus (o tenia del perro) y E. Multilocularis Hay algunos helmintos, como los que se mencionan, que contienen larva que a su vez contienen otras larvas y que todavía peden contener a su vez otras larvas. Estas últimas se llaman arenillas hidatídicas y no se podrían exterminar sin la ayuda del aceite ozonizado y la L-cisteína. Las larvas de las tres generaciones son portadoras de la bacteria Streptomices (bacteria gram-positiva aerobia) que utiliza los ácidos nucléicos adenina e hipoxantina, transforma los nitratos en nitritos hasta formar compuestos nitrosos que son mutágenos. Forman también una proteasa poderosa que puede destruir los tejidos, inhibe la producción celular de proteínas, transforma la urea en amoníaco (justamente lo contrario de lo que debería suceder), tiene una fuerte acción inmunosupresora en los linfocitos T Su acción en el cuerpo humano es muy dañina. Como se ha dicho anteriormente, es posible eliminar estos parásitos completamente con aceite ozonizado y L-cisteína. Posteriormente describiremos el ozonizador y la forma de ozonizar el aceite. Como se forma el tumor Ahora que hemos visto buena parte de los factores que colaboran en la formación y/o desarrollo de los tumores, ya tenemos la posibilidad de estudiar todo el proceso. Es necesario admitir o aceptar des situaciones que se están produciendo en la vida moderna a partir aproximadamente del principio del siglo xx que acaba de terminar: 1°) La alimentación humana se ha ido llenando progresivamente de microcontaminantes derivados del petróleo por una parte, y metales, metales pesados y contaminantes químicos por otra. De todo el parque de contaminantes mencionemos: – el alcohol isopropílico en todas sus formas, – el benceno en todas sus formas, – el tetracloruro de carbono, – el tolueno, el xileno, etc., – el cobre, el cobalto, el vanadio, el mercurio, el oro, la plata, – el amianto y la fibra de vidrio, – los lantánidos (o tierras raras). 2°) El ser humano está ahora fuertemente infestado por gran variedad de parásitos, unos más dañinos y otros menos, como el Fasciolopsis buskii, el Euritrema pancreaticum, el Clonorchis sinensis los Áscaris etc. Sería muy largo dar una lista completa. Pues bien, tomando en cuenta estos dos factores, la vía hacia el cáncer está abierta: – por ingestión llegan al hígado Patulina y Aflatoxinas que inhiben su capacidad de metabolizar el alcohol isopropílico. Éste a su vez es potenciado por el Clostridium (alojado en dientes e intestino); hacen su aparición los Áscaris (o tal vez ya estaban presentes), que contribuyen a la producción de carcinógenos – llegados a este punto, el Sincrómetro ya detecta en el organismo la GCH (Gonadotropina Coriónica Humana), que es un marcador tumoral. El enfermo ya se encuentra en estado precanceroso y se detecta la carencia de FNT – el siguiente paso es que del intestino se escape el Fasciolopsis buskii y encuentre su camino hacia el hígado, atraído por el alcohol isopropílico allí acumulado. – aquí el parásito empezará a depositar huevos, éstos empezarán a crecer y a diseminarse por el cuerpo. Empezará una evolución siguiendo los pasos ya descritos anteriormente, aparecerá el OH’ (orto.-fosfo-tiroseno) que es el Factor de Crecimiento Tumoral (FCT) producido al parecer por las mismas fases para su propio crecimiento. También las células huéspedes tumorales, donde se han instalado las fases, obedecerán al FCT y el tumor se volverá maligno. Es el cáncer. El drama ha empezado. Pero no es todo, pues el Fasciolopsis adulto se encuentra en el hígado, pero sus huevos en fase de evolución están o pueden estar lejos, donde las condiciones propicias para su desarrollo les hayan permitido alojarse. Allí también habrá FCT y allí también se desarrollará un cáncer. Es la metástasis. El médico convencional, ante un panorama de este tipo, con metástasis, si se encuentra con el enfermo en el quirófano, lo único que puede hacer es limitarse a cerrar, suturar y predecir x meses de vida. ¿Podemos conformarnos son eso? La Dra. Clark dice que no. Al contrario, dice: «Dadme tres semanas de tiempo y el oncólogo cancelará la operación». Si es cierto que la causa del cáncer es un parásito y uno o más contaminantes químicos, y si resulta fácil eliminar un parásito, probemos a eliminar, naturalmente con remedios naturales, el dichoso parásito, a ver qué sucede. La Dra. Clark hizo la prueba, y al eliminar el intruso, el cáncer se detuvo, desapareció la GCH y el OFT, marcadores tumorales, se acabó la malignidad dejando, eso sí, el tumor donde estaba. A continuación probó a eliminar del cuerpo todos los contaminantes químicos y los metales pesados, y el tumor se redujo hasta desaparecer. Había eliminado el cáncer con unos remedios fitoterapéuticos, al alcance de todos, y con unas nuevas normas de vida. He aquí, pues, el tratamiento que indica la Dra. Clark para curar el cáncer: – en primer lugar hemos de eliminar del organismo todo tipo de ser viviente de la especie bacteria, virus, hongo o parásito, y para esto tenemos dos caminos: la vía química de síntesis y la vía natural de la fitoterapia. Los productos de síntesis, que cualquier médico puede recetar, son productos químicos que además de eliminar parásitos producen efectos secundarios siempre indeseables, pues son productos antinaturales que en la mayor parte de los casos dañan el organismo que los recibe. Hay que anotar además que cada fármaco de síntesis elimina sólo algunos tipos de parásitos, y si consideramos que normalmente un individuo puede hospedar una docena o más de parásitos diferentes, sería necesario tomar varios fármacos al mismo tiempo, y como consecuencia soportar una acumulación de efectos secundarios indeseables. Por curiosidad, transcribiremos los efectos secundarios de un común vermífugo escogido al azar, sacado del Vademécum Internacional. Escojamos el SUFIL 500® (Lab. Elfar-Drag) que se prescribe normalmente para eliminar Oxiuros, Áscaris, Trichuris, Anchylostoma y quistes hidatídicos. Efectos secundarios: «dolor abdominal severo, náuseas y/o vómitos, vértigo, dolor de cabeza, fiebre, eosinofilia, dermatitits exfoliativa y/o prurito, pérdida de cabello, elevación de SGOT, SGPT y fosfatasa alcalina séricas, anemia, granulocitopenia, neutropenia y/o leucopenia, glomerulonefritis, disminución de la concentración de hemoglobina sérica. Durante el tratamiento pueden observarse ruptura espontánea de quistes con shock anafiláctico, infección de quistes o septicemia, bloqueo de los conductos biliares, neumotórax, hemoptisis, abscesos pulmonares, etc.». Al igual que este remedio, los demás fármacos convencionales tienen más o menos efectos secundarios. Claramente estos efectos dependen de las dosis, de la persona y de su estado en ese preciso momento, pero vistos los riesgos no se pueden recomendar productos como éstos con la consciencia tranquila, y menos dos o tres o cuatro productos diferentes. No hay que olvidar además que estos medicamentos no se pueden administrar durante el embarazo por eventual teratogenicidad. Pero si queremos librarnos de la enfermedad, claramente habrá que hacer algo: -eliminar los parásitos en todas sus fases, las bacterias, los virus, los hongos. -evitar rigurosamente de contaminar nuestro cuerpo con alcohol isopropílico, contaminantes químicos varios y metales pesados. -eliminar del cuerpo: metales pesados ya existentes y tóxicos comunes, y adoptar una forma de vida sana incluyendo hábitos dietéticos correctos. Antes de exponer el sistema de la Dra. Clark para eliminar parásitos y contaminantes, incluiremos unos datos de interés general. Si tenemos en cuenta que los remedios antiparasitarios que ofrece la farmacopea moderna son poco eficaces, hay que considerar también que tienen una lista interminable de efectos secundarios graves, se prohíbe su administración durante el embarazo; deben tenerse alejados de los niños, etc. El panorama no es alentador. Hay que recordar que hace no más de 50 años la gente todavía tenía la costumbre de tomar purgas periódicas (sea con aceite de ricino, sea con sales de magnesio, sea con otros medios). También se purgaban los niños. Esta era una buena manera de eliminar los parásitos más comunes, además de limpiar el organismo de una serie de tóxicos que se iban acumulando. Ahora, en el siglo XXI, esta costumbre se ha perdido y la humanidad, por éste y otros motivos de la misma índole, tiene el cuerpo lleno de parásitos y de productos químicos indeseables. Como consecuencia esta humanidad tan moderna está cada vez más enferma, aunque la esperanza de vida esté aumentando y las instituciones encargadas de estas tareas digan lo contrario. Y es que la humanidad, en su mayoría, tiene los ojos cerrados y no ve o no quiere ver que esta Naturaleza, que tanto estamos maltratando, nos ofrece remedios, naturales precisamente, sin efectos secundarios, que nos liberan en. pocos días de todo tipo de parásitos. Los remedios a los que nos referimos, a base de plantas medicinales, no tienen contraindicaciones, se pueden suministrar indistintamente a embarazadas y niños, adultos y ancianos, enfermos graves y terminales, con muy poca variación en la posología y poco peso para la economía. CÓMO SE ELIMINAN LOS PARÁSITOS El método Clark Entre todos los remedios que la naturaleza ofrece, la Dra. Clark ha escogido tres, (como diría la farmacopea, «de amplio espectro»), a base de nogal negro, artemisia y clavo, que ella ha comercializado con los siguientes nombres: – Black walnut tincture extra strength, – Wormwood caps, y – Clove caps. Estos tres productos tomados juntos eliminarán rápidamente más de 100 parásitos diferentes, sin efectos secundarios, sin tan sólo un dolor de cabeza, ni vómitos, ni diarreas ni nada que se les parezca. – el Black walnut es una tintura hecha a base de la cáscara exterior de las nueces del nogal americano. Si se dispone de nogales de la especie Juglans nigra, que es el nogal americano, se puede también preparar en casa. – el Wormwood es Artemisia absinthium molida y encapsulada. Debe ser encapsulada porque es tan sumamente amarga que es imposible tragar- la. Se puede plantar en el jardín de casa. – el Clove es el común clavo de olor, especia que frecuentemente se usa en la cocina y también en la farmacopea convencional. El clavo debe ser recién molido y encapsulado. Es prácticamente imposible tomarlo suelto por el sabor tan fuerte que tiene. – el Black walnut y el Wormwood eliminan el parásito adulto y sus fases de evolución. – el Clove elimina casi todos los huevos de los parásitos menos los que están protegidos por 2, 3 o 4 membranas, como los de Áscaris y los de Echinococcus. Para un tratamiento completo de desparasitización se necesitan: – 30 ml de Black walnut, – 100 cápsulas de Wormwood de 300 mg – 100 cápsulas de Clove de 500mg. – 50 cápsulas de L-ornitina Las cápsulas de L-ornitina completan el tratamiento, y sirven para eliminar (quelar) el amoníaco producido por los parásitos como desecho. El amoníaco que, vía circulación sanguínea, se concentra preferentemente en el cerebro, produce a corto plazo nerviosismo e insomnio. A largo plazo produce problemas neurológicos serios como una encefalopatía similar a la encefalopatía hepática cuando existe una insuficiencia hepática. La L-ornitina es un aminoácido y se toma por la noche antes de acostarse, pues es relajante. En el caso de que fuese necesario seguir el tratamiento durante el día, habría que sustituir la L-ornitina por L-arginina, otro aminoácido que es estimulante y más apropiado para las horas de actividad. Estos dos aminoácidos no son somníferos, simplemente metabolizan el amoníaco para su eliminación por orina y no crean adicción. Hasta ahora se ha cumplido el primer paso, o sea se ha matado el parásito y sus fases de evolución, pero pueden quedar huevos de Áscaris o de Echinococcus. Recordemos que con unas cucharadas de aceite de oliva ozonizado y cápsulas de L-cisteína eliminaremos también los huevos más escondidos, menos los que puedan encontrarse en los cálculos hepáticos y/o biliares. Éstos se eliminarán en la fase final del tratamiento cuando se llevará a cabo la limpieza de hígado con aceite ozonizado. Ya veremos esta parte más adelante. Cumplida la primera fase del tratamiento, pasaremos a la fase número 2. Eliminado el parásito, sus huevos y sus fases de evolución, nos falta el segundo componente de la causa elemental: el alcohol isopropílico. Ya hemos hablado anteriormente de este disolvente, sin embargo es tan importante su eliminación del cuerpo humano que es conveniente hablar de él una vez más. Eliminación de contaminantes químicos y metales pesados Para un enfermo de cáncer o de otra enfermedad degenerativa, no es suficiente eliminar de su organismo los parásitos: una vez hecho esto, el cáncer ha desaparecido, la malignidad ha desaparecido, ya no habrá metástasis, pero todavía queda el tumor y éste desaparecerá sólo después de que el cuerpo haya sido limpiado por dentro y por fuera. Cuando toda la parafernalia de productos y contaminantes químicos haya sido eliminada del cuerpo y del ambiente que lo rodea, la homeostasis recobrará su función y el tumor empezará a reducirse hasta desaparecer. La homeostasis es esa fuerza secreta, podríamos llamarla milagrosa o mágica, que hace que todo organismo enfermo tienda a recobrar su estado normal de salud si se quitan drásticamente todas las barreras que se lo impiden. Por esto, una vez eliminada la primera barrera, los parásitos y el alcohol isopropílico, iremos a por la segunda, o sea el resto de contaminantes químicos, metales pesados y otros que iremos estudiando. La vida moderna está profundamente relacionada con, y penetrada de productos químicos, incluyendo todo lo «natural», lo «bio», lo «light». Todo, absolutamente todo. El ser humano, por codicia, es capaz de contaminarlo todo, y por pereza o ignorancia es incapaz de rechazar lo contaminado aunque su salud esté en peligro. Contaminados están el aire, el agua (mares, ríos. aguas potables), la tierra, los alimentos, la ropa y el calzado, los muebles de casa, los vehículos, los productos de cuidado personal, todo. ¿Cómo podemos pues no sorprendemos de que la humanidad esté cada día más enferma? Todo este entorno de grave contaminación hace la tarea de recuperación (léase limpieza) de un enfermo bastante difícil, pues si quiere limpiar todo su entorno, deberá realizar un cambio de vida radical que incluya la alimentación, las costumbres y, a veces, hasta el ambiente de trabajo y la vivienda. Casualmente el alcohol isopropílico en todas sus formas no es considerado oficialmente un cancerígeno. Por esto todos los productos que lo contienen lo especifican en sus etiquetas. Aprovecharemos esta situación para desechar o rechazar (o tirar a la basura, si ya están en casa) todos los productos que contengan este disolvente o alguno de la misma familia: alcohol propílico, alcohol isopropílico, propano!, isopropanol. y todo producto desconocido que contenga «…prop. ..» en su nombre. La Dra. Clark insiste: «NO LOS ACEPTE, SI YA LOS TIENE EN CASA, TÍRELOS A LA BASURA, no los regale, (no le haga daño a nadie), ni tampoco los guarde en casa. Más vale tirar a la basura unos pocos dólares que jugarse la vida de un enfermo». Recuerde, dice, que el 100% de los enfermos de cáncer tienen ese disolvente en el cuerpo y en los órganos afectados. Las personas sanas no lo tienen. Muchos productos de cuidado personal contienen este disolvente: cosméticos, champús, sprays del pelo. Espumas, lociones, productos para afeitarse, enjuagues bucales, desodorantes, alcohol de desinfección, etc. Estos productos contienen altas concentraciones del disolvente porque forma parte de la fórmula misma, pero lo encontramos también en los alimentos empaquetados, embotellados, enlatados. Los alimentos están contaminados por disolventes a causa de los colorantes, aromatizantes y saborizantes artificiales. En los alimentos encontramos la llamada microcontaminación que además de los colorantes, aromatizantes y saborizantes proviene de los residuos de la esterilización de las máquinas procesadoras de los alimentos mismos. Así las cosas, los encontramos en los corn-flakes (cereales para el desayuno) las bebidas embotelladas (también en las de mayor venta en el mundo), el café, los descafeinados, el azúcar blanco, los suplementos vitamínicos, los extractos de hierbas, los zumos de frutas, la leche, el agua embotellada «pura de manantial»… y toda una larga lista. Prescinda de todos los productos contaminados, sustitúyalos por marcas limpias, o busque una alternativa casera. Si no lo hace, su cuerpo no podrá curarse, y si está sano, lo más probable es que en un tiempo más o menos breve, enferme. La única forma de saber si los productos están contaminados es probándolos con el Sincrómetro. Este aparato le dará la respuesta exacta, aprenda a usarlo. La analítica convencional a veces no los podrá detectar. Para explicar claramente el proceso de la curación es necesario hacer un ejemplo, siguiendo los pasos de la Dra. Clark. Supongamos que se trate de un enfermo de pulmón: esta persona empezó hace seis días un tratamiento que incluía: – 1 frasco de Black walnut tincture extra strength, – 1 frasco de Wormwood en cápsulas, – 1 frasco de Clove en cápsulas, – 1 frasco de L-ornitina en cápsulas, – 1 frasco de L-cisteína en cápsulas, – 1 Zapper (aparato electrónico para hacer comentes), – 1 Ozonizador (para preparar aceite ozonizado). En este momento, a los seis días del inicio, el cáncer ha desaparecido pues se han eliminado parásitos, huevos, fases (los únicos que pueden quedar, están escondidos en los cálculos hepáticos y/o biliares), se ha eliminado del entorno todo lo que pueda contener alcohol isopropílico. Los marcadores tumorales GCH y OFT han desaparecido. Se trata ahora de hacer desaparecer el o los tumores antes de tener que pasar por quirófano, y así recuperar totalmente la salud. Aquí están los pasos que la Dra. Clark recomienda al enfermo para conseguirlo: 1) Abandonar de manera decidida el uso del tabaco, directo e indirecto; alejarse de los lugares donde se fuma. 2) No beber, ni usar para cocinar, ni para lavar la ropa, ni para bañarse, agua que haya pasado por tuberías de cobre. Si toda la casa tiene tuberías de cobre, cámbielas por tuberías de PVC, y mientras el lampista hace el trabajo váyase de vacaciones a un hotel nuevo que tenga tuberías de PVC Existe en los Estados Unidos, un sistema que consiste en soplar en las tuberías metálicas resinas epóxicas que solucionan muy bien el problema y además eliminan la corrosión y obviamente el contacto del agua con el metal. El no usar agua con cobre elimina un factor causante de tumores. El cobre se ha encontrado presente en todos los casos de cáncer, incluyendo la leucemia, menos en la enfermedad de Hodgkin. Elimine el cobre de todo su entorno: tuberías, joyería, utensilios de cocina, prótesis dentales, etc. 3) Eliminar de la casa, (de la cocina, del cuarto de baño, del cuarto de trastos, del sótano), tirar o regalar, todo producto químico, incluyendo: – latas de pintura, quitapinturas, disolventes, cera para pisos, limpiadores de alfombras, de muebles y de vidrios, esmaltes para uñas, quitaesmaltes, limpiadores de baldosas, quitamanchas y óxidos, (todos los envases llenos, medio llenos y. vacíos), detergentes. Todo, todo producto químico debe desaparecer. Lo único que puede quedar como producto de limpieza es vinagre blanco destilado, bórax y polvo de hornear (levadura para repostería). Elimine también todos los ambientadores y perfumes o lociones, colonias, jabones, sprays, productos para el afeitado, todo 1º que se puede oler. 4) Mande de vacaciones al perro o al gato, o los dos, a casa de un amigo y hágales seguir un tratamiento antiparasitario. Perros y gatos son portadores naturales de Áscaris, Toxoplasma, Toxocara, y algunos otros parásitos. Recordemos que los Áscaris pueden llegar fácilmente a los pulmones, y que el Toxoplasma produce en la mujer infertilidad, o incapacidad de llevar a cabo un embarazo, entre otras cosas. 5) Deshágase del secador del pelo y de la secadora de la ropa. Los dos desprenden amianto que va directamente a los pulmones. Las correas de transmisión de las secadoras de la ropa contienen amianto. No las use por ningún motivo. Analice la correa de su lavadora. 6) Haga examinar su casa para detectar infiltraciones de gas radón Si el análisis es positivo, haga sellar todas las cuarteaduras y grietas que pueda haber en el sótano, los pasos de tuberías de agua y desagüe y deje abiertas todo el año las aberturas de ventilación. Si nada de eso se puede hacer, cámbiese a una casa que no tenga infiltraciones de radón. 7) Elimine todas las posibles fuentes de formaldehído. Los paneles y los papeles que cubren sus paredes, las alfombras, menos las que se pueden lavar, los muebles acolchados, son fuente segura de formaldehído. También los colchones y las almohadas nuevos lo contienen. Cámbielos, no use ninguna prenda nueva sin antes haberla lavado. Si su habitación está sobre el garaje o frente a un parking, cámbiese de habitación. 8) Elimine toda posible fuente de arsénico. Todos los pesticidas (también los perfumados, o sobre todo los perfumados), venenos para hormigas, cucarachas, ratones, pulgón de las plantas, contienen o pueden contener arsénico. También la cola del papel de las paredes lo contiene. Tire los productos y mande quitar el papel mientras usted está fuera todo el día y la casa se ventila. Mande lavar las alfombras y asegúrese de que al terminar no les pongan ningún producto (aprestos, antipolillas, etc.). No compre nada nuevo, ni coche, ni ropa, nada. 9) La fibra de vidrio hace en los pulmones un efecto parecido al del amianto. El cuerpo la reconoce como dañina y la envuelve formando quistes: la mayor parte de los tumores analizados contienen amianto o fibra de vidrio. Hágala eliminar de su casa, tanto si está en las paredes como si está en el calentador de agua, o en el aparato o los conductos del aire acondicionado, o en el horno. Sustitúyala con un producto inocuo. 10) Si tiene calefacción y/o cocina de gas, haga revisar las eventuales fugas, pues los hidrocarburos contienen vanadio. Lo mejor sería cambiar todo el sistema sustituyéndolo por un equipo eléctrico. Y lo mejor de todo sería que se fuera de vacaciones a un lugar donde no tenga todos estos problemas. De todos modos, todos estos cambios se pueden realizar en una semana y no requieren una inversión muy elevada. Pero, su vida ¿no merece acaso una inversión elevada? Un paciente de la Dra. Clark dijo una vez: ¡mejor vivo y pobre, que rico bajo tierra! El enfermo que hemos tomado como ejemplo empezará a notar mejoría cuando se dé cuenta de que el número de veces que tose durante el día va disminuyendo hasta que su tos se reduzca a cero. Si esto no sucede, quiere decir que algo ha fallado y que hay que revisar el programa otra vez punto por punto. La sanación de los demás cánceres seguirá un proceso parecido a éste, sólo que adoptando medidas específicas relativas al tipo de cáncer que se haya manifestado. Recordemos que habíamos dicho: El cuerpo tiende de forma natural a recuperar la salud si se eliminan todas las barreras que le impiden estar sano. A manera de resumen podemos decir 1. Retire de su boca todo producto artificial 2. Aleje de su cuerpo todo producto no natural 3. Aparte de su dieta todo producto no natural 4. Aleje de su casa todo producto no natural 5. Aleje de su entorno todo producto no natural. De esta manera recuperará la salud. Pero veamos uno por uno estos cinco pasos, pues cada uno merece un estudio aparte. 1) Retire de su boca todo producto artificial Este párrafo está relacionado con la medicina dental y está dirigido tanto a los enfermos como a los dentistas, pero no a los dentistas convencionales que normalmente no están de acuerdo y/o no comprenden las soluciones que aquí expondremos, porque no se corresponden con lo que se les ha enseñado en la universidad, sino a los dentistas que han comprendido o toman en consideración la posibilidad de que sus prácticas médicas adoptadas hasta la fecha hayan sido erróneas o, cuando menos, no muy adecuadas, y están dispuestos a escuchar y aprender. En esta parte del tratamiento la Dra. Clark ha tenido la asistencia técnica del Dr. Frank Jerome, médico dentista que ha estudiado a fondo los grandes problemas relacionados con la boca y para cada uno de ellos ha encontrado una solución natural. En su libro Tooth Truth, o sea «La verdad sobre los dientes» este doctor, haciéndose portavoz también de muchos otros como él, pone en tela de juicio la práctica de la medicina dental en toda su extensión, explicando punto por punto todos sus errores, y ofreciendo alternativas saludables y libres de riesgos. Considerando la importancia vital que tiene la boca en la cura del cáncer, la Dra. Clark dedica mucha atención a este tema. El libro Tooth Truth, aunque haya sido escrito para el público norteamericano, se puede y debe aplicar en cualquier parte del globo, pues los dentistas y la medicina dental son similares, cuando no iguales, en todo el mundo. Ofrecemos aquí una síntesis de los puntos más importantes e indispensables para su aplicación en el tratamiento contra el cáncer: – Según estudios hechos en Estados Unidos, al 25% de los norteamericanos al morir no les queda ni un solo diente de los 32 que les dio originalmente la naturaleza. Esta situación es fruto de 60-70 años de una estrecha colaboración paciente-dentista para ir destruyendo gradualmente una boca (el paciente, con los malos hábitos dietético-higiénicos, y el dentista con prácticas inadecuadas) que, si hubiese sido tratada correctamente, habría llegado al final del camino en condiciones mucho mejores. – Además de las ocasiones concretas en que el médico dentista desconoce totalmente cuál es el trabajo que debería hacer en la boca, encontramos mucho más a menudo de lo que se podría esperar, decisiones dictadas no por la deontología médica, sino por los intereses personales del médico, apoyados por los intereses de los laboratorios. – El mercurio, Hg, es un metal altamente tóxico, tanto en el organismo como fuera de él: no se entiende cómo agencias oficiales americanas como la ADA (American Dental Association) insistan, a pesar de las protestas y demostraciones científicas de estos hechos, en sostener que instalar mercurio en la boca del pueblo americano es una práctica correcta y beneficiosa para los receptores. Las leyes federales norteamericanas prohíben tirar los sobrantes de amalgamas y los empastes viejos sustituidos al basurero común, obligando al personal sanitario dental a tirar estos desechos en recipientes especiales para posteriormente tratarlos adecuadamente sin contaminar el entorno. Esto significa que no se debe contaminar el ambiente, pero el dentista puede contaminar la boca de sus pacientes. ¡Sin comentarios! Por otra parte, opina el Dr. Jerome, es comprensible que la ADA promueva el uso de amalgama de mercurio en lugar del moderno «composite», pues la primera es mucho más fácil de instalar que el segundo. De esta manera se puede esconder fácilmente la ineptitud de varios miles de dentistas que, si son mediocres trabajando con amalgamas, menos aun podrían trabajar con el «composite». Los empastes u obturaciones de amalgama de mercurio, que contienen mucho más que mercurio (50% de este metal, el resto metales varios todos altamente contaminantes), producen en el organismo los siguientes efectos: – depresión; – atacan el sistema nervioso, produciendo síntomas similares a la esclerosis múltiple; – aunque todavía no plenamente demostrado, parece que participan activamente en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer; – afectan directamente al corazón; – producen vasoconstricción y => aumento de la tensión arterial; – producen insuficiencia renal; – inhiben el sistema inmunológico; – facilitan abortos espontáneos; – reducen la fertilidad masculina; – son teratógenos, produciendo: paladar hendido, espina bífida, parálisis cerebral; – favorecen el fortalecimiento de las bacterias que se vuelven resistentes a los antibióticos; – junto con otros metales, producen en la boca corrientes galvánicas que destruyen los dientes y afectan a otros órganos. – atacan el cerebro produciendo síntomas como el de Alzheimer; En la boca podemos encontrar, además de obturaciones de amalgama, coronas de varios metales y cerámica, puentes, esqueléticos, ganchos, refuerzos, postes, etc. A veces, debajo de una corona de oro, se pueden encontrar obturaciones o restos de obturaciones de mercurio. Oro y mercurio juntos forman una buena pila que produce corrientes galvánicas, que rápidamente harán morir el diente y además introducirán mercurio y otros metales directamente en el torrente sanguíneo. Bajo una corona, sea del material que sea, nunca debe quedar ni la más pequeña partícula de empaste metálico. Al desaparecer el metal de la boca se observan mejoras espectaculares en la salud de los enfermos. Las obturaciones de amalgama, además de mercurio y plata, llevan en su aleación también níquel, un metal carcinógeno. También las coronas contienen níquel en el 70% de los casos. Además del efecto antes mencionado, el níquel provoca una reacción de hipersensibilidad a ese metal, que se manifiesta en el 10% de hembras y 1% de varones y sus efectos son: depresión, cambios de personalidad, y problemas en el sistema urinario. Este metal debería ser eliminado de la práctica médica dental y también de los utensilios de cocina pues, de una forma o de otra, estos están introduciendo continuamente níquel en el organismo. Además del daño causado en la boca y en el organismo por todo tipo de metales y prácticas médicas incorrectas, existe también la contaminación por bacterias que se alojan en los dientes tratados por el dentista, especialmente cuando hay coronas, postes o dientes «desvitalizados». Las bacterias se alojan en los microtúbulos que constituyen la dentina, en los cuales pueden entrar los fluidos corporales que alimentan las bacterias y derramarse las toxinas que éstas producen, pero no pueden entrar los leucocitos que las destruirían, porque son de mayor tamaño. Un diente desvitalizado puede contener una cantidad de bacterias suficiente para desafiar el sistema inmunitario. Las toxinas, llamadas tio-éteres, son llevadas por el sistema inmunitario al hígado para ser eliminadas y este último se ve grandemente perjudicado. Estas toxinas pueden invadir al mismo tiempo riñones y nódulos linfáticos, áreas biológicamente debilitadas y áreas ya anteriormente inflamadas. De todos estos percances, ninguno será achacado al diente desvitalizado. Es bien conocido el riesgo de morir que corren algunas personas por infección de las válvulas del corazón a consecuencia de las bacterias liberadas tras una limpieza de dientes. El problema más grave de todos es que la medicina considera el cuerpo humano como una máquina, y no es capaz de considerarlo como un conjunto de órganos profundamente interdependientes: los problemas de la boca son derivados al dentista, los del intestino al enterólogo, los del corazón al cardiólogo, y así adelante: si un diente está mal, lo quitamos y plantamos otro; ¿el corazón va mal? No hay problema, un by-pass o dos o tres lo arreglarán todo, y si no, un transplante. Etc. Otro
  5. trinity dice:

    Hola Un-garcia, creo que olvidaste adjuntar el enlace o el archivo…no? 🙂

  6. un_garcia dice:

    Si perdona no salio

    Cura para todas las enfermedades
    La cura para todos los Cánceres
    Limpieza de Parásitos
    Tabla del programa antiparasitario para animales
    Tabla del programa antiparasitario para niños
    Tabla del programa antiparasitario para tratamiento del cancer
    Instrucciones del Zapper
    Diabetes y Zapper
    Foro de usuarios del Zapper
    Baje “La cura para todas las enfermedades” (Inglés)
    Formato Word sin ilustraciones
    Baje “La cura para todas las enfermedades” (Inglés)
    Formato PDF con ilustraciones
    Baje La técnica Clark en español ( Formato Word)

    descargar aqui:

    http://www.urumedia.org/formarse/zapper/intro_zapper.htm

  7. Silvia dice:

    Otro artículo que encontré interesante incluirle aquí y de lo cual se sabe poco:

    Según un estudio llevado a cabo por los Dres. Robert Ramer y Burkhard Hinz de la Universidad de Rostock en Alemania, se ha demostrado que el ingrediente activo de la marihuana podría suprimir la invasión tumoral en muchos de los canceres invasivos

    Los cannabinoides, componentes activos de la marihuana, se usan ya en medicina para reducir los efectos secundarios de los tratamientos contra el cancer, tales como el dolor, perdida de peso y vómitos

    Sin embargo el nuevo estudio publicado en la ultima edición del Journal of the National Center, incluye que los componentes también pueden tener un efecto anticancerígeno.

    Los investigadores concluyen diciendo que se requiere una mayor investigación para determinar si los resultados de laboratorio serían los mismos en los humanos.

    http://www.mapinc.org/norml/v08/n076/a02.htm

    Lo que me es incomprensible, es que hace unos años me enteraba de los casos de cáncer a través de conocidos de conocidos, pero hoy en día ya son casos muy directos, tales como padres, hermanos, vecinos, amigos, etc., y creo que esto le pasará a todo el mundo.
    Por otro lado escucho y leo que la mayor parte de casos de cáncer se curan, sin embargo a mi no me cuadran los números, porque cada vez conozco o conocía personas que están a punto de morir o han muerto de cáncer. O esta afirmación es falsa o los casos de cáncer se han incrementado en un número muy considerable.

    Saludos

  8. Daniel dice:

    No confundan, Hamer dice “conflcito biológico” no sicológico. No es lo mismo.
    El primer se deba a la instastifación de demandas biológicas escenciales apara nuestra superviviencia como especies. (Y sí, los humanos los generamos muchas veces por conflictos sicológicos).

    Para entender con rigurosidad y los malos entendidos de la NMG, les recomiendo este blog:
    http://nuevamedicinahamer.blogcindario.com/

  9. Zipper dice:

    Oh! Great job!
    Very interesting and useful post.
    I add your interesting blog in my iGoogle page!
    We’ll expect many new interesting posts from you 😉

  10. sara dice:

    quisiera saber exactamente que sucede con los cuerpos residuales de las celulas que son destruidas por los rayos utilizados en radio terapia?

  11. iara dice:

    ¿hacia donde va exactamente la gente que muere?

  12. origens dice:

    Hola, Iara!
    Esta respuesta podría llegar a tener mil respuestas distintas,según el modo de pensar de cada individuo, o según su creencia o incluso, experiencia.
    La aceptación de la respuesta también dependerá de ideas preconcebidas o influídas, a menos que sinceramente, y muy sinceramente, se busque LA VERDAD.
    Personalmente, la única respuesta que te puedo dar y que he podido comprobar como de una lógica aplastante debido al resto de cosas ,que gracias a Dios conozco, es que el cuerpo queda en el sepulcro, donde vuelve al polvo, y el espiritu vuelve a Dios, pero ese espíritu no es un ser descarnado, etéreo , dentro de nosotros(esa es la falsa enseñanza satánica de la inmortalidad del alma en la que casi todas las religiones sucumben, incluso las cristianas, aunque ese concepto NO es bíblico). Ese espíritu es el aliento de vida, esa energía que Dios pone en cada cuerpo para que sea vivo y que en la muerte es retirada, y que vuelve a Él cuando uno deja de existir, ya que Él la dio.
    Por eso el texto bíblico se refiere a la muerte como estar dormido, no siendo consciente absolutamente de nada de lo que sucede ni entre los vivos ni entre los muertos. Y ese estado sólo va a cambiar cuando Jesucristo vuelva tal como profetizó, dándose el hecho de la resurrección de los muertos (aunque no de todos, al menos de momento). Posteriormente, en su 3ª Venida, el resto también lo hará, pero de un modo muy distinto. Todos esos “detalles” son más largos de explicar pero realmente fascinantes y lo seguiré contando si alguien lo considera necesario (espero que ese alguien, también puedas ser tú). Este tema aunque lo trato más ampliamente en las conferencias, merecerá un trato especial en un tema exclusivo que estoy preparando al respecto, para que las personas se den cuenta de cómo creer en la inmortalidad del alma conecta a TODOS los mortales con el ESPIRITISMO, y eso está profetizado que va a ser el peor mal y la circunstancia que llevará a fraguar El Gran Engaño de Satanás, en el cual va a caer el mundo entero, salvo una minoría, por desgracia; y para eso, ya queda bastante poco, te lo aseguro.
    Ciertamente podemos tratar todos los temas de esta vida, pero el más importante, el único que aparentemente no tiene remedio y con el que todos tarde o temprano nos vamos a enfrentar ineludiblemente, casi lo esquivamos por la inseguridad y el temor que nos genera, ya que nos hace dar cuenta de nuestra cruda realidad. Por eso, en el fondo, lo hacemos todo para distraernos, para no pensar en ese momento, en el que todo termina para nosotros, … o no.
    El propósito de Lucifer de mantenernos distraídos para no plantearnos seriamente la pregunta que nos puede llevar a entregarnos a Dios, le da muy buenos resultados: discotecas, espectáculos, videojuegos, alcohol, drogas, sensualidd desmedida, músicas, comilonas, la búsqueda de ganancias excesivas, y un largo etcétera, incluso de cosas aparentemente más sencillas pero que pueden llegar a ocupar nuestra mente en exceso.
    Pero tú, gracias a Dios, te has hecho la pregunta. Permíteme aconsejarte que leas el libro “El Conflicto de los Siglos”, de Elena White, me han dicho que lo puedes bajar de Internet. A partir del capítulo 30 hallarás buenas respuestas basadas en los escritos bíblicos, que vale la pena decir, casi nadie enseña verazmente.
    Mi deseo es que Dios te guíe a toda la verdad.
    Si crees que puedo ayudarte, dímelo.
    Un fuerte abrazo,

  13. SUGEY SIFUENTES VAZQUEZ dice:

    necesito aver si me puedeb ayudar tengo una hermana que le diagnosticaron cancer de mama hace 4 meses,me gustaria saber aparte de las quimioterapias que mas podemos hacer para que se cure,les agradezco mucho por su ayuda.

  14. trinityatierra dice:

    hola Sugey,
    la pregunta es muy comprometida porque yo parto de la base de que no hay enfermedades sino enfermos, y por lo tanto para tratar el cáncer de tu hermana hay que conocerla y tratar personalmente con ella.
    Bien, partiendo de esa base, uno de los mejores libros que se han escrito sobre todo tipo de terapias alternativas existentes además de una explicación complemamente nueva de qué es el cáncer se ofrece en este libro que te recomiendo.

    http://www.dsalud.com/libro_cancer.htm

    A partir de esa orientación, te recomiendo acudir a profesionales de la salud natural (en cualquier caso, tanto si ella decide tratamietno convenciional como si no) para empezar a entender SU TIPO de cáncer. Muchos tipos de cáncer parten de estados emocionales estresantes y por supuesto te recomendo que veas este vídeo de una entrevista al Dr. Hamer
    https://trinityatierra.wordpress.com/?s=Hamer

    Suerte y abrazos,
    Trinity

  15. atp1969 dice:

    I´m sorry, but if some of the people (or a member of the family) here must to enfrent brain cancer maybe the look about Dr Hamer will be different. Every family only receives punch after punch with the consequences of the disease. It´s very easy to say “this is fake” when you´re out of the problem. It´s the moment when you search for “alternatives”, for a solution, for an stop to all the terrible fact of living with cancer. So, meanwhile, maybe the fair thing is let the investigation continues; just an opinion…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: